Archivo de la categoría: Recursos

El precio del Sahara: Dos soldados con una misión: ponerle precio.

El reportaje original, en papel, del que procede este articulo, se puede visualizar en este enlace: http://www.milisahara.cat/llibres/reportatge/sortidasahara/index.html.

Víctor Farré y Enric Oliva firmaban el 30 de septiembre de 1975 un estudio voluminoso y detallado sobre el coste que había tenido para España la intervención descolonizadora en el Sáhara. 14.591.202.498 pesetas. ¿Por qué la quería, Madrid, esta cuantificación? Quizá por cobrar a los saharauis en caso de que fueran independientes, quizás para vender la colonia a Marruecos. EL TEMPS analiza los originales de este informe.

España quería mercadear con el Sáhara, sacar un rendimiento económico de la descolonización de ese territorio. Al mismo tiempo que los gobernadores españoles en la colonia hacían los últimos retoques a un proceso de preparación para la independencia del pueblo saharaui-que hacía quince años que duraba-, en 1975 dos jóvenes soldados catalanes del último contingente de tropas destinadas en el Sáhara recibían un encargo: valorar las inversiones y las propiedades del estado español a la colonia desde principios de los 60. En resumen, tenían que poner precio al Sáhara. Víctor Farré y Enric Oliva, de 23 y 25 años respectivamente, y recién licenciados en ciencias económicas, pasaban de lavar platos, pelar patatas y hacer tareas de soldado raso a dirigir una comisión de estudios especiales. Cómodamente instalados en una residencia de funcionarios, dejaron el uniforme de militar y disponer de un pase que les permitía obtener toda la información que les fuera necesario sobre el territorio y campar a ellos sin restricciones.

“Recuerdo que lo primero que nos dijeron es que cumpliriamos unas funciones que no podíamos contar a nadie, y que en ningún caso dijéramos que éramos militares. Nuestro encargo era valorar económicamente una hipotética descolonización en términos de traspaso de poderes a un gobierno autónomo sahariano. Se trataba de saber cuánto valía aquel territorio, y después ya se decidiría si se regalaba, se pagaba a plazos o se canjearán por algo. Sea como fuere, era un estudio que había que hacer para sentarse en una mesa de negociación, bien con el Sáhara, bien con Marruecos. Este informe sería la única valoración que tendría el gobierno español sobre la colonia. El reto era brutal “, explica Victor Farré.

Los encargaron el estudio en abril de 1975 y tuvieron listo el 30 de septiembre de ese mismo año. La cifra total: 14.591.202.498 pesetas, que hoy, 35 años después, tendrían un valor de 14,2 billones de pesetas, es decir, 85.370 millones de euros (teniendo en cuenta la tasa de actualización al 973,5% , según el Instituto Nacional de Estadística). Durante este período, el estado se jactaba ante la comunidad internacional de trabajar para convertir la colonia española en un estado independiente. Y los cargos militares del Gobierno General del Sahara creían de corazón en el proyecto, pero desde Madrid, el Ministerio de la Presidencia, encabezado por Antonio Carro, tenía otro guión sobre la mesa. Venderla oficialmente, ceder la administración de la colonia española en Marruecos.

El día de la venta. Dicho y tal hecho. El 14 de noviembre de 1975, seis días antes de la muerte de Franco, se firmaban los acuerdos de Madrid. Sobre el papel, se trataba de una declaración de principios entre el estado español, Marruecos y Mauritania respecto al Sáhara Occidental. España transfería la administración de la colonia, pero no la soberanía, a Marruecos ya Mauritania. De estos acuerdos sólo se hizo pública una imprecisa declaración: “España se propone poner fin definitivamente a su presencia en el Sáhara, a más tardar, el 28 de febrero de 1976. En el intervalo, se propone transferir sus poderes y responsabilidades a una administración temporal que se constituirá para la adscripción de los gobernadores adjuntos-marroquí y mauritano-actual gobernador general. Colaborará la Yemaa, que expresará la opinión de la población. “

La ley de descolonización del Sáhara fue aprobada por las Cortes españolas el 16 de noviembre y, a finales de enero de 1976, los últimos militares españoles abandonaban la colonia. Tres años más tarde, en agosto de 1979, Mauritania se iba de la parte sur y dejaba todo el territorio en poder de Marruecos.

Los anexos del pacto. Tal y como consta en el acta de las conversaciones entre las delegaciones del Reino de Marruecos, la República Islámica de Mauritania y España a propósito de los aspectos económicos derivados de la transferencia de la administración del Sáhara, la única cuantificación que podría considerarse indemnización hacía referencia a la pesca. Acordaba que, durante veinte años, 800 barcos españoles podrían faenar en aguas del Sáhara pagando un canon modesto a partir del quinto año y, además, España podría mantener el control del 60% del negocio de los fosfatos, que entre Marruecos y el Sáhara sumaban casi el 100% de la producción mundial. En segundo lugar, se crearía una comisión mixta para inventariar la lista de bienes públicos españoles que serían transferidos como parte integrante del territorio, y la de aquellos bienes que pudieran ser objeto de transferencia mediante el pago de una indemnización. Estos acuerdos, sin embargo, nunca fueron respetados por Marruecos, y el estado español nunca hizo un casus belli.

Nunca se hacía referencia a un precio de venta, pero los acuerdos de Madrid constan unos anexos secretos donde, quizás, aparecía el informe de los dos soldados catalanes. Si Marruecos pagó o no las 14.591.202.498 pesetas posiblemente no se sabrá nunca a ciencia cierta-el gobernador general del Sahara, Gómez de Salazar, y el secretario general, Rodríguez de Viguri, ambos muy disgustados con la entrega de la colonia a los marroquíes , son muertos-, pero tanto Víctor Farré como Enric Oliva, que lo rememora la entrevista que publicamos en las páginas 28 y 29 y que ya lo adelantó al semanario del Empordà Hora Nova, Recibieron la medalla del Mérito en África para su estudio económico.

Y, aún más, la tarde que se firmaron los acuerdos de Madrid, ambos soldados fueron llamados al despacho de los máximos mandatarios del gobierno general del Sáhara. Allí, Gómez de Salazar y Rodríguez de Viguri les informaban que el proceso de independencia había fracasado, pero que, al menos, les quedara el consuelo que el traspaso se había hecho exactamente por el precio que los jóvenes catalanes habían calculado.

El documento, de un centenar de páginas, desgrana minuciosamente todo tipo de propiedades, desde edificios hasta material fungible de oficinas, pasando por inversiones en agricultura, carreteras hechas o material de señalización marítima. Algunas dificultades de acceso a la información, sobre todo en cuanto a edificios y las extensiones de terreno, hicieron que los economistas noveles advirtieran de un margen de error en el cálculo aproximado del 3%.

En el texto introductorio los autores remarcan que en todo momento han utilizado “informes directos de todos los servicios de este gobierno, especialmente los de Arquitectura, Registro de la Propiedad, sección de Patrimonio y Hacienda y el Instituto Nacional de la Vivienda”, además de “informaciones recogidas in situ por esta Comisión Especial “. A modo de ejemplo, el valor de los inmuebles propiedad del gobierno español a la colonia a los treinta núcleos de población existentes ascendía a 3,360,243,768 pesetas.

En el capítulo de obras públicas se inventarían las obras a precio de coste y se actualizan los valores aplicando un coeficiente combinado de depreciación y revalorización. Según los cálculos, la cifra invertida alcanza 8462623073 pesetas, es decir, más del 50% del total contabilizado estudio. En este ámbito, el trabajo fue un poco más sencilla, porque disponían de una estadística completa del kilometraje construido y el precio por kilómetro actualizado. Como el coste en la construcción de carreteras era muy alto, Farré y Oliva consideraron oportuno hacer una aclaración que, de paso, ponía de manifiesto la voluntad descolonizadora del gobierno del Sahara: “Este valor es tan elevado porque en la construcción de pistas se utiliza preferentemente mano de obra, en detrimento de métodos de construcción más eficaces y no tan costosos. Este hecho obedece a la política de lucha contra el desempleo, que ha sido una de las preocupaciones constantes del Gobierno en este territorio. “En este apartado se llegaron a contabilizar hasta las cloacas-en 1965 se habían invertido tres millones de pesetas en el sistema de alcantarillado-, las tuberías de agua y el alumbrado.

En arquitectura, el informe cuantifica el valor de hospitales, dispensarios, políticas sanitarias contra el cólera, polideportivos, piscinas, casinos, viviendas y también mezquitas, iglesias, mercados y mataderos, entre más. El valor de los edificios religiosos, mataderos, cementerios y mercados, por ejemplo, ascendía a 57 millones de pesetas, mientras que el gasto en hospitales y atención sanitaria era de 61 millones. La mayor partida se había destinado a la construcción de viviendas id’urbanitzacions: 215 millones a precio de coste.

Incluso en el capítulo de agricultura, Farré y Oliva cuantificar el coste de la ganadería que también pertenecía al gobierno español. Los animales habían costado 2,2 millones, y en terrenos, cultivos y edificios y explotaciones ganaderas se habían invertido 105.280.000 pesetas. El estudio también calcula el valor del parador de turismo del Sáhara, 218.928.986 pesetas.

Dos modelos de evacuación. En el apartado que cuantifica bienes muebles, los autores ya hacen referencia evacuación del territorio y exponen dos supuestos: “En el supuesto 1 evacua todo el material, y en este caso se facilita peso, volumen y zona de embarque del material. En el supuesto 2 evacuan sólo algunos bienes que por sus características son especialmente rentables y siempre que evacuarlos no implique una grave distorsión en el funcionamiento de los servicios. En este caso se valora el material que se quedará en el territorio. “En la relación de bienes muebles por servicios aparecen, por ejemplo, Radio Sáhara, valorada en 25 millones de pesetas, la delegación de ciegos, con unos bienes que se valoraron en 49.048 pesetas, dos cámaras Polaroid Mini Portrait M 40, por un importe de 75.000 pesetas, o un videocassete Philips, valorado en 65.000 pesetas. En el supuesto de que sólo tuvieran que evacuar a los materiales más costosos y que se dejaran en el territorio los imprescindibles para el normal funcionamiento de los servicios o los de escaso valor, los bienes transportados abandonados en el Sáhara sumarían 94.855.405 pesetas.

Cerrado por evacuación. Habiendo terminado el trabajo de poner precio a la colonia española, los dos economistas catalanes recibieron un segundo encargo: calcular las indemnizaciones a que tendrían derecho los propietarios de negocios cuando tuvieran que abandonar el territorio. El documento es firmado el día 15 de noviembre de 1975, justo el día siguiente que se firmaron los acuerdos de Madrid.

Pero, lógicamente, el trabajo de campo y los cálculos se habían empezado mucho antes. Farré y Oliva explican que enviaron cuestionarios a las empresas, desde las más grandes hasta pequeñas tiendas. Solicitaban información sobre partidas del balance, como los recursos propios, el volumen de ventas y los beneficios, además de las inversiones realizadas en el negocio los últimos años. La información se complementó con los datos que poseía Hacienda.

En la introducción del estudio se deja claro que los economistas ya huelen que el Sáhara acabará en manos marroquíes. “El objeto de este estudio es determinar unos créditos a conceder a las empresas propiedad de europeos [nombre con el que designaban los españoles que vivían en el Sáhara pero que eran originarios de la península, mientras que los saharauis, aunque tuvieran DNI español, eran llamados nativos], Que han tenido que abandonar el territorio, porque en parte puedan reanudar sus negocios en otra provincia española. “

Si el Sáhara Occidental debía ser independiente, no era necesario que las empresas abandonaran el territorio. Por lo tanto, cuando se hizo el informe, durante octubre y los primeros días de noviembre de 1975, ya había muchos rumores en el territorio sobre la cesión a Marruecos. La comisión de estudios especiales propuso dar créditos a un interés del 6% a un plazo de diez años, con un primer año exento del pago de la cuota pero no de los intereses. “Era una manera de indemnizarlos sin tener que pagarlos de golpe”, explica Víctor Farré, que recuerda que también propusieron que los créditos se concedieran sin ningún tipo de aval, “porque la mayoría eran gente con el única solvencia de un pequeño negocio o su trabajo “.

Dinero para retomar el negocio. El presupuesto global de créditos a conceder a las empresas propiedad de europeos residentes en el Sáhara ascendía a 803.670.000 pesetas para un total de 325 negocios. La empresa distribuidora de combustible CEPSA cobraría 11 millones de pesetas, mientras que en la parte baja están los bares, con indemnizaciones entre 350.000 pesetas y 500.000. La sala de fiestas Ebano Club debería recibir 3.300.000 pesetas; Insamarta, fábrica de harinas y pescado, percibiría 18.000.000 de pesetas, mientras que el cine de al-Aaiún debería ser resarcido con 7.500.000 pesetas. En total, Farré y Oliva ponen precio al cierre para evacuación de más de 300 empresas, entre las que también había un pescador catalán dedicado a la compra-venta de langostas, que tendría derecho a 4.000.000 de pesetas.

Pero los empresarios llegaron a cobrar estas compensaciones, en forma de cheque o de crédito blando? Rafael de Valdés fue el representante español en la comisión tripartita que negoció la cesión a Marruecos en los acuerdos de Madrid. Y, aunque oficialmente no tenía el cargo de gobernador general del Sahara para que la colonia ya no era española, quedó en el territorio hasta el 28 de febrero de 1976. Luego presidió la comisión liquidadora en Las Palmas, que, de hecho, era la antigua delegación de Hacienda en el Sáhara.

Esta comisión ya había desembolsado 163 millones de pesetas en concepto de indemnización por desarraigo a 3.500 evacuados cuando comenzó a estudiar el pago de compensaciones a comerciantes y empresarios. El organismo era integrado por varios delegados ministeriales. Tenía que hacer estudios sobre los negocios que reunieran las condiciones para percibir indemnizaciones. Estas condiciones eran: que el inmueble en que se encontrara el negocio o industria no se pudiera desmontar, que las materias primas no pudieran ser evacuadas o que se hubieran perdido durante el trayecto, o cualquier otro perjuicio que se pudiera justificar directamente por la descolonización.

El hijo del presidente de esta Comisión, también Rafael de Valdés, confirma que los pagos a los propietarios se hicieron: “Mi padre presidía esta comisión en Las Palmas, que efectivamente pagó indemnizaciones a los comerciantes que vivían en el Sahara, muchos de los cuales rehicieron su vida en Canarias. Si Marruecos pagó una compensación económica en España por la cesión no lo puedo asegurar, pero no me parecería tan extraño “, asegura.

Fosfatos y pesca, clave de bóveda. Aparentemente, el Sáhara Occidental es desierto. Pero tras este territorio siempre se ha escondido una tupida red de intereses históricos, económicos y geostratègics entre España y Marruecos, que explican por qué finalmente la colonia española no obtuvo la independencia. Marruecos quería el control absoluto de los abundantes recursos naturales del desierto, especialmente la fosforita, una roca que contiene pentóxido de fósforo, componente esencial del ácido fosfórico. Este producto es de gran interés para la agricultura, porque es un componente de los fertilizantes. La mina de Bucraa, una de las más grandes del mundo, fue descubierta en territorio saharaui en 1963. Al precio actual, los fosfatos procedentes de esta mina enriquecen las arcas del reino de Marruecos en unos 1.250 millones de euros anuales.

Posiblemente, el hallazgo de esta mina hirió gravemente las aspiraciones de independencia del Sáhara Occidental, aunque tres años antes el gobierno español ya había comenzado el proceso de descolonización.

Por otra parte, la industria pesquera también explica la conjunción de intereses que 35 años después mantienen bloqueada la situación nacional del Sáhara. La costa sahariana es un punto estratégico para Marruecos. De hecho, entre el 70% y el 90% de las capturas marroquíes embarcan en territorio sahariano.

Los incidentes recientes en el Aaiún han vuelto a llevar la actualidad el conflicto. El motivo de estos incidentes es que Rabat desmantelar a la fuerza el campamento de saharauis instalado en las afueras de la ciudad que reclamaban la mejora de sus condiciones económicas. El Frente Polisario y Marruecos han comenzado conversaciones, y el día 13 de diciembre, la UE abordará con Marruecos la situación en el Sáhara Occidental. Mientras tanto, el gobierno español mantiene posiciones ambiguas respecto al territorio que hasta hace poco más de tres décadas era una provincia más.

Gemma Aguilera

Este post es copia del reportaje original publicado en http://www.eltemps.net/web/index.php?option=com_k2&view=item&id=3334:dos-soldats-amb-una-missio-posar-preu-el-sahara&Itemid=220 y traducido automaticamente por Google del Catalan.

Este es el segundo de los tres articulos digitales publicados por la revista EL TEMPS en su numero del 07 de diciembre de 2010 – Número 1382, dentro del reportaje, en exclusiva, relativo al coste que se estimo en los dias finales del Sahara como la ultima provincia española

Caravana por la Paz, desde Granada, alimentando la esperanza

La subsistencia alimenticia en los campamentos de refugiados saharauis depende prácticamente en su totalidad de la ayuda exterior. Desde 1975 diversas agencias humanitarias internacionales oficiales, entre los que destacan el Alto Comisionado de Naciones Unidas (ACNUR), la Oficina humanitaria de la Comunidad Europea (ECHO) y el Programa Mundial de alimentos (PAM), proporcionan alimentos a la población refugiada, mediante envíos de: arroz, aceite, legumbres, harina, leche en polvo, azúcar, etc. Alimentos que no siempre llegan con regularidad ni en la cantidad precisa, dándose situaciones de carencia y retraso importantes. La población refugiada vive situaciones límites ya que no debemos olvidar la dureza y escasez en la que sobreviven.

La organización encargada de la distribución de estos alimentos es la Media Luna Roja Saharaui (M.L.R.S.) a través del Comité de suministros. El reparto se realiza de acuerdo con una cuota establecida para cada familia y/o institución.

Tratando de reducir la dependencia exterior, las autoridades saharauis, a través del Ministerio de Desarrollo Económico de la R.A.S.D. y en colaboración con organismos y ONGs internacionales, han impulsado diversos proyectos para lograr el autoabastecimiento sobre todo de productos frescos. Así se pusieron en cultivo más de 100 ha. De terreno, se construyó una granja avícola, ovina y camellar (camellas lecheras).

Pero en cualquier caso, todas estas iniciativas no llegan a satisfacer las necesidades alimenticias de la población refugiada por lo que se hace imprescindible continuar con la cooperación y la ayuda humanitaria.

La Asociación Granadina de Amistad con la R.A.S.D. desde 1997 a través de proyectos cofinanciados por la Diputación de Granada y diversos ayuntamientos, envía anualmente este tipo de ayuda

Toda una red solidaria se pone en marcha: colegios, escuelas, particulares, empresas, ayuntamientos. Todo canalizada por las diferentes Asociaciones de Amistad con el pueblo saharaui , que con proyectos que se basan en el envío de camiones, tráileres, cargados de alimentos no perecederos , medicamentos y ropas, a los campos de refugiados , tratan de ampliar y mejorar la salud y el bienestar de estas personas.

En los campos de refugiados son los ancianos, mujeres y niños los que más sufren esta situación de precariedad, por ello este proyecto va más allá, buscando atender a la población más vulnerable, disminuyendo las patologías por desnutrición infantil, reforzando la prevención en salud, suministrando medicamentos y contribuyendo junto con las autoridades saharauis a garantizar la alimentación de la población refugiada.

Una fecha para borrar del calendario

El 14 de noviembre deberíamos borrarlo del calendario. Es una fecha que debería avergonzarnos. Ese día, en 1975, se firmaron papeles mojados sobre el Sáhara. El Acuerdo tripartito de Madrid o Acuerdos de Madrid es el nombre simplificado de la Declaración entre España, Marruecos y Mauritania sobre el Sáhara Occidental. Estos documentos se componen de una declaración política y varios anexos secretos. La declaración estipula que España transferirá la administración del Sáhara Occidental (pero no la soberanía) a una administración temporal tripartita con España, Marruecos y Mauritania. Lo cierto es que después, la ONU no ha considerado ni a Marruecos (ni, en su momento, a Mauritania) como potencias administradoras del territorio del Sáhara Occidental, que sigue en la lista de territorios pendientes de descolonización.

Los anexos secretos económicos estipulaban la cesión a Marruecos del 65% de la empresa FosBucraa, que explotaba los ricos yacimientos de fosfatos del Sáhara Occidental, a cambio de que España obtuviese derechos de pesca para 800 barcos durante 20 años. Los de materia de pesca fueron incumplidos por Marruecos. Los Acuerdos de Madrid fueron un paso importante de la dinastía alauí en la consecución de su proyecto de Gran Marruecos. Después de tantos años de abandono y dejación hacia el pueblo saharaui, la fecha del 14 de noviembre debería ser para los ciudadanos sensibles una fecha vergonzosa.

Este post es copia del publicado por , Córdoba el 13 de Noviembre en el diario digital El Pais en el siguiente enlace http://elpais.com/elpais/2012/11/12/opinion/1352744035_275336.html

Proyecto Renovables por el Sahara, presentacion en Cadiz

Presentacion del Proyecto de la Asociación Cívica ambientalista SUSTENTA para el impulso de la soberanía alimentaria del pueblo saharaui.

El grupo de voluntarios de Dajla colabora estrechamente con esta ONG Andaluza en la consecucion del proyecto, el cual podeis consultar en detalle descargandoos el  “Informe Sahara” 

Os comunicamos que este próximo jueves 16 de Agosto a las 21 horas, en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Medina Sidonia en Cádiz, el escritor y vicepresidente de SUSTENTA Miguel Gilaranz, impartirá una charla para dar a conocer este proyecto, que tiene como objetivo contribuir a la soberanía alimentaria de los campos de refugiados del Sáhara, en un momento de disminución de la ayuda internacional, que está provocando carencias nutricionales entre la población.

Ong Sustenta y ONG DajlaEl proyecto SUSTENTA se encuentra en fase de creación de la infraestructura logística y de conocimientos, para el establecimiento de un sistema sostenible de bombeo de agua para irrigación del Nuevo Huerto del campo de refugiados de Dajla, mediante un diseño de molino eólico simplificado y especialmente adaptado a las características de la zona.

Lo novedoso del proyecto, radica en que SUSTENTA enviara a Dajla a varios miembros de la organización, encabezados por un ingeniero, quienes instruirán a jóvenes saharauis en la construcción de estos molinos con los materiales disponibles en la zona y montar una línea de producción de molinos en sus talleres, dentro de un acuerdo de colaboración firmado entre SUSTENTA y Salem Lebsir, gobernador de Dajla. En palabras de Jesús Martínez Linares, presidente de SUSTENTA “El objetivo no es darles el pez, ni siquiera darles la caña, sino enseñarles a construir la caña”.
La última fase de este excepcional proyecto consiste en documentar paso a paso, mediante fotos y video, todo el proceso de construcción y elaborar un completo material docente, traducido a varios idiomas, que pueda ser utilizado por quien lo necesite en cualquier punto del planeta.

Página web del proyecto.
http://www.sustenta.org/proyectos/sahara/ desde donde se pueden descargar el “Informe Sahara”

Disponemos de galería de fotos del proyecto,
http://www.sustenta.org/galer%C3%ADa-de-fotos/renovables-para-el-sahara/

Y podeis desgargar el PDF con la ultima version del proyecto en http://www.sustenta.org/app/download/6159186680/InformeSaharaSUSTENTAv1.6_LD.pdf?t=1338406421

Si desean contactar con el ponente puedes hacerlo en:
Miguel Gilaranz 607 58 64 73
gilaranz@gmail.com
www.gilaranz.es

Sobre el Sahara Occidental

Muchas personas me preguntan sobre el porque de nuestra actividad con los saharauis, muchas personas en España y en todo el mundo desconocen la realidad de este pueblo, quizas este post les ayude a comprendernos.

PD: A los mas interesados les recomiendo este enlace con toda la DOCU OFICIAL al respecto http://www.wshrw.org/indice-documentos/

Mapa del Sahara Occidental con los muros que la diciden

El Sahara Occidental, es un país del norte de África calificado como territorio no autónomo por las Naciones Unidas. Su extensión es de 266.000 kilómetros cuadrados y su población es de unos cientos de miles de personas. El territorio está actualmente dividido por un muro de más de 2.000 kilómetros plagado de millones de minas antipersonales que incluso invade Mauritania. La zona al oeste del muro constituye el territorio ocupado por Marruecos. La potencia ocupante explota las riquezas del territorio (pesca, fosfatos, arena, agricultura de invernadero). Las zonas al este de esa berma forman los territorios liberados por el pueblo saharaui. La población se halla repartida entre ambas zonas, los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (sudoeste de Argelia) y la diáspora en otros países, fundamentalmente Mauritania y España.

El Sahara Occidental es un territorio que limita con Marruecos al norte, con Argelia al este, con Mauritania al sur y al este y con España al oeste.

En 1975 fue invadido por Marruecos y Mauritania al amparo de un acuerdo internacional ilegal concertado por estos dos países con la potencia administradora del territorio, España, para negar al pueblo saharaui su derecho internacionalmente reconocido a la autodeterminación y a la independencia. Tras la retirada de España en 1976, Marruecos y Mauritania formalizaron una partición del territorio. En 1979, Mauritania se retiró del Sahara Occidental. En 1975 el pueblo saharaui, representado por el Frente Polisario, inició una guerra contra la ocupación para defender su derecho a la autodeterminación y a la independencia. En 1991, las Naciones Unidas aprobaron un Plan de Arreglo, acordado por las dos partes del conflicto, Marruecos y el Frente Polisario, para poner fin a la guerra y organizar un referéndum de autodeterminación para elegir entre la independencia o la integración en Marruecos. La monarquía marroquí ha obstaculizado hasta hoy la celebración de dicho referéndum.

Desde el momento de la invasión, el gobierno marroquí ha violado sistemáticamente los derechos humanos del pueblo saharaui en todos los planos. Civil y políticamente, no sólo ha negado el derecho a la autodeterminación y a la independencia del pueblo saharaui, sino que ha llevado a cabo una política de genocidio, desapariciones, torturas y encarcelamiento de todos aquellos que han defendido ese derecho. Económicamente, el gobierno marroquí ha realizado una política de saqueo de los recursos del territorio y de búsqueda de complicidades de inversores externos para asentar colonos que alteren la composición demográfica del territorio e impidan la autodeterminación e independencia del mismo. Culturalmente, el gobierno marroquí se ha dedicado a destruir las huellas de la historia saharaui anterior a la ocupación marroquí.

Un proyecto japones podria proporcionar del sahara el 50% de la energia mundial.

El proyecto japonés “Super Apolo” pretende que el Sahara proporcione la mitad de la energía que necesita el mundo

“The Sahara Solar Breeder Project” es un gran proyecto gestionado por científicos japoneses, líderes en su campo en distintas universidades, cuyo objetivo es proporcionar la solución definitiva a nuestra dependencia de los recursos energéticos finitos. Este proyecto utilizará el desierto más grande del mundo, el Sahara, como fuente de energía casi ilimitada.

Los desiertos tienen luz del sol sobre ellos en un área inmensa, y su arena contiene una gran cantidad de sílice, la materia prima para el silicio. La idea nipona es construir plantas de fabricación de silicio en el desierto, con el que fabricar paneles solares y que, a su vez, den lugar a plantas de energía solar en el desierto.

La energía obtenida se utilizará para construir más de plantas de silicio, que generarán más plantas de energía para un “mejoramiento” progresivo del proceso. En el futuro, estas plantas podrían suministrar energía a todo el mundo, a través de líneas de superconductores de alta temperatura.

La idea gira sobre una premisa básica: si somos capaces de usar arena del desierto para hacer una sustancia que proporciona energía (silicio), esta será la clave para resolver el problema medioambiental que nos acecha. En su fase inicial, se estudiará la posibilidad de fabricación de silicio de alta pureza con la arena del desierto y la construcción de un superconductor a alta temperatura que pueda operar a larga distancia.

Lo que se quiere establecer en esta primera fase es la tecnología para, usando arena del desierto, lograr fabricar una tonelada de silicio al año, mientras se recopilan datos básicos para la solución de problemas, como posibles protecciones contra las tormentas de arena o la forma de conectar la fuente de alimentación desde el desierto al resto del mundo a través de superconductores, cables que deben ser enfriados con nitrógeno líquido en un clima tropical y que necesitan estudios sobre la profundidad a la que deben ser enterrados para reducir al mínimo las fluctuaciones de temperatura.

El objetivo final es lograr una planta solar con una capacidad anual de al menos 100 GW para 2050, lo que realmente ayudaría a resolver el problema de energía del mundo, ya que sería capaz de suministrar la mitad del consumo de la Tierra. El líder del proyecto, el profesor Hideomi Koinuma, lo llama el “Super Proyecto Apolo”, en honor al dios griego.

En la antigüedad, la energía del Sol se creía que era el poder del dios Apolo. La idea es que el proyecto “Super Apolo” cree un cambio de paradigma en el sistema energético del mundo, mediante el aprovechamiento de la energía solar a través de superconductores.

El nombre del proyecto significa la intención de beneficiar a la humanidad, de modo que trascendería al proyecto original en el que la NASA ponía un hombre en la Luna, para ponerlo en las calurosas tierras saharianas. Los científicos japoneses detrás de Apolo creen que la tecnología nipona podría ayudar a resolver el problema de energía del mundo, y también mejorar la ciencia, la tecnología y los niveles de vida en África.

Y es que otro de los objetivos principales de este proyecto es la formación de científicos e ingenieros de países en desarrollo, para capacitar a las personas y trasladar la tecnología bien conocida de los países desarrollados para enseñar a la gente cómo usarla; “Nuestro objetivo es trabajar juntos desde la etapa de investigación básica, para que podamos descubrir y criar a los científicos e ingenieros con talento en África, que a la postre serán los que nos ayuden a salvar el mundo”, afirma el profesor Koinuma a DigInfo TV.

Por eso el proyecto Sahara Solar Breeder, aunque se realiza por un conjunto de universidades de Japón y Argelia, a través del Proyecto Internacional de Investigación sobre Temas Globales, en última instancia requerirá de un esfuerzo de todo el mundo, especialmente de los países del norte de África.

Probabilidades para que el continente negro sea nuestra salvación: Lejanas. Fabricar silicio con arena de desierto…todavía no es posible; tender superconductores HVDC a larga distancia…todavía no es posible; demasiado ambicioso incluso para los japoneses. Aunque enormemente esperanzador si se mira a 30 años vista.

Este post es copia del original publicado el 29 Noviembre 2010  por Daniel Civantos en http://blogs.lainformacion.com/futuretech/2010/11/29/superapolo/

Con dinero marroqui, lobbies americanos atraen empresas pesqueras al sahara

No es la primera vez que Marruecos ha tratado de hacer uso de los derrames de petróleo para atraer pescadores al país ocupado. También en 2002, cuando el petrolero «Prestige» provocó un desastre ecológico en las costas de España, Marruecos logró convencer al Gobierno español para que enviase a sus pescadores al Sáhara Occidental.

Los pescadores de Louisiana, víctimas de la marea negra del Golfo provocada por BP, podrían estar trasladando su lugar de trabajo a un país ocupado, apoyando así a un régimen ilegal y brutal. Esta podría ser la realidad si los grupos de presión de Washington consiguen lo que pretenden.

Comunicado de prensa, Western Sahara Resource Watch, 30 de julio de 2010.

En el territorio ocupado del Sáhara Occidental, un país situado en el noroeste de África, los manifestantes pacíficos son objeto de graves violaciones de los derechos humanos cuando se manifiestan a favor de su legítimo derecho a la independencia. Marruecos ocupó ilegalmente el territorio en 1975 y el gobierno de Marruecos utiliza todos los medios a su alcance para consolidar la ocupación, mediante la atracción de empresas extranjeras en el territorio.

Un grupo de lobistas de Washington está intentando que el Sahara ocupado sea el nuevo paraíso de los pescadores de Louisiana afectados por el derrame de petróleo del Golfo.

“La marea negra provocada por BP es un desastre inimaginable para todo el entorno de la Costa del Golfo. Pero, con independencia de nuestro apoyo y solidaridad con los pescadores de Louisiana que han visto arruinado su medio de vida, esperamos que rechacen todas las ofertas para entrar en negocios turbios que sólo prolongarían los sufrimientos del pueblo saharaui del otro lado del Atlántico “, declaró Sara Eyckmans, Coordinadora de la organización internacional Western Sahara Resource Watch.

La actividad de las empresas extranjeras en el Sáhara Occidental es usada por Marruecos para ganar puntos políticos en su ocupación y para financiar su costosa presencia militar en esta zona rica en recursos.

“Mientras Marruecos pueda atraer empresas al Sáhara Occidental y gane dinero con la ocupación ilegal, las dificultades y los sufrimientos del pueblo saharaui no harán más que prolongarse. Hacemos un llamamiento a los pescadores de Louisiana y a los legisladores de EE.UU. para que encuentren otras maneras de evitar el problema, que no sean las de aprovecharse de los recursos que pertenecen al pueblo saharaui oprimido”, declaró Eyckmans.

Según el bien informado servicio de noticias Africa Intelligence, dos grupos de presión pro-marroquí en Washington han recibido 140.000 dólares con el fin de “atraer a las empresas pesqueras desplazadas desde el Golfo de México y las tecnologías de producción para ayudar a Marruecos a modernizar su industria pesquera”. El grupo de presión pagado por Marruecos está encabezado por un nativo de Louisiana y un ex miembro de la Cámara de Representantes de Mississippi .

El pueblo saharaui ha pedido reiteradamente a la comunidad internacional que no se involucre en negocios con Marruecos que afecten a sus recursos naturales. La mayoría de los trabajadores del sector de la pesca en el Sáhara Occidental son hoy en día colonos marroquíes, que Marruecos ha traído al territorio, en violación de la Cuarta Convención de Ginebra. Marruecos se niega a otorgar la autodeterminación a los saharauis, un derecho avalado por más de 100 resoluciones de la ONU. La Corte Internacional de Justicia ha considerado las reclamaciones de Marruecos en el territorio carentes de fundamento. El gobierno de EE.UU., asimismo, ha declarado anteriormente de forma explícita que el Sáhara Occidental está excluido de los acuerdos de libre comercio entre Estados Unidos y Marruecos.

La explotación del Sáhara “sale cara” a dos empresas de EEUU

El fondo de inversion noruego, KLP, ha excluido de su cartera de inversiones a las compañías estadounidenses sac_flix_foret.jpgFMC Corporation y PCS, debido a que compran fosfatos en el Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí, lo cual es “ilegal”, al no contar con el permiso explicito de los saharuis ni sbeneficiarse de ello.

De acuerdo con la doctrina de la ONU, esta actividad sólo sería legal si la población autóctona se beneficiara de ello y además diera su consentimiento explícito. Las autoridades marroquíes, que carecen de título legal alguno sobre la ex colonia española, nunca han ofrecido pruebas de que estas condiciones se cumplan.

Trabajadores saharauis de la mina de fosfatos de Fos Bucraa. - WSRW

“La explotación de los recursos naturales de zonas ocupadas y especialmente del Sáhara Occidental fue declarada ilegal por el [ex] subsecretario general para Asuntos Legales de la ONU [Hans Corell] en 2002”, explicó Jeanett Bergan, directora de inversiones responsables de KLP, en un comunicado en el que la empresa anunciaba su decisión.

Un dictamen de la ONU condena la explotación de los recursos saharauis

KLP es un inversor “de primer orden”, que gestiona fondos de pensiones de 333 ayuntamientos noruegos y 2.300 compañías, entre las que se encuentran 35 empresas estatales, explica Javier García Lachica, de la sección española del Observatorio de los Recursos Naturales en el Sáhara Occidental (WSRW, en sus siglas en inglés).

La filial española de FMC

Según WSRW, una de las compañías que este inversor ha puesto en su lista negra, FMC, adquiere los fosfatos del Sáhara a través de la fábrica que su filial española, FMC Foret, posee en Huelva. La filial, a su vez, compra esta materia prima, que se utiliza para hacer fertilizantes, a una empresa estatal marroquí, la Oficina Jerifiana de Fosfatos (OCF), por lo que “los beneficios de este recurso natural van a parar a manos marroquíes”, explica García Lachica.

“La retirada del inversor noruego de estas empresas demuestra que explotar ilegalmente los recursos naturales del Sáhara sale muy caro”, asegura este activista: “En WSRW, esperamos que empresas españolas como FMC Foret y Rianxeira salgan del Sáhara Occidental”.

Este post es copia del publicado por TRINIDAD DEIROS MADRID 07/06/2010 en el diario PUBLICO y que podeis encontrar en http://www.publico.es/internacional/318510/explotacion/sahara/sale/cara/empresas/eeuu

A FMC Foret le sale caro el robo de fosfato
El inversor noruego KLP ha incluido en su “lista negra” a FMC Corp. porque su filial en Huelva, FMC Foret, está violando la legalidad internacional. FMC Corp. adquiere los fosfatos procedentes del Sahara Occidental a través de su filial española FMC Foret para su fábrica de Huelva, en el sur de España.

“La extracción de recursos naturales de zonas ocupadas y, especialmente del Sahara Occidental, fue declarada ilegal por el Sub Secretario General para Asuntos Legales de la ONU en 2002”, declaró Jeanett Bergan, directora de inversiones responsables de KLP Kapitalforvaltning, al servicio independiente de noticias noruego Norwatch.

Según ha podido saber Western Sahara Resource Watch (WSRW), el inversor noruego Kommunal Landspensjonskasse (KLP) anunció el pasado 1 de junio la exclusión de las compañías estadounidenses FMC Corp. y PCS de su porfolio de inversiones. El motivo no es otro que deshacerse de inversiones polémicas en empresas de fertilizantes que adquieren sus materias primas del Sahara Occidental ocupado. Además, KLP ha sacado de su porfolio a otras dos corporaciones que están relacionadas con la fabricación de  armas nucleares.

KLP, un inversor que ofrece pensiones a 333 ayuntamientos noruegos, a 35 empresas estatales y a 2300 compañías, ya ha retirado sus inversiones de cuatro corporaciones internacionales que importan fosfatos del Sahara Occidental ocupado.

“FMC Foret lleva adquiriendo ilegalmente fosfatos del Sahara Occidental incluso desde antes de la ocupación del territorio por parte de Marruecos”, declaró Javier García Lachica, miembro de Western Sahara Resource Watch (WSRW) y presidente de la organización en España. Según estimaciones de WSRW, la empresa que preside Javier Carratalá adquiere una media de 500,000 toneladas de fosfatos al año procedentes del Sahara Occidental, lo que le reporta a Marruecos (no a los saharauis) unos beneficios anuales de unos 200 millones de dólares.

“En numerosas ocasiones”, según Javier García Lachica, “nos hemos dirigido al Presidente de FMC Foret, el Sr. Carratalá, así como al Director de Operaciones, José María López, y al Director de la fábrica de FMC Foret en Huelva, responsable de la adquisición ilegal de los fosfatos, Miguel Martínez, indicándoles que la adquisición de recursos naturales de un Territorio No Autónomo es ilegal.FMC Foret está, directa o indirectamente, apoyando las pretensiones soberanistas de Marruecos sobre el territorio”.

Ahora, KLP ha excluido a FMC Corp. y PCS, dos de las empresas más introducidas en la explotación de fosfatos. No es la primera vez que KLP excluye a empresas que adquieren fosfatos del Sahara Occidental. Ya lo hizo con la empresa de fertilizantes australiana Incitec Pivot y con Wesfarmers. Ambas empresas han importado fosfatos saharauis desde hace tiempo (Incitec Pivot desde al menos 1993 y Wesfarmers desde 1990). Otro inversor escandinavo también retiró sus inversiones.

“Los responsables de FMC Foret deberían replantearse su estrategia de adquisición de materias primas”, declaró Javier García Lachica. “Ahora han visto que el incumplimiento de la legalidad internacional tiene un precio. Esperamos que otros inversores sigan el ejemplo de KLP y retiren sus acciones de FMC Corp. y de PCS. Hasta que lo hagan, WSRW seguirá exigiendo a FMC Foret que deje de adquirir fosfatos del Sahara Occidental”.

Para más información o comentarios, contactar con:
Javier García Lachica
(+34) 615 917 339 / j.g.lachica@gmail.com
www.wsrw.org

La pesca en aguas saharuais por parte de la Union Europea.

Eurodiputados bloquearán acuerdo de pesca si no hay pruebas de que beneficia a población saharaui

BRUSELAS, 23 Feb. (EUROPA PRESS) –

Varios eurodiputados de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo amenazaron hoy con bloquear la renovación del acuerdo de pesca UE-Marruecos que expira en 2011 si las autoridades marroquíes y el Ejecutivo comunitario no aportan “pruebas” de que este convenio aporta beneficios a la población del Sáhara occidental, un extremo que los servicios jurídicos de la Eurocámara “no ven con claridad”.

Los eurodiputados escucharon este martes a un representante de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo que consideró “muy difícil evaluar” si el acuerdo de pesca firmado en 2007 “beneficia” a la población local. Admitió que la situación es “confusa” y que su departamento “no tiene la información adecuada” para valorarlo.

Los servicios jurídicos dejaron claro que el problema de la autodeterminación del Sáhara occidental es una cuestión que debe tratarse en Naciones Unidas y no en una comisión de pesca europarlamentaria. No obstante, explicaron que Marruecos es la autoridad reconocida para gestionar la explotación de los recursos pesqueros del Sáhara occidental pero “siempre y cuando beneficie a la población local”.

En opinión de sus servicios jurídicos, la Eurocámara tiene “tres posibles soluciones” que incluye la de aplicar el acuerdo de manera que queden excluidas las aguas saharauis, algo que “jurídicamente es posible, pero desde el punto de vista económico resulta irreal”. También se podría “suspender” el actual convenio o bien “dejarlo tal y como está”, habida cuenta de que expirará el próximo año, el 28 de febrero de 2011, y estudiar si se renueva o no por otros cuatro años.

A este respecto, los servicios jurídicos consideran esta última opción “la más realista” y recordaron que el acuerdo se renueva automáticamente a no ser que una de las partes notifique por escrito con seis meses de adelanto la finalización del acuerdo. Así, la comisión de pesca de la Eurocámara tiene hasta el próximo 28 de agosto para “reaccionar”.

Por su parte, la Comisión Europea defendió en el debate de este martes que “no hay ninguna información” que indique que el acuerdo –que es supervisado por una comisión mixta periódicamente– “no beneficia a la población saharaui” y, por tanto, “es compatible con el derecho internacional”.

Ante las primeras críticas de eurodiputados que acusaron a Bruselas de una actitud “arrogante” y “lamentable” y censuraron que no aportara información concluyente sobre el impacto del acuerdo, el representante del Ejecutivo comunitario matizó que pedirá más datos a las autoridades marroquíes en la próxima reunión de la comisión mixta.

También defendió que “sí hay información” de que el desembarco de capturas en territorio saharaui y la actividad de la flota comunitaria –mayoritariamente española en la zona_”generan actividades económicas y empleo” que beneficia a la población saharaui.

EXIGEN INFORME EXHAUSTIVO

Sin embargo, para el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), Raúl Romeva, el acuerdo “debería suspenderse si no tenemos la información adecuada” y, “desde el punto de vista jurídico y económico“, la UE no puede actuar “como si nada” ante la falta de garantías.

Si la Comisión considera que no dispone de los datos suficientes, “quizá se deba a que no habla con las personas adecuadas” y debería recurrir a la población saharaui, “no sólo” a las autoridades marroquíes, consideró.

La representante del PNV en la Eurocámara, Izaskun Bilbao, instó al Ejecutivo comunitario a hacer prueba de “transparencia” y a presentar un informe “exhaustivo” sobre la evolución del acuerdo y sus beneficios a la población marroquí y saharaui, para poder así votar su renovación o suspensión en el plazo marcado.

Por su parte, la presidenta de la comisión europarlamentaria de Pesca, Carmen Fraga (PP), pidió al Ejecutivo comunitario una reunión “a puerta cerrada” para aclarar los detalles del acuerdo y consideró que el problema del Sáhara es de “gran envergadura” y debería abordarse en “otras” comisiones, como la de Exteriores.

Además, advirtió que la cooperación que se ofrece a través de este acuerdo debe repercutir en el sector pesquero “y no en la construcción de hospitales”, un extremo sobre el que los servicios jurídicos dijeron “no estar seguros” de si sólo puede beneficiar a la pesca.

La socialista alemana Ulrike Rodust aseguró estar “muy dispuesta” a votar por la suspensión del acuerdo si Bruselas no aporta la información que se le exige porque la Eurocámara es responsable de quienes, como los saharauis, no tienen voz“. En la misma línea se pronunciaron el portugués de Izquierda Unitaria Joao Ferreira, el vicepresidente de la comisión de pesca, el italiano Guido Milano (S&D), o el socialista griego Kriton Arsenis.

Otro vicepresidente de la comisión europarlamentaria, el británico conservador Struan Stevenson, consideró que la cuestión del Sáhara occidental es “política” y no pesquera y aseguró que si la UE no explota estos recursos pesqueros “lo harán otros” países como Rusia o Corea que no ofrecerán garantías.

————————

Un informe condena la pesca de la UE en el Sáhara

Los servicios legales de la Eurocámara instan a que se respeten los derechos de los saharauis en el acuerdo pesquero con Marruecos

PUBLICO T. DEIROS / D. BASTEIRO – MADRID/ BRUSELAS – 24/02/2010 08:30

Un informe hasta ahora confidencial de los servicios legales del Parlamento Europeo denuncia que el acuerdo de pesca entre Marruecos y la Unión Europea, que incluye las aguas del Sáhara Occidental, viola la legalidad internacional y los derechos del pueblo saharaui. La razón es que no existen “pruebas” de que “la contribución económica de la CE [Comisión Europea] sea utilizada en beneficio de la población del Sáhara Occidental”, recalca el documento cuyo texto se filtró ayer, tras más de siete meses en los que se había mantenido en secreto.

El convenio con Marruecos, considerado de gran importancia política pero cuyo peso económico se ha visto muy mermado en relación con el precedente pacto pesquero, prevé licencias en aguas “de soberanía y de jurisdicción” [las saharauis] para 119 barcos comunitarios. Un centenar de ellos son españoles, lo que hace de nuestro país el principal beneficiario del acuerdo.

España disfruta de 100 de las 119 licencias que prevé el pacto
En realidad, Marruecos no posee la condición de potencia administradora, que legalmente corresponde a España por lo que carece de “jurisdicción” alguna sobre las aguas saharauis. A cambio de estos derechos, la UE debe pagar una compensación de 36,1 millones de euros anuales durante los cuatro años de duración de este compromiso pesquero, vigente desde 2007.

El dictamen de los servicios legales -que fue debatido ayer por la Comisión de Pesca de la Eurocámara- denuncia la ilegalidad no ya del convenio pesquero en sí, sino de su “aplicación”. La razón es que las leyes internacionales condicionan la explotación de los recursos naturales de los territorios no autónomos un estatuto del que goza la ex colonia española en la ONU a que los beneficios que se obtengan de estas riquezas reviertan en el pueblo colonizado. A tenor de los servicios legales de la Eurocámara, esta condición no se cumple en el Sáhara ocupado por Marruecos desde 1975.

Una solución “amistosa”
El convenio debería beneficiar al pueblo saharaui para ser legal
“Sobre la base de los elementos disponibles actualmente […] y la falta de pruebas en los programas anual y plurianual de que la explotación de los recursos pesqueros en el Sáhara Occidental beneficia realmente al pueblo saharaui, se recomienda encarecidamente que la próxima reunión anual, o una reunión especial de la Comisión Mixta [UE y Marruecos], aborde estas cuestiones con el fin de encontrar una solución amistosa que respete plenamente los derechos del pueblo saharaui de acuerdo a la legalidad internacional”, puntualiza el informe.

Si no se llegara a esta solución “amistosa”, se “debe prever, o bien la suspensión del acuerdo […], o bien su aplicación de forma que los buques de bandera comunitaria queden excluidos de la explotación de las aguas del Sáhara Occidental”, prosigue el texto.

Un experto de este servicio jurídico, que compareció ayer ante la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, propuso una cuarta opción: no renovar el acuerdo, que expira el 28 de febrero de 2011. Si ninguna de las partes lo denuncia por escrito antes del 28 de agosto, seis meses antes de su conclusión, el pacto se prorrogará de forma automática.

Javier García Lachica, del Observatorio de Recursos Naturales del Sáhara Occidental (WSRW en sus siglas en inglés), considera que “cualquiera de las opciones que propone el informe sería adecuada si se respeta la legalidad internacional”. Algo que hasta ahora no se ha producido, deplora el portavoz de WSRW, que valora que el documento haya dado un “toque de atención” a la UE. Una organización que “hasta ahora, daba la impresión de reforzar una ocupación ilegal”.

Para García Lachica, “lo importante de este acuerdo es la institución que lo firma, que es la UE”. El peso de la organización, y el ejemplo que podría dar si se suspendiera la pesca en aguas saharauis, serviría para disuadir a muchas empresas pequeñas ya instaladas en el territorio, que “contribuyen” a lo que WSRW define como un “expolio”.

Frente a las denuncias de este observatorio que llevaba desde noviembre pidiendo que se hiciera público el dictamen, y las duras conclusiones del informe jurídico, la presidenta de la Comisión de Pesca de la UE, la eurodiputada conservadora Carmen Fraga, hija del fundador de Alianza Popular y ex ministro franquista, Manuel Fraga, respondió ayer señalando que parte del dinero del acuerdo sí beneficia al sector pesquero local, y citó inversiones en el puerto de El Aaiún. La misma línea defendida por Andrea Fontana, representante de Pesca de la Comisión Europea, que recalcó que no hay pruebas que indiquen que las actividades pesqueras no benefician a los saharauis.

“Ni un puesto de trabajo”
Sin embargo, el informe legal precisa que “no es lo mismo” invertir en infraestructuras que destinar los beneficios de un recurso al pueblo saharaui. Para García Lachica, estos argumentos obvian que “no hay ni un puesto de trabajo vinculado al acuerdo ocupado por un saharaui”.

El eurodiputado Raül Romeva (ICV-Verds) el grupo político de la Eurocámara que propició la elaboración del dictamen critica también los argumentos de la Comisión. “¿Cómo van a tener pruebas fiables si su único interlocutor es el Gobierno de Marruecos?”, se pregunta. Romeva considera que es imprescindible una “suspensión del acuerdo hasta que se demuestre que revierte en el pueblo saharaui”.

Para el portavoz de los Verdes, el fondo de la cuestión remite a la necesidad de que los “acuerdos comerciales estén supeditados al respeto a los derechos humanos”, algo que, según él, “se sacrifica por parte de países como España en beneficio de las buenas relaciones bilaterales con Marruecos. El eurodiputado, miembro de la Comisión de Pesca, considera “inexplicable y muy decepcionante” el retraso en el debate de este informe, cuya discusión estaba prevista para el 28 de enero. Cinco días después, la Comisión Mixta UE-Marruecos se reunía en Rabat.

Bucharaya Beyún, delegado del Frente Polisario en España, está satisfecho por el dictamen legal pero no alberga grandes esperanzas de que cambie las cosas. “No creo que la presidencia española vaya a hacer nada, sobre todo si se tiene en cuenta las últimas declaraciones de Moratinos”.

El delegado saharaui desconfía también de Carmen Fraga: “Una señora que no ha hecho más que aplazar el debate del informe”. El Frente Polisario y WSRW pidieron ayer a la presidencia española una “respuesta” en favor de la población saharaui.

Mientras, la portavoz del PSOE en la Eurocámara, Josefa Andrés, reconocía que “la suspensión del acuerdo supondría un gran revés para las relaciones con Marruecos”.

Los acuerdos de pesca: un recurso ligado a la descolonización
1. Intereses económicos

La descolonización de las posesiones españolas en el norte de África y las contrapartidas pesqueras por parte de Marruecos han ido siempre de la mano. Por ejemplo, la retrocesión de Sidi Ifni (sur de Marruecos) en 1969 fue de la mano de la firma de un acuerdo pesquero muy ventajoso para España.

2. Los acuerdos tripartitos

Estos acuerdos por los que España cedió a Marruecos y Mauritania la administración del Sáhara Occidental (sin efecto jurídico pues fueron ilegales y las Naciones Unidas los desautorizaron), incluían un anexo secreto de pesca, por el que Marruecos concedía a España unas enormes contrapartidas pesqueras. El convenio no llegó a aplicarse.

3. Una baza negociadora

La importancia de los caladeros norteafricanos para España propició que Marruecos utilizara la pesca como un instrumento de presión para forzar el apoyo español a su reclamación de soberanía sobre el Sáhara. Entre 1979 y 1981, Rabat vinculó las relaciones pesqueras en el banco canario-sahariano a que España reconociera la marroquinidad de su antigua colonia.

——————-

Saharauis reprochan a la UE que anteponga intereses económicos a los DDHH en el acuerdo de pesca

BRUSELAS, 23 Feb. (EUROPA PRESS) –

El pueblo saharaui “nunca ha sido consultado ni obtiene beneficio alguno” del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos que permite a los buques comunitarios, en su mayoría españoles, faenar en aguas de Sáhara Occidental, según denunciaron hoy en Bruselas la activista saharaui Aicha Dahana y la ONG Western Sahara Resource Watch, que exigieron a las instituciones europeas que no antepongan “intereses económicos” al respeto de los Derechos Humanos.

Tras meses de especulaciones, los servicios jurídicos de la Eurocámara comparecieron este lunes ante la comisión de Pesca del Parlamento Europeo para reconocer públicamente que “no hay pruebas” que indiquen que este acuerdo pesquero “beneficie a la población local” de Sáhara Occidental, a pesar de que así lo exijan las leyes internacionales.

Varios eurodiputados respondieron con la amenaza de bloquear la renovación del acuerdo, que expira en febrero de 2011, si las autoridades marroquíes y el Ejecutivo comunitario no aportan “información” de que este convenio repercuta positivamente en la población de Sáhara Occidental.

Marruecos recibirá un total de 140 millones de euros de las arcas comunitarias por los cuatro años del acuerdo pesquero, pero las autoridades marroquíes deben comprometer parte de esta ayuda al sector pesquero.

Sin embargo, según denunció Dahane, “no hay beneficio, no hay nada” para la población “real” de Sáhara Occidental y aseguró “no conocer a nadie” de este territorio ocupado que trabaje para el sector pesquero, pero sí apuntó que hay “marroquíes que se han trasladado” a la zona para ocupar algún puesto ligado a la actividad pesquera comunitaria.

La activista saharaui recriminó a la UE que suscriba acuerdos pesqueros “sin preguntar a los verdaderos dueños de esos peces” y le acusó de “estar pagando el dinero al poder gubernamental equivocado”.

Dahane recordó que de acuerdo a Naciones Unidas el pueblo saharaui no sólo debe beneficiarse, sino que debe ser consultado sobre la explotación de sus propios recursos, algo que la asesoría de la Eurocámara tampoco “ve claro”.

Por su parte, la representante de la ONG Western Sahara Resource, Sara Eyckmans, pidió a las instituciones que “no ignoren” la valoración de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo y que los buques europeos “cesen de inmediato” su actividad en aguas del mar saharaui hasta que se revisen los términos del acuerdo.

En la comparecencia también participó el eurodiputado portugués Miguel Portas (Izquierda Unitaria), quien recordó que la pesca es un recurso “muy importante y estratégico” para Sáhara Occidental y criticó la “triste política” de la UE que “pretende hacer negocio por encima de un pueblo”.

“No es comprensible que un Estado que ha ocupado un territorio pueda beneficiarse económicamente con una compensación de la UE”, insistió el eurodiputado, que consideró “incomprensible” esta premisa.

También censuró la actitud de las instituciones por haber “mantenido en secreto” el informe jurídico durante meses por el interés de “algunos estados” de evitar enfrentarse a la “realidad”.

Portas emplazó a la opinión pública a “obligar” a la Unión Europea a responder a esta cuestión y anunció una “gran manifestación europea” en apoyo del pueblo saharaui y en contra del acuerdo pesquero y del estatuto avanzado a Marruecos que tendrá lugar en Granada el próximo mes de marzo, en paralelo a la cumbre UE-Marruecos prevista en esa ciudad.

La hija de Fraga retira en agenda UE la ilegalidad de pesca en Sahara

Un informe elaborado por los servicios legales del Parlamento Europeo que aboga por el cese de la pesca de la UE en aguas del Sahara Occidental ocupado fue suprimido de la agenda de la sesión del Comité de Pesca, a instancias de la presidenta de dicha comisión, la diputada española del PP Carmen Fraga Estévez.

El informe, que había sido emitido en julio de 2009 -aunque el texto no se encontraba disponible hasta el momento – sigue las líneas de la Opinión Legal de la ONU de 2002, que establece que la explotación de los recursos naturales saharauis por parte de Marruecos no debe realizarse sin el previo consentimiento del pueblo saharaui y en beneficio del mismo. En contra de la opinión de la Comisión Europea, los servicios legales del Parlamento han concluido que, efectivamente, los saharauis no se han beneficiado del acuerdo de pesca firmado entre la UE y Marruecos.

El asunto se había incluido, para su discusión, en la agenda de la reunión del Comité de Pesca del PE del jueves 28 de enero. Sin embargo, su presidenta Carmen Fraga Estévez – hija del ex ministro del franquismo y fundador del Partido Popular Manuel Fraga Iribarne – decidió “posponer la discusión hasta la próxima reunión”, alegando problemas de tiempo. Una decisión que no sentó bien a algunos de los Europarlamentarios presentes en la reunión, que pedían un debate abierto antes de la reunión anual de la Comisión mixta UE – Marruecos, que se celebrará en Rabat la semana próxima.

La Europarlamentaria sueca Isabella Lövin consiguió preguntarle al Comité sobre las evidencias de que el pueblo saharaui se haya beneficiado del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, y si el Comité considera que estas evidencias, en caso de que existan, son satisfactorias. Fraga Estévez declaró que “el Comité no iba a responder en la presente reunión”, argumentando que era “más importante” dedicar el tiempo de la reunión a la presencia de la Ministra española de pesca, Elena Espinosa.

El 30 de diciembre de 2009, 25 ONGs saharauis enviaban una carta a la Comisión de Pesca, reiterando la denuncia de que el pueblo saharaui no ha sido consultado sobre las actividades pesqueras de la UE en su país y no se ha visto favorecido en absoluto de dichas actividades, efectuadas en aguas de su territorio. El Frente Polisario, representante legítimo del pueblo saharaui, ha declarado lo mismo en numerosas ocasiones.

La coordinadora internacional de Western Sahara Resource Watch, Sara Eyckmans, ha declarado que “al fin vemos una opinión de una institución de la UE que concuerda con la legalidad internacional, tal y como estableció la ONU en 2002. Es decepcionante que esta opinión tan crítica con las actividades de pesca de la UE al final no haya sido debatida. Habría sido importante y también interesante haber escuchado la posición del Comité de Pesca del Parlamento Europeo respecto a este informe antes de la reunión de la Comisión mixta la semana que viene en Rabat”.

Sara Eyckmans manifestó, igualmente, que “la UE debe respetar la legalidad internacional y dejar de pagar a un país ocupante por pescar en aguas que no son suyas”. La impresión de apoyo de la UE a la ocupación ilegal del Sahara Occidental por parte de Marruecos echa por tierra – concluyó Eyckmans – la reputación de las instituciones europeas como estandarte del proceso de paz auspiciado por la ONU”.

Los pesqueros de la Unión Europea llevan pescando en aguas del Sáhara Occidental desde 2007 en base al acuerdo de pesca firmado con Marruecos. España es el miembro de la UE más beneficiado por dicho acuerdo – vigente desde marzo del citado año y válido hasta el 2011, ya que recibió 100 de las 119 licencias de pesca otorgadas por el Reino Alauita, así como la autorización para capturar 400 toneladas al año de especies pelágicas -sardina, caballa y jurel- de las 60.000 que se repartieron los socios europeos. La aprobación de dicho tratado coincidió con el viaje oficial del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero para la celebración de la VIII Reunión de Alto Nivel hispano-marroquí. En dicha cumbre, Zapatero demostraba su agradecimiento e interés por estrechar las relaciones con la vecina dictadura pronunciándose a favor del “plan de autonomía” para el Sáhara, propuesto por Mohamed VI para tratar de evitar la autodeterminación de este territorio ocupado. Casi tres años después, y unos días antes de que europeos y marroquíes celebren sus sesiones periódicas para hacer un seguimiento de los asuntos relativos a dicho convenio, la diputada e hija del fundador del Partido Popular Carmen Fraga Estévez ha sido la encargada de recordar que – pese a las declaraciones oportunistas efectuadas con motivo del reciente secuestro en España de Aminetu Haidar – los dos grandes partidos que se alternan al frente del Gobierno del país coinciden plenamente en cuanto a los compromisos adquiridos con la monarquía alauita.

Entre las muchas voces que han venido denunciando el expolio de los recursos pesqueros del Sáhara Occidental por parte de la Unión Europea y la potencia ocupante de estos territorios se encuentra, precisamente, la de la conocida activista saharaui Aminetu Haidar. Preguntada sobre el verdadero carácter del acuerdo de pesca europeo-marroquí, Haidar aseguró que “el acuerdo amenaza el futuro de nuestras jóvenes generaciones, condenándolas a llevar una vida en la pobreza, y ayuda a intensificar la represión marroquí contra el pueblo saharaui”. (1)

Fuentes de la Comisión Europea han declarado a las agencias de prensa que – a pesar de los informes de su propio servicio jurídico y las múltiples e ignoradas resoluciones de la ONU, “la cuestión del Sáhara no está en la agenda de la próxima reunión” de la Comisión mixta de la UE y Marruecos que se celebrará en Rabat “para hacer un seguimiento a los asuntos relativos al acuerdo de pesca”.

R. Suárez – Canarias-semanal.com 2-2-2010

WSRW exige que se publique el informe jurídico del PE

En una carta dirigida a Carmen Fraga Estévez, Presidenta del Comité de Pesca del Parlamento Europeo, Western Sahara Resource Watch exige que se publique el informe jurídico emitido por los servicios legales del Parlamento Europeo que apoya el dictamen de Hans Corell. WSRW también pide el cese inmediato de las actividades de pesca de la UE en el Sahara Occidental.Tras conocer que el debate sobre el informe jurídico, que se iba a celebrar el pasado 28 de enero, fue pospuesto a instancias de la Presidenta del Comité de Pesca del PE, WSRW dirigió una carta a la Sr.a Fraga en la que pedía que se hiciese público el texto del informe.

WSRW encuentra muy decepcionante que el debate se haya pospuesto, más aún cuando, al parecer, el informe urge a la Comisión a aprovechar la próxima reunión de la Comisión Mixta UE – Marruecos para discutir sobre los deseos y los intereses del pueblo saharaui y de cómo el acuerdo respeta o no estos intereses y beneficios. Esta Comisión Mixta se ha reunido los días 2 y 3 de febrero, no habiendo sido posible tratar el asunto.

WSRW termina la carta instando a que, ya que la Comisión no va a aprovechar la oportunidad de discutir las conclusiones del informe en la reunión de la Comisión Conjunta de esta semana, se detengan de inmediato las actividades de pesca de la UE en el Sahara Occidental.

El texto completo de la carta es el siguiente:

A la atención de Dª Carmen Fraga Estévez, Presidenta del Comité de Pesca del Parlamento Europeo.

Estimada Sra. Fraga:

Mi nombre es Javier García Lachica, miembro de Western Sahara Resource Watch (WSRW). Espero que me recuerde, mantuvimos una reunión en Bruselas el pasado mes de noviembre acerca del tratado de pesca de la UE con Marruecos. No he tenido ocasión hasta ahora de darle las gracias por habernos recibido en Bruselas y por habernos dado la oportunidad de discutir diferentes aspectos relacionados con el acuerdo de pesca. Le agradecemos su hospitalidad y su tiempo.

En la reunión de noviembre, Vd. nos habló de la existencia de un informe jurídico no público, emitido por los servicios legales del Parlamento Europeo, que, según nos aseguró, defendía la legalidad de las actividades de pesca de la UE en el Sahara Occidental.

Sin embargo, de acuerdo a informaciones aparecidas recientemente en algunos medios de comunicación, comprobamos que esta interpretación del informe jurídico no es correcta.

El informe jurídico parece indicar justamente lo contrario, es decir, que apoya las opiniones de WSRW sobre el asunto, así como las opiniones del Gobierno sueco y el dictamen de 2002 del ex Subsecretario para Asuntos Legales de la ONU, Hans Corell.

Todo apunta a que la UE está pescando en el Sahara Occidental en violación de la legalidad internacional. El informe jurídico del Parlamento Europeo parece ir también por esta misma línea.

También hemos sido informados de que dicho informe urge a la Comisión a aprovechar la próxima reunión de la Comisión Mixta UE – Marruecos para discutir sobre los deseos y los intereses del pueblo saharaui y de cómo el acuerdo respeta o no estos intereses y beneficios.

En este sentido, encontramos muy decepcionante que en la reunión del Comité de Pesca que Vd. preside, celebrada el pasado 28 de enero, se haya decidido posponer el debate sobre la pesca en el Sahara Occidental.

Como seguro sabe, la reunión de la Comisión Mixta UE – Marruecos se celebra esta semana. Ahora tendremos que esperar un año para que se dé la oportunidad de discutir este asunto en la próxima Comisión Mixta.

Por otro lado, mientras el informe jurídico del PE se ha mantenido confidencial, sin embargo la Comisión ha realizado declaraciones erróneas basándose en el Dictamen Legal de la ONU de 2002. Los argumentos erróneos del Comisario Joe Borg de octubre de 2009 se repitieron de nuevo en una carta dirigida a un miembro de WSRW en diciembre de 2009. El dictamen de 2002 se puede consultar en www.arso.org/Olaeng.pdf.

Según declaraciones de Efe ayer, la Comisión Mixta UE – Marruecos no tiene planeado discutir acerca de las recomendaciones del informe jurídico del PE.

Por todo ello, les urgimos a que se aseguren de que se publica el informe jurídico del Parlamento Europeo.
Más aún, dado que la Comisión no va a aprovechar la oportunidad de discutir las conclusiones del informe en la reunión de la Comisión Conjunta de esta semana, les urgimos asimismo a que solicite el cese inmediato de las actividades de pesca de la UE en el Sahara Occidental.

Firmas para la carta de protesta contra la pesca de la UE en el Sahara

La UE paga a Marruecos para poder pescar en el Sahara Occidental ocupado.

Muestra tu desacuerdo firmando la petición.
¡¡ Firma la carta de protesta, pulsando en la imagen siguiente ¡¡
(se abrira un nuevo enlace en http://www.fishelsewhere.eu/index.php?parse_news=single&cat=196&art=1015, la protesta esta disponible en varios idiomas)

4sp_510_lr_rgb.jpg

TEXTO DE LA CARTA:

Al Comisario de Pesca de la Unión Europea:
Ningún estado en el mundo ha reconocido la anexión del Sahara Occidental por parte de Marruecos. Aun así, la UE entrega a Marruecos cada año millones de Euros para que los barcos de la UE puedan pescar en aguas saharauis. Las actividades de la UE en el Sahara Occidental deben cesar inmediatamente.
Marruecos sigue negándose a cooperar en el proceso de descolonización del Sahara Occidental, desafiando más de 100 resoluciones de la ONU que reafirman el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Al mismo tiempo, las autoridades marroquíes cometen serias violaciones de los derechos humanos de aquellos saharauis que alzan su voz para manifestarse. Ni la ONU ni ningún estado de la UE reconocen la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental.
En este contexto, cualquier cooperación con Marruecos en la explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental es extremadamente inmoral y pone claramente en peligro los esfuerzos de la ONU por encontrar una solución pacífica del conflicto.
Se debe FIRMAR LA PETICIÓN de la siguiente manera:
A) Si es una firma individual, haga clic en el botón azul de la izquierda (donde dice “Sign petition, individuals”). Una vez dentro, rellenar los siguientes campos:
1. Nombre completo;
2. Dirección de correo electrónico (se mantendrá confidencial);
3. País;
Si es un parlamentario, haga clic en el punto 4, donde dice “I am a parliamentarian”.
Finalmente, haga clic donde dice “Sign petition, individuals“.

B) Si es una firma de una organización, haga clic en el botón azul de la derecha (donde dice “Sign petition, organisations”). Una vez dentro, rellenar los siguientes campos:
1. Nombre completo de la organización;
2. Nombre de la persona que firma en nombre de la organización y su dirección de correo electrónico (se mantendrá confidencial);
3. País;
4. Nombre del responsable de la organización y su dirección de correo electrónico (se mantendrá confidencial);
Finalmente, haga clic donde dice “Sign petition, organisations“.De acuerdo a la ONU, los recursos naturales del Sahara Occidental no pueden ser explotados sin tener en cuenta los deseos e intereses de los saharauis. Sin embargo, la UE está entregando el dinero de los contribuyentes al gobierno de Marruecos a cambio del acceso a las aguas del Sahara Occidental, sin siquiera consultar al pueblo saharaui.
La UE tiene la obligación legal y moral de no alterar el proceso de paz del Sahara Occidental  iniciado por la ONU, respetando el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui sobre su tierra y sobre sus recursos.
Instamos a la Comisión Europea a que cese de inmediato la concesión de licencias a barcos de la UE que pescan en aguas del Sahara Occidental, y pedimos que no se produzcan más actividades pesqueras de la UE en el Sahara Occidental hasta que se haya encontrado una solución pacífica al conflicto.
Sinceramente,

El saqueo de recursos saharauis, a discusión en el 4º Comité de NU

El representante del Frente Polisario en Nueva York, Ahmed Bujari, urgió al Comité Especial de Descolonización de NU, durante su presentación, al cese inmediato del saqueo de los recursos naturales del Sahara Occidental.

Según el acta de la presentación, el Sr. Bujari declaró que “como potencia ocupante, Marruecos intensifica día a día la explotación y comercialización con el mejor postor de los recursos naturales del país, principalmente los fosfatos y la pesca, al tiempo que intenta implicar a compañías extranjeras en la prospección petrolera dentro y en las aguas territoriales de nuestro país”.

ONU
El Sahara Occidental ha sido tratado por NU como un asunto de descolonización desde los años 60. El 16 de junio de 2009, se discutió en el Comité el tema de los recursos naturales saharauis.

“Esta actividad”, añadió el representante del Frente Polisario, “se hace en contravención flagrante de la legalidad internacional aplicable a un territorio objeto de un proceso de descolonización. El Comité especial tiene algo y mucho que decir respecto a esta actividad. La gravedad de esta contravención es más que evidente cuando se tiene en cuenta que, según lo afirmó en su día el dictamen del Secretario general de la ONU encargado de Asuntos Jurídicos, Dr. Hans Corell, de 29 de enero 2002, Marruecos no es considerado por la ONU potencia soberana ni potencia administradora del Territorio. Estamos ante una explotación ilegal que se lleva a cabo por lo que la resolución 3437 de la asamblea general llamo país “ocupante”.

Uno de los miembros del Comité, el representante de Tanzania, declaró asimismo que era a la vez desafortunado e inaceptable que el del Sahara Occidental fuera el único caso de descolonización del continente africano todavía sin resolver. La Asamblea ha reconocido repetidamente el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación y a la independencia, adoptando repetidas resoluciones y decisiones sobre este tema, que han sido papel mojado. El Consejo de Seguridad también ha reclamado repetidamente el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

La República Unida de Tanzania también ha llamado la atención sobre la explotación de recursos naturales saharauis, que merecen una atención especial por parte del Comité.

Puedes ver aquí el texto completo de la intervención del Sr. Bujari:

declaraciones_bujari_comite_NU (65 KB)