Archivo de la categoría: España

El precio del Sahara: Dos soldados con una misión: ponerle precio.

El reportaje original, en papel, del que procede este articulo, se puede visualizar en este enlace: http://www.milisahara.cat/llibres/reportatge/sortidasahara/index.html.

Víctor Farré y Enric Oliva firmaban el 30 de septiembre de 1975 un estudio voluminoso y detallado sobre el coste que había tenido para España la intervención descolonizadora en el Sáhara. 14.591.202.498 pesetas. ¿Por qué la quería, Madrid, esta cuantificación? Quizá por cobrar a los saharauis en caso de que fueran independientes, quizás para vender la colonia a Marruecos. EL TEMPS analiza los originales de este informe.

España quería mercadear con el Sáhara, sacar un rendimiento económico de la descolonización de ese territorio. Al mismo tiempo que los gobernadores españoles en la colonia hacían los últimos retoques a un proceso de preparación para la independencia del pueblo saharaui-que hacía quince años que duraba-, en 1975 dos jóvenes soldados catalanes del último contingente de tropas destinadas en el Sáhara recibían un encargo: valorar las inversiones y las propiedades del estado español a la colonia desde principios de los 60. En resumen, tenían que poner precio al Sáhara. Víctor Farré y Enric Oliva, de 23 y 25 años respectivamente, y recién licenciados en ciencias económicas, pasaban de lavar platos, pelar patatas y hacer tareas de soldado raso a dirigir una comisión de estudios especiales. Cómodamente instalados en una residencia de funcionarios, dejaron el uniforme de militar y disponer de un pase que les permitía obtener toda la información que les fuera necesario sobre el territorio y campar a ellos sin restricciones.

“Recuerdo que lo primero que nos dijeron es que cumpliriamos unas funciones que no podíamos contar a nadie, y que en ningún caso dijéramos que éramos militares. Nuestro encargo era valorar económicamente una hipotética descolonización en términos de traspaso de poderes a un gobierno autónomo sahariano. Se trataba de saber cuánto valía aquel territorio, y después ya se decidiría si se regalaba, se pagaba a plazos o se canjearán por algo. Sea como fuere, era un estudio que había que hacer para sentarse en una mesa de negociación, bien con el Sáhara, bien con Marruecos. Este informe sería la única valoración que tendría el gobierno español sobre la colonia. El reto era brutal “, explica Victor Farré.

Los encargaron el estudio en abril de 1975 y tuvieron listo el 30 de septiembre de ese mismo año. La cifra total: 14.591.202.498 pesetas, que hoy, 35 años después, tendrían un valor de 14,2 billones de pesetas, es decir, 85.370 millones de euros (teniendo en cuenta la tasa de actualización al 973,5% , según el Instituto Nacional de Estadística). Durante este período, el estado se jactaba ante la comunidad internacional de trabajar para convertir la colonia española en un estado independiente. Y los cargos militares del Gobierno General del Sahara creían de corazón en el proyecto, pero desde Madrid, el Ministerio de la Presidencia, encabezado por Antonio Carro, tenía otro guión sobre la mesa. Venderla oficialmente, ceder la administración de la colonia española en Marruecos.

El día de la venta. Dicho y tal hecho. El 14 de noviembre de 1975, seis días antes de la muerte de Franco, se firmaban los acuerdos de Madrid. Sobre el papel, se trataba de una declaración de principios entre el estado español, Marruecos y Mauritania respecto al Sáhara Occidental. España transfería la administración de la colonia, pero no la soberanía, a Marruecos ya Mauritania. De estos acuerdos sólo se hizo pública una imprecisa declaración: “España se propone poner fin definitivamente a su presencia en el Sáhara, a más tardar, el 28 de febrero de 1976. En el intervalo, se propone transferir sus poderes y responsabilidades a una administración temporal que se constituirá para la adscripción de los gobernadores adjuntos-marroquí y mauritano-actual gobernador general. Colaborará la Yemaa, que expresará la opinión de la población. “

La ley de descolonización del Sáhara fue aprobada por las Cortes españolas el 16 de noviembre y, a finales de enero de 1976, los últimos militares españoles abandonaban la colonia. Tres años más tarde, en agosto de 1979, Mauritania se iba de la parte sur y dejaba todo el territorio en poder de Marruecos.

Los anexos del pacto. Tal y como consta en el acta de las conversaciones entre las delegaciones del Reino de Marruecos, la República Islámica de Mauritania y España a propósito de los aspectos económicos derivados de la transferencia de la administración del Sáhara, la única cuantificación que podría considerarse indemnización hacía referencia a la pesca. Acordaba que, durante veinte años, 800 barcos españoles podrían faenar en aguas del Sáhara pagando un canon modesto a partir del quinto año y, además, España podría mantener el control del 60% del negocio de los fosfatos, que entre Marruecos y el Sáhara sumaban casi el 100% de la producción mundial. En segundo lugar, se crearía una comisión mixta para inventariar la lista de bienes públicos españoles que serían transferidos como parte integrante del territorio, y la de aquellos bienes que pudieran ser objeto de transferencia mediante el pago de una indemnización. Estos acuerdos, sin embargo, nunca fueron respetados por Marruecos, y el estado español nunca hizo un casus belli.

Nunca se hacía referencia a un precio de venta, pero los acuerdos de Madrid constan unos anexos secretos donde, quizás, aparecía el informe de los dos soldados catalanes. Si Marruecos pagó o no las 14.591.202.498 pesetas posiblemente no se sabrá nunca a ciencia cierta-el gobernador general del Sahara, Gómez de Salazar, y el secretario general, Rodríguez de Viguri, ambos muy disgustados con la entrega de la colonia a los marroquíes , son muertos-, pero tanto Víctor Farré como Enric Oliva, que lo rememora la entrevista que publicamos en las páginas 28 y 29 y que ya lo adelantó al semanario del Empordà Hora Nova, Recibieron la medalla del Mérito en África para su estudio económico.

Y, aún más, la tarde que se firmaron los acuerdos de Madrid, ambos soldados fueron llamados al despacho de los máximos mandatarios del gobierno general del Sáhara. Allí, Gómez de Salazar y Rodríguez de Viguri les informaban que el proceso de independencia había fracasado, pero que, al menos, les quedara el consuelo que el traspaso se había hecho exactamente por el precio que los jóvenes catalanes habían calculado.

El documento, de un centenar de páginas, desgrana minuciosamente todo tipo de propiedades, desde edificios hasta material fungible de oficinas, pasando por inversiones en agricultura, carreteras hechas o material de señalización marítima. Algunas dificultades de acceso a la información, sobre todo en cuanto a edificios y las extensiones de terreno, hicieron que los economistas noveles advirtieran de un margen de error en el cálculo aproximado del 3%.

En el texto introductorio los autores remarcan que en todo momento han utilizado “informes directos de todos los servicios de este gobierno, especialmente los de Arquitectura, Registro de la Propiedad, sección de Patrimonio y Hacienda y el Instituto Nacional de la Vivienda”, además de “informaciones recogidas in situ por esta Comisión Especial “. A modo de ejemplo, el valor de los inmuebles propiedad del gobierno español a la colonia a los treinta núcleos de población existentes ascendía a 3,360,243,768 pesetas.

En el capítulo de obras públicas se inventarían las obras a precio de coste y se actualizan los valores aplicando un coeficiente combinado de depreciación y revalorización. Según los cálculos, la cifra invertida alcanza 8462623073 pesetas, es decir, más del 50% del total contabilizado estudio. En este ámbito, el trabajo fue un poco más sencilla, porque disponían de una estadística completa del kilometraje construido y el precio por kilómetro actualizado. Como el coste en la construcción de carreteras era muy alto, Farré y Oliva consideraron oportuno hacer una aclaración que, de paso, ponía de manifiesto la voluntad descolonizadora del gobierno del Sahara: “Este valor es tan elevado porque en la construcción de pistas se utiliza preferentemente mano de obra, en detrimento de métodos de construcción más eficaces y no tan costosos. Este hecho obedece a la política de lucha contra el desempleo, que ha sido una de las preocupaciones constantes del Gobierno en este territorio. “En este apartado se llegaron a contabilizar hasta las cloacas-en 1965 se habían invertido tres millones de pesetas en el sistema de alcantarillado-, las tuberías de agua y el alumbrado.

En arquitectura, el informe cuantifica el valor de hospitales, dispensarios, políticas sanitarias contra el cólera, polideportivos, piscinas, casinos, viviendas y también mezquitas, iglesias, mercados y mataderos, entre más. El valor de los edificios religiosos, mataderos, cementerios y mercados, por ejemplo, ascendía a 57 millones de pesetas, mientras que el gasto en hospitales y atención sanitaria era de 61 millones. La mayor partida se había destinado a la construcción de viviendas id’urbanitzacions: 215 millones a precio de coste.

Incluso en el capítulo de agricultura, Farré y Oliva cuantificar el coste de la ganadería que también pertenecía al gobierno español. Los animales habían costado 2,2 millones, y en terrenos, cultivos y edificios y explotaciones ganaderas se habían invertido 105.280.000 pesetas. El estudio también calcula el valor del parador de turismo del Sáhara, 218.928.986 pesetas.

Dos modelos de evacuación. En el apartado que cuantifica bienes muebles, los autores ya hacen referencia evacuación del territorio y exponen dos supuestos: “En el supuesto 1 evacua todo el material, y en este caso se facilita peso, volumen y zona de embarque del material. En el supuesto 2 evacuan sólo algunos bienes que por sus características son especialmente rentables y siempre que evacuarlos no implique una grave distorsión en el funcionamiento de los servicios. En este caso se valora el material que se quedará en el territorio. “En la relación de bienes muebles por servicios aparecen, por ejemplo, Radio Sáhara, valorada en 25 millones de pesetas, la delegación de ciegos, con unos bienes que se valoraron en 49.048 pesetas, dos cámaras Polaroid Mini Portrait M 40, por un importe de 75.000 pesetas, o un videocassete Philips, valorado en 65.000 pesetas. En el supuesto de que sólo tuvieran que evacuar a los materiales más costosos y que se dejaran en el territorio los imprescindibles para el normal funcionamiento de los servicios o los de escaso valor, los bienes transportados abandonados en el Sáhara sumarían 94.855.405 pesetas.

Cerrado por evacuación. Habiendo terminado el trabajo de poner precio a la colonia española, los dos economistas catalanes recibieron un segundo encargo: calcular las indemnizaciones a que tendrían derecho los propietarios de negocios cuando tuvieran que abandonar el territorio. El documento es firmado el día 15 de noviembre de 1975, justo el día siguiente que se firmaron los acuerdos de Madrid.

Pero, lógicamente, el trabajo de campo y los cálculos se habían empezado mucho antes. Farré y Oliva explican que enviaron cuestionarios a las empresas, desde las más grandes hasta pequeñas tiendas. Solicitaban información sobre partidas del balance, como los recursos propios, el volumen de ventas y los beneficios, además de las inversiones realizadas en el negocio los últimos años. La información se complementó con los datos que poseía Hacienda.

En la introducción del estudio se deja claro que los economistas ya huelen que el Sáhara acabará en manos marroquíes. “El objeto de este estudio es determinar unos créditos a conceder a las empresas propiedad de europeos [nombre con el que designaban los españoles que vivían en el Sáhara pero que eran originarios de la península, mientras que los saharauis, aunque tuvieran DNI español, eran llamados nativos], Que han tenido que abandonar el territorio, porque en parte puedan reanudar sus negocios en otra provincia española. “

Si el Sáhara Occidental debía ser independiente, no era necesario que las empresas abandonaran el territorio. Por lo tanto, cuando se hizo el informe, durante octubre y los primeros días de noviembre de 1975, ya había muchos rumores en el territorio sobre la cesión a Marruecos. La comisión de estudios especiales propuso dar créditos a un interés del 6% a un plazo de diez años, con un primer año exento del pago de la cuota pero no de los intereses. “Era una manera de indemnizarlos sin tener que pagarlos de golpe”, explica Víctor Farré, que recuerda que también propusieron que los créditos se concedieran sin ningún tipo de aval, “porque la mayoría eran gente con el única solvencia de un pequeño negocio o su trabajo “.

Dinero para retomar el negocio. El presupuesto global de créditos a conceder a las empresas propiedad de europeos residentes en el Sáhara ascendía a 803.670.000 pesetas para un total de 325 negocios. La empresa distribuidora de combustible CEPSA cobraría 11 millones de pesetas, mientras que en la parte baja están los bares, con indemnizaciones entre 350.000 pesetas y 500.000. La sala de fiestas Ebano Club debería recibir 3.300.000 pesetas; Insamarta, fábrica de harinas y pescado, percibiría 18.000.000 de pesetas, mientras que el cine de al-Aaiún debería ser resarcido con 7.500.000 pesetas. En total, Farré y Oliva ponen precio al cierre para evacuación de más de 300 empresas, entre las que también había un pescador catalán dedicado a la compra-venta de langostas, que tendría derecho a 4.000.000 de pesetas.

Pero los empresarios llegaron a cobrar estas compensaciones, en forma de cheque o de crédito blando? Rafael de Valdés fue el representante español en la comisión tripartita que negoció la cesión a Marruecos en los acuerdos de Madrid. Y, aunque oficialmente no tenía el cargo de gobernador general del Sahara para que la colonia ya no era española, quedó en el territorio hasta el 28 de febrero de 1976. Luego presidió la comisión liquidadora en Las Palmas, que, de hecho, era la antigua delegación de Hacienda en el Sáhara.

Esta comisión ya había desembolsado 163 millones de pesetas en concepto de indemnización por desarraigo a 3.500 evacuados cuando comenzó a estudiar el pago de compensaciones a comerciantes y empresarios. El organismo era integrado por varios delegados ministeriales. Tenía que hacer estudios sobre los negocios que reunieran las condiciones para percibir indemnizaciones. Estas condiciones eran: que el inmueble en que se encontrara el negocio o industria no se pudiera desmontar, que las materias primas no pudieran ser evacuadas o que se hubieran perdido durante el trayecto, o cualquier otro perjuicio que se pudiera justificar directamente por la descolonización.

El hijo del presidente de esta Comisión, también Rafael de Valdés, confirma que los pagos a los propietarios se hicieron: “Mi padre presidía esta comisión en Las Palmas, que efectivamente pagó indemnizaciones a los comerciantes que vivían en el Sahara, muchos de los cuales rehicieron su vida en Canarias. Si Marruecos pagó una compensación económica en España por la cesión no lo puedo asegurar, pero no me parecería tan extraño “, asegura.

Fosfatos y pesca, clave de bóveda. Aparentemente, el Sáhara Occidental es desierto. Pero tras este territorio siempre se ha escondido una tupida red de intereses históricos, económicos y geostratègics entre España y Marruecos, que explican por qué finalmente la colonia española no obtuvo la independencia. Marruecos quería el control absoluto de los abundantes recursos naturales del desierto, especialmente la fosforita, una roca que contiene pentóxido de fósforo, componente esencial del ácido fosfórico. Este producto es de gran interés para la agricultura, porque es un componente de los fertilizantes. La mina de Bucraa, una de las más grandes del mundo, fue descubierta en territorio saharaui en 1963. Al precio actual, los fosfatos procedentes de esta mina enriquecen las arcas del reino de Marruecos en unos 1.250 millones de euros anuales.

Posiblemente, el hallazgo de esta mina hirió gravemente las aspiraciones de independencia del Sáhara Occidental, aunque tres años antes el gobierno español ya había comenzado el proceso de descolonización.

Por otra parte, la industria pesquera también explica la conjunción de intereses que 35 años después mantienen bloqueada la situación nacional del Sáhara. La costa sahariana es un punto estratégico para Marruecos. De hecho, entre el 70% y el 90% de las capturas marroquíes embarcan en territorio sahariano.

Los incidentes recientes en el Aaiún han vuelto a llevar la actualidad el conflicto. El motivo de estos incidentes es que Rabat desmantelar a la fuerza el campamento de saharauis instalado en las afueras de la ciudad que reclamaban la mejora de sus condiciones económicas. El Frente Polisario y Marruecos han comenzado conversaciones, y el día 13 de diciembre, la UE abordará con Marruecos la situación en el Sáhara Occidental. Mientras tanto, el gobierno español mantiene posiciones ambiguas respecto al territorio que hasta hace poco más de tres décadas era una provincia más.

Gemma Aguilera

Este post es copia del reportaje original publicado en http://www.eltemps.net/web/index.php?option=com_k2&view=item&id=3334:dos-soldats-amb-una-missio-posar-preu-el-sahara&Itemid=220 y traducido automaticamente por Google del Catalan.

Este es el segundo de los tres articulos digitales publicados por la revista EL TEMPS en su numero del 07 de diciembre de 2010 – Número 1382, dentro del reportaje, en exclusiva, relativo al coste que se estimo en los dias finales del Sahara como la ultima provincia española

Traición en el desierto, los saharauis fueron vendidos ???

Traicion al SaharaQuince mil millones (15.000.000.000) serian la razón, el 14 de noviembre de 1975, España abandonó el Sáhara Occidental a manos de Marruecos, Nunca se habló de los papeles de ‘venta’ que EL TIEMPO le ofrece en exclusiva.
Los acuerdos de Madrid del 14 de noviembre de 1975, firmados por España, Marruecos y Mauritania, fueron el capítulo final de la presencia española en el Sáhara y una traición de las promesas hechas a los saharauis de tener un referéndum de autodeterminación, tal como había aconsejado la misión de las Naciones Unidas que visitó el desierto del verano de ese mismo año.

Los españoles habían comenzado colonizando el territorio del Sáhara Occidental los años treinta y aunque montaron la primera guarnición en 1884 – y hay otorgaron el estatus de provincia española, con capital en el Aaiún, en 1957, un año después de dar la independencia al Rif. Las minas de fosfatos de Bucraa, que han acabado convirtiéndose en la principal riqueza del Sáhara Occidental-o de sus ocupantes-fueron descubiertas en 1947, aunque el potencial de estos yacimientos-sus grandes dimensiones (1.700 millones de toneladas) – no fue bien descrito hasta un estudio del gobierno español en 1962.

En 1960 la ONU emprende una política favorable a la descolonización, con la declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales. En 1961 crea el llamado Comité de Descolonización, que presiona a los estados a dejar sus colonias y, en concreto, se esfuerza para que España prepare la autodeterminación del Sáhara Occidental.

Durante más de una década convivieron al gobierno español dos sensibilidades diferentes respecto a la solución del Sáhara. Según explica el periodista que dirigía Radio Sáhara en 1974, Pablo-Ignacio de Dalmases, “el criterio del Ministerio de Asuntos Exteriores, responsable de la presencia de España ONU, era respetar la famosa declaración de descolonización por la independencia de los pueblos coloniales y, por tanto, favorable a seguir el criterio de las Naciones Unidas y proceder a la descolonización “. Pero el criterio de la presidencia del gobierno español, de la que dependía directamente el Sáhara y las otras provincias africanas, bajo el mando de Carrero Blanco, “era la continuidad indefinida de la presencia española”. Tras el asesinato de Carrero Blanco, en diciembre de 1973, “el gobierno se decantó más claramente-según Dalmases-por la descolonización y envió un nuevo equipo de gobierno en el Sáhara, encabezado por Federico Gómez de Salazar como gobernador general “. Tenía la misión de preparar los saharianos para un referéndum de autodeterminación y, previsiblemente, para la independencia, porque el gobierno español prefería esta opción que no la anexión a Marruecos o Mauritania. La cesión a Marruecos era, especialmente, mal vista por el dictador Franco, y por eso parecía muy improbable cuando, en la primavera de 1975, una misión especial de la ONU visitó el Sáhara Occidental. Constituida por el embajador de las Naciones Unidas Simeon Ake (Costa de Marfil), la cubana Marta Jiménez Martínez il’iranià Manouches Pisva, la misión visitó el territorio durante ocho días, además de viajar a Madrid, Nuakchot y Rabat para a entrevistarse con representantes de los estados implicados, y en Argelia para captar las reivindicaciones del Frente Polisario.

En Madrid, según el informe de esta misión, los representantes de la ONU se reunieron con el ministro de Asuntos Exteriores, Pedro Cortina Mauri, con el de Presidencia, Antonio Carro, y con el presidente Arias Navarro. “En todas estas reuniones-dice el documento-, el presidente y los ministros discutieron con franqueza con la misión la política de su gobierno respecto a la descolonización del territorio. Pusieron de relieve el deseo del Ejecutivo español, por un lado, de aplicar las decisiones de las Naciones Unidas, y de otra, de retirarse del territorio completamente y lo antes posible. ”

Pese a estas declaraciones de intenciones, medio año después llegaron los acuerdos de Madrid con Marruecos y Mauritania, acuerdos tenían “anexos económicos secretos”. Uno de los anexos no secreto pero sí económico era que los españoles podrían quedarse el 60% de los fosfatos de la mina de Bucraa. Los otros siguen siendo secretos. Nadie los relaciona con los documentos que presentamos en el siguiente reportaje, un protocolo de venta que pone precio al Sáhara Occidental, pero nadie hasta ahora no había mencionado la existencia de estos documentos, que sus redactores-simples reclutas con estudios de ciencias económicas acabados-presentan a EL TIEMPO.

En el cambio de orientación de las decisiones del gobierno español respecto al Sáhara se sabe que había un poderoso lobby pro-marroquí en el gobierno español, que, según algunos autores, era encabezado por el ministro del Ejército, Francisco Coloma Gallegos, que había sido coronel de la legión en el Sáhara durante dos años.

Con el dictador gravemente enfermo, los hechos se precipitan a finales de octubre. El 22 de octubre el ministro Solís Ruiz visita Rabat, en nombre del gobierno español. El día 23, el hermano del rey Hassan II, Muley Abdalá, declara a la Agencia EFE que España y Marruecos están “condenados a entenderse” en la cuestión del Sáhara y anuncia que ha ofrecido al gobierno de Franco el 60% de los fosfatos de Bucraa y la posibilidad de mantener bases militares en territorio del Sáhara para poder defender las Canarias. Al mismo tiempo amenaza que la Marcha Verde-una marcha de civiles marroquíes hacia el Sahara Occidental para reclamar lo que consideran su-es “imparable” y se hará “en las fechas previstas”.

El 2 de noviembre, el príncipe Juan Carlos, en funciones de jefe de estado a consecuencia de la agonía de Franco, visita las tropas españolas en el Aaiún y, según diversas fuentes, les promete que “España no hará ningún paso atrás , cumplirá todos sus compromisos, respetará el derecho de los saharauis a ser libres “.

El 6 de noviembre unos 300.000 marroquíes-según las fuentes de ese estado-comenzaron esta caminata que pretendía poner fin a la ocupación efectiva del territorio por parte de España e impedir ningún proceso de autodeterminación. La Marcha Verde había sido preparada a conciencia e incluso consultada con Washington, que había dado el visto bueno, a través de Henry Kissinger, el mes de agosto, según Tomás Bárbula a La historia prohibida del Sáhara español (Destino, 2002). Es difícil de creer que los servicios de espionaje españoles no conocieron las intenciones de Marruecos.

El 14 de noviembre de 1975 se firman los acuerdos de Madrid, comienza la evacuación urgente de los civiles y los últimos militares españoles se van definitivamente el 28 de febrero de 1976. Traición consumada.

Las Naciones Unidas han dictado varias resoluciones, estos últimos 35 años, insistiendo en la necesidad de que se lleve a cabo el referéndum de autodeterminación en el Sáhara-aunque también han retrasado la fecha alguna vez.

Actualmente, el Sáhara Occidental es uno de los dieciséis territorios no autónomos en el mundo que la ONU reconoce que deben ser descolonizados. 35 años después de traicionar el Sáhara, el desierto sigue ocupado.

Àlex Milian

Este post es copia del reportaje original publicado en http://www.eltemps.net/web/index.php?option=com_k2&view=item&id=3338:traicio-al-desert&Itemid=220 y traducido automaticamente por Google del Catalan.

Este es el tercero de los tres articulos digitales publicados por la revista EL TEMPS en su numero del 07 de diciembre de 2010 – Número 1382, dentro del reportaje, en exclusiva, relativo al coste que se estimo en los dias finales del Sahara como la ultima provincia española.

El reportaje original, en papel, del que procede este articulo, se puede visualizar en este enlace: http://www.milisahara.cat/llibres/reportatge/sortidasahara/index.html.

Apoyo al Coronel Martinez Ingles el 13 de Febrero en Madrid

El coronel Martínez Inglés responde tras conocer que será juzgado por “calumnias al Rey”

“…para no afrontar en soledad la personal lucha que voluntariamente libro con esta monarquía que nos asfixia y que con sus excesos ha mantenido siempre en verde el asqueroso semáforo de la corrupción, que me ayudéis, que me apoyéis, que os solidaricéis conmigo y que, los que podáis, estéis el próximo día 13 de febrero ante el número 12 de la calle Prim de Madrid, sede de la siniestra Audiencia Nacional residuo vergonzoso del franquismo.”

El pasado viernes, día 18 de enero, el coronel Martínez Inglés recibió en su domicilio una cédula de citación del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, por la que se le convoca para que acuda el día 13 de febrero próximo, a las 11,30 horas de la mañana, a la Secretaría de dicho Juzgado al objeto de asistir al acto del Juicio Oral en el Procedimiento que se le sigue en ese tribunal especial por un presunto delito de “calumnias e injurias graves contra la Corona”.  El fundamento de la acusación contra el coronel Martínez Inglés está basado en un artículo publicado en Canarias-semanal.org, en el que bajo el título “¿Por qué te callas ahora?”  , el oficial del Ejército español hacía diversas consideraciones en torno a la personalidad del monarca Juan Carlos Borbón.

La fiscalía de la Audiencia Nacional, que como se sabe es una jurisdicción especial, heredera del antiguo tribunal franquista de Orden Público (TOP), ha solicitado para él una condena de UN AÑO Y TRES MESES DE PRISIÓNy el abono de costas del juicio estimadas en 2.000 euros.

En relación con su procesamiento y la petición fiscal, el coronel Martínez Inglés redactó para este periódico digital una nota que adjuntamos a continuación.

Nota del Coronel Martínez Inglés

Día de la ira republicana

De la mía, desde luego que sí, que me confieso iracundo en extremo, esperando y deseando que ese día ya cercano del próximo mes de Febrero lo estéis también la mayoría de vosotros, estimados amigos, compañeros, demócratas, republicanos y ciudadanos en general de este desgraciado país de la corrupción, el pelotazo, las preferentes, los EREs, el Bárcenas, los sobres fantasma, el Urdangarín, la Gürtel, los jubilatas sin Urgencias, los médicos privatizados, los seis millones de parados, los novecientos mil millones de euros de Deuda, los diez millones de pobres de solemnidad, los dos millones de familias en las que no entra un euro un mes tras otro… etc, etc.

Porque tiene tela, amigos, con la que está cayendo en este territorio plagado de sinvergüenzas de alto estanding que guardan sus rapiñas en Suiza y abandonado por Dios y hasta por la señora Merkel, tener que acudir, ese próximo día que les comento, a la Audiencia Nacional (un Tribunal, como todos ustedes saben, con el ADN del antiguo Tribunal de Orden Público franquista) a defenderme de una acusación de calumnias e injurias vertidas (según el Fiscal General del Estado que, como todos ustedes saben también, cumple órdenes del Gobierno) contra un impresentable señor, un obsoleto y desvergonzado monarca, un despreciable sujeto divino e inviolable que se pasa las leyes por el forro de su corona, un hombre acabado física y mentalmente por sus excesos que, desde hace treinta y siete años, “okupa” sin ninguna legitimidad (salvo la del militar rebelde y genocida que lo colocó ahí) la Jefatura del Estado español.  Dedicándose en exclusiva todos estos años a pegarse la gran vida y a utilizar en provecho propio los recursos del Estado: caza de elefantes acompañado de su “asesora estratégica” de turno, francachelas sexuales pagadas con fondos reservados, pseudo golpes de Estado para asentar su tambaleante corona, colaboración de facto en los oscuros negocios de su señor yerno, amasamiento de una fortunita personal que medios solventes extranjeros (incluido el New York Times) cifran a día de hoy en 1.800 millones de euros… etc., etc. Presuntos delitos, vicios redomados y actuación impropia del alto cargo que ostenta y que le llevó, en abril del año pasado, en una patética intervención televisada, a pedir perdón a sus asombrados súbditos.

Pues sí, amigos, les cuento.  El pasado viernes 18 de Enero recibí en mi domicilio una Cédula de Citación del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional (una cutre cédula en la que no figura, supongo que por miedo, ni el nombre del titular del Juzgado ni el de la secretaria judicial que la firma con un garabato) por la que se me convoca para que acuda el día 13 de Febrero próximo, a las 11,30 horas de la mañana, a la Secretaría de dicho Juzgado al objeto de asistir al acto del Juicio Oral en el Procedimiento que se me sigue en ese tribunal especial, en calidad de acusado y bajo apercibimiento de ley.

Anteriormente a esta citación, en Noviembre del año pasado, ya había recibido un escrito del Juzgado Central nº 002 de la misma Audiencia Nacional trasladándome la petición de pena por parte de la Fiscalía: UN AÑO Y TRES MESES DE PRISION (¡Inaudito, los golfos queriendo llevar a la cárcel a los honrados!)  Y el abono de las costas del juicio estimadas en 2.000 euros.

Al comunicaros este desagradable asunto, estimados amigos y compañeros, quiero que sepáis que yo lo afronto con total tranquilidad y normalidad, enmarcándolo en la ya larga lucha personal que libro desde hace años para que algún día, ya cercano afortunadamente, vuelva a este país el legítimo régimen republicano masacrado por el fascismo castrense en 1939 y, desde luego, sin que mi ánimo flaquee un solo segundo, como he hecho a lo largo de toda mi vida en situaciones mucho más comprometidas y peligrosas que ésta, seguro de lo que hago y con la certeza absoluta de que, al final, el triunfo estará de mi parte.  Y, por supuesto, del ideal con el que me he comprometido.  Que, en estos momentos y sin remilgos de ningún tipo, debo reconocer que no es otro que, como os acabo de decir, lograr la pronta y venturosa llegada de la III República española.  Mandando a los infiernos, de una vez por todas, la insulsa, obsoleta y corrupta monarquía juancarlista/franquista que ha sido, en una gran proporción, la culpable del desastre y la ruina que en estos momentos atenaza a todos los españoles.

Yo, amigos, estoy acostumbrado a luchar solo.  Lo hice en el año 1989 cuando me enfrenté a la cúpula castrense franquista del momento, al ministro de Defensa Narcís Serra y al Gobierno socialista en pleno, para conseguir erradicar de este país la mili obligatoria que, sin servir para mantener una defensa exterior efectiva, se cobraba la vida de más de doscientos jóvenes al año en accidentes (por falta de preparación técnica de los mismos) y en suicidios.  Objetivo que lograría por fin en 1996, curiosamente, con la llegada de la derecha al poder.

Y ya antes (y perdonad que os cuente estas “batallitas” de mi ancestral currículo pero es que uno tiene ya sus añitos, aunque, la verdad, biológicamente no creo que pase de la cuarentena ya que todavía aguanto bien los ocho kilómetros que corro todas las tardes desde hace más o menos cincuenta años) tanto en la guerra de Ifni de 1958, en la que mandé un comando especial de cuarenta soldados voluntarios y casi suicidas con la misión casi diaria de infiltrarnos en el campo enemigo para hacer prisioneros y obtener valiosa información que evitara a nuestras tropas ataques intempestivos, como años después en el desierto del Sahara al frente de tropas nómadas nativas, como en las Unidades especiales de paracaidistas realizando centenares de saltos en condiciones extremas o en la terrible como angustiosa “guerra del norte” en la que cualquier mañana, en un semáforo, podías encontrarte con la muerte… siempre actué con arreglo a mis principios e ideales, por propia voluntad, sin necesidad de compañía laguna y, afortunadamente, encontrándome con el éxito al final de la peligrosa “cabalgada”.

Pero en esta ocasión, ciudadanos españoles, amigos, compañeros, republicanos, que todavía atesoráis ilusiones y que aspiráis a cambiar cuanto antes la peligrosísima situación en la que en estos momentos se encuentra este país, yo os pido, para no afrontar en soledad la personal lucha que voluntariamente libro con esta monarquía que nos asfixia y que con sus excesos ha mantenido siempre en verde el asqueroso semáforo de la corrupción, que me ayudéis, que me apoyéis, que os solidaricéis conmigo y que, los que podáis, estéis el próximo día 13 de febrero ante el número 12 de la calle Prim de Madrid, sede de la siniestra Audiencia Nacional residuo vergonzoso del franquismo.

Yo, desde luego ¡faltaría más!  Voy a acudir allí en esa fecha y hora para plantar cara, una vez más, a semejante rodillo antidemocrático, en cuyo interior, unos prepotentes y endiosados juristas tratan de irradiar su efímero y espurio poder por delegación del Gobierno y del partido de turno.  Parafernalia jurídico/política que a mí, lejos de causarme ningún pavor, me produce, si no risa, sí preocupación y hastío por lo que semejantes conductas representan dentro del pavoroso escenario institucional y social en el que estos momentos se debate este país, en crisis total de supervivencia.

Termino ya esta larga nota con la que para nada he querido transmitiros preocupación personal o duda de ninguna clase, sino, todo lo contrario, esperanza, horizonte vital, espíritu de lucha y valentía ante lo que tiene que venir… y vendrá.

Y como punto final, ahí van mi última y reiterativa petición al respecto y una solemne promesa:

Los españoles demócratas que amamos la República no podemos dejar pasar, mirando para otro lado, la presente situación.  Debemos dar un paso al frente de una vez comprometiéndonos de verdad y en serio con la consecución de nuestros ideales.  Dejémonos de manifestaciones insulsas y reiterativas con nuestras añoradas banderas al viento.  Ya no hay tiempo para eso.  Ha llegado el punto y la hora de salir a la calle, de luchar, pacífica y democráticamente, por supuesto, pero sin renunciar para nada al enfrentamiento público de las ideas y al sacrificio personal.  Y deberemos hacerlo, además de para conseguir nuestros sueños, para colaborar a sacar del pozo en el que se encuentran hundidos millones y millones de compatriotas absolutamente desmoralizados y empobrecidos por una casta política postfranquista que ha esquilmado este país en nombre de la libertad y la democracia.

“Si somos capaces de hacer algo parecido a esto, amigos y compañeros.  Si nos unimos y nos olvidamos de protagonismos y personalismos espurios, yo os prometo que antes de dos años (quizá bastante antes) gozaremos en España de una nueva III Republica, democrática, moderna, europea y respetuosa con la libertad y los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.  O moriré en el intento.

Que empezará a funcionar, eso sí, con todos los corruptos de este país dentro de la cárcel, empezando por el rey (primer corrupto de este país) y terminando por el último alcalde que haya podido sucumbir a la pérfida tentación del pelotazo”.

Soy consciente de que a alguna persona que me lea, estas palabras que acabo de estampar negro sobre blanco pueden parecerle demagógicas, ampulosas, vanidosas, visionarias e, incluso, idealistas y trasnochadas.  ¡Allá ella!  Yo lo que puedo decirle al respecto es que están redactadas con la mano en el corazón de un soldado español que juró hace ya muchos años defender a sus compatriotas con su propia vida, que con ese fin se la ha jugado repetidas veces a lo largo de los últimos cincuenta años y que está dispuesto a volver a hacerlo las veces que hagan falta para ser fiel a ese juramento.  Los tiempos no están para críticas estériles, amigos, sino para actuar.  Y aquél que en estos dramáticos momentos tenga algo bueno que proponer para que los españoles no nos inmolemos colectivamente en la pira de la corrupción y el enfrentamiento, y se considere capaz de luchar para llevarlo a efecto, que lo diga.  Yo encantado, me subiré a su carro.

Pero no hacer nada, no.  No nos queda demasiado tiempo.  Si en las próximas semanas o meses cae Rajoy, asesinado por la corrupción de su propio partido (escenario harto probable), el infinito político y social, como un tremendo abismo, se abrirá ante nosotros.

Fdo: Amadeo Martínez Inglés Coronel.  Escritor.  Historiador

Este post es copia del publicado enhttp://insurgente.org/index.php/template/tribunales/item/3573-el-coronel-mart%C3%ADnez-ingl%C3%A9s-responde-tras-conocer-que-ser%C3%A1-juzgado-por-calumnias-al-rey

Una fecha para borrar del calendario

El 14 de noviembre deberíamos borrarlo del calendario. Es una fecha que debería avergonzarnos. Ese día, en 1975, se firmaron papeles mojados sobre el Sáhara. El Acuerdo tripartito de Madrid o Acuerdos de Madrid es el nombre simplificado de la Declaración entre España, Marruecos y Mauritania sobre el Sáhara Occidental. Estos documentos se componen de una declaración política y varios anexos secretos. La declaración estipula que España transferirá la administración del Sáhara Occidental (pero no la soberanía) a una administración temporal tripartita con España, Marruecos y Mauritania. Lo cierto es que después, la ONU no ha considerado ni a Marruecos (ni, en su momento, a Mauritania) como potencias administradoras del territorio del Sáhara Occidental, que sigue en la lista de territorios pendientes de descolonización.

Los anexos secretos económicos estipulaban la cesión a Marruecos del 65% de la empresa FosBucraa, que explotaba los ricos yacimientos de fosfatos del Sáhara Occidental, a cambio de que España obtuviese derechos de pesca para 800 barcos durante 20 años. Los de materia de pesca fueron incumplidos por Marruecos. Los Acuerdos de Madrid fueron un paso importante de la dinastía alauí en la consecución de su proyecto de Gran Marruecos. Después de tantos años de abandono y dejación hacia el pueblo saharaui, la fecha del 14 de noviembre debería ser para los ciudadanos sensibles una fecha vergonzosa.

Este post es copia del publicado por , Córdoba el 13 de Noviembre en el diario digital El Pais en el siguiente enlace http://elpais.com/elpais/2012/11/12/opinion/1352744035_275336.html

Un pueblo ahogado en el desierto

Moichar Moulud y Nana Sidati, saharauis de 22 años. Foto de ELSA G. DE BLAS

En el Sáhara sobran estrellas, arena y tiempo. Todo lo demás escasea. “Nosotros somos pobres, ¿entiendes? Sin tierra, sin nada. Lo único que tenemos es la ayuda de nuestros hermanos españoles”. Los ojos de Nana Sidati, saharaui de 22 años, sobresalen con un brillo inteligente por debajo de su malhfa morada. Está sentada en un bordillo a la sombra, tapada de pies a cabeza a más de 45 grados, y no suelta de las manos el móvil que le ha traído su padre español. Es uno de los activistas que viajó el pasado 7 de agosto a los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia), en desafío al Gobierno por repatriar a todos los cooperantes españoles de la zona por riesgo de secuestro. A ella en España la llamarían ni-ni, porque no estudia ni trabaja. Con la mirada perdida suelta un lamento en perfecto español: “Queremos hacer mucho, pero aquí…Es querer y no poder”.

Nana vive en una de las cinco wilayas o campamentos de refugiados saharauis en Argelia. La suya es la más reciente, y la única que tiene luz. Ni hablar de agua corriente. Se llama 27 de febrero, en honor al aniversario de la creación de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática, la RASD. El horizonte vital de la joven empieza y acaba en su jaima y en la pequeña construcción de adobe que alberga la cocina. “Me levanto, hago el té, si me toca a mí y no a mi hermana hago la comida…De la casa a la cocina y de la cocina a la casa, la vida es así, lo que haces hoy lo harás mañana”. No hace planes, no piensa en futuro. Su tiempo permanece congelado, como el del resto de los 165.000 saharauis exiliados desde 1975 en la hamada (desierto pedregoso sin dunas) argelina después de la ocupación marroquí de la antigua colonia española del Sáhara Occidental. Desde entonces solo esperan —en 1991 se acordó un referéndum de autodeterminación—, olvidados en el hostil paisaje casi lunar en el que todo es del mismo color ocre: las jaimas y las casas de adobe, la tierra y el cielo, cubierto en verano por una nube de arena que oculta el azul. El suyo es un conflicto enquistado y que solo avanza a peor. La crisis, y ahora la amenaza terrorista, les ahogan en el desierto.

El almacén del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en Rabuni, la capital administrativa de la RASD y donde residen los cooperantes, es un cementerio de contenedores y palés vacíos, donde se agudiza la sensación de desamparo. En las reservas de comida queda un mes de cebada y un mes de aceite. El resto se ha agotado. “La situación es crítica, no tenemos asegurado qué van a comer los próximos meses”, alerta el presidente de la Media Luna Roja saharaui, Yahia Buhbeini, mientras camina por el desangelado recinto. La ayuda internacional se resiente. Solo la que procede de la cooperación española a través del Estado, exceptuando otras Administraciones y ONG —España es el primer donante de ayuda a los saharauis— se ha reducido este año en más de tres millones de euros respecto al año pasado (en 2012 ha sido de 5.690.000 euros).

Pero la ayuda alimentaria ya lleva meses, incluso años, sin cubrir las necesidades mínimas de la población. La ONU reparte 125.000 raciones de comida cada día. No hay censo oficial, pero las autoridades argelinas hablan de al menos 165.000 personas en los campamentos. Las cifras no cuadran. Así, la tasa de desnutrición crónica en niños menores de cinco años es de casi el 30%, según datos de ACNUR.

“El terrorismo marroquí pretende aniquilarnos y aislarnos, y trata de mermar las relaciones con nuestros amigos de España”, clamó el presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, ante la delegación de activistas que se desplazó a principios de mes a Tinduf. Las consecuencias de la evacuación española tuvieron su efecto inmediato.Uno de los niños atendidos por desnutrición por los cooperantes de Médicos del Mundo falleció durante sus diez días de ausencia. El reparto de alimentos frescos que realiza la ONG vasca Mundubat se retrasó 15 días. El problema es también potencial: el miedo puede disuadir a las miles de familias españolas que viajan cada año a los campamentos para acoger a niños saharauis a través del programa Vacaciones en paz. Solo cuatro de los 12 cooperantes repatriados han regresado.

El apartamento de Albert Sterm y su compañera de Médicos del Mundo, que no quiere revelar su nombre, está a apenas un par de puertas de distancia del que ocupaba la cooperante Ainhoa Fernández de Rincón cuando fue secuestrada en octubre de 2011 por el grupo terrorista MUJAO (relacionado con Al Qaeda). Albert, de hecho, dormía allí la noche en la que se llevaron a Ainhoa, a Enric Gonyalons y a la italiana Rosella Urru. Escuchó los tiros, supo que había un ataque. Cogió el teléfono y transmitió la alarma a su ONG. Se libró porque no le buscaban a él. Ese día casi todos los cooperantes, en torno a una veintena, estaban en sus pisos. Los apartamentos dan a un mismo patio común. Y los terroristas fueron solo a por tres.

En ese mismo apartamento y alrededor de un café, los cuatro españoles que han decidido volver a Tinduf desoyendo la alerta del Ministerio de Exteriores, debaten sobre si el Estado debería pagar un rescate por ellos si son secuestrados. Jesús Martín, miembro de Mundubat, tiene claro que renuncia a que se pague por él. Albert no está de acuerdo: “Yo creo que el Gobierno no se puede desentender, yo no he renunciado a mi ciudadanía y corro un riesgo pero soy una herramienta de la política exterior”. El Frente Polisario, el movimiento que lucha por la independencia del Sáhara Occidental, ha tratado de responder a la amenaza aumentando las medidas de seguridad de los trabajadores humanitarios: el recinto en el que duermen se ha rodeado de dos muros de tierra con aspecto de barricadas que se convertirán en poco menos de un mes en firmes muros con alambre de espino; el complejo está vigilado ahora por decenas de militares armados.

A Moichar Moulud, de 22 años, también se le encuentra, como a Nana Sidati, sentado en un bordillo, con su darrá blanca. Debajo se le adivina una camiseta de la marca Ferrari. Espera fuera de las dependencias del Ministerio de Educación, en Rabuni, donde decenas de jóvenes asisten a un acto de entrega de diplomas de bachillerato. Dentro se escucha el característico ulular de las mujeres saharauis cuando se anuncia que 426 estudiantes han superado la prueba de acceso a la universidad. El 100% son alumnos cubanos, les llaman los cubarahuis. Unos 600 chicos están ahora estudiando en Cuba, varios miles en España. Sus perspectivas después de terminar los estudios son casi nulas Muchos se licencian y vuelven a casa. A la nada. A preparar el té, como Nana. “¿Tasa de paro juvenil? En el contexto de refugio en el que vivimos el empleo no es una prioridad”, responde Mohamed Moulud, ministro de Juventud.

Moichar acaba de volver de Galicia, donde ha estudiado durante ocho años. Él solo terminó la educación secundaria. Suelta tacos en español. La falta de oportunidades le ha conducido, como a otros jóvenes, hacia un discurso belicoso. Dice que lo habla con sus amigos, que no ven otra solución a su ahogo. Él era pacífico, promete. Pero ya se ha cansado de esperar: “No veo otra salida que la guerra”.

Este post es copia del publicado por EL PAIS en http://politica.elpais.com/politica/2012/08/18/actualidad/1345316673_512991.html

Marruecos impulsa un terrorismo que tiene como objetivo el Sahara

El líder del Polisario y presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, en la sede de Presidencia durante un encuentro con ABC

El líder del Polisario y presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, en la sede de Presidencia durante un encuentro con ABC

El líder del Frente Polisario agradece a los cooperantes su retorno a pesar de la amenaza de secuestro.

El líder del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, agradeció ayer el viaje a los campamentos de refugiados saharauis de un grupo de españoles a pesar de las advertencias del peligro de secuestro lanzadas por el Gobierno de Mariano Rajoy. La delegación se está alojando en la misma sede de Protocolo donde fueron secuestrados el pasado 22 de octubre dos cooperantes españoles. El edificio ha sido rodeado en los últimos días por un muro de arena. Es una de las medidas disuasorias desplegadas. El presidente Abdelaziz insiste sin embargo en esta entrevista con ABC en que no tienen indicios de más secuestros y que tienen la seguridad bajo control pero que es necesaria más coordinación internacional.

-¿Qué opina de la decisión de repatriar a los cooperantes?

-Soy sensible con respecto a la seguridad de los cooperantes, máxime cuando tiene que ver con el terrorismo, pero la decisión de repatriarlos fue precipitada. Nos pilló por sorpresa y fue sobredimensionada por la Prensa por las declaraciones de algunos funcionarios españoles. No podemos exigir a las autoridades españolas ser ajenas a la seguridad de sus ciudadanos, pero si España disponía de algún elemento que apuntaba a alguna amenaza determinada debían haber actuado de tal modo que podamos proteger a españoles, a saharauis y a los de otras nacionalidades.

-¿No tenía noticias de esa amenaza inminente a la que se refiere el ministro de Exteriores, García-Margallo?

-Nosotros, que estamos sobre el terreno, no disponíamos de ningún elemento de información que apuntara a la existencia de amenaza de ninguna índole. Obviamente las cosas han cambiado desde el 22 de octubre (cuando fueron secuestrados los dos cooperantes españoles y una italiana), la primera acción terrorista aquí en casi cuatro décadas. En ese momento llegamos a la conclusión de que estábamos en el punto de mira de los terroristas y hemos adoptado nuestras medidas de protección y al mismo tiempo estamos dispuestos a colaborar con todas las partes en la lucha contra el terrorismo.

-¿Quién cree entonces que pudo alertar a España de ese peligro?

-Lo ignoramos.

-¿Cómo afrontar la actual amenaza?

-Creemos que fortaleciendo la comunicación y la cooperación podemos superar cualquier riesgo o amenaza terrorista. Desde nuestra experiencia, no es una tarea difícil. Es un grupo de cooperantes reducido, la zona no es muy grande y la inversión necesaria tampoco. Hay un problema de deficiencia de recursos y esto nos lleva a pensar que la coordinación y la ayuda de otras partes podrían facilitar esta tarea.

-¿Cómo salvar la cooperación en el Sahara?

-Para hacer frente al terrorismo la huida no es la mejor receta. El mejor remedio es adoptar las medidas pertinentes y reforzar la prevención.

-En su recepción a la delegación española señaló a Marruecos como el impulsor del terrorismo en esta región. ¿Usted cree de verdad eso?

-Categóricamente sí. Marruecos impulsa un terrorismo que tiene como objetivo el pueblo saharaui para influir en las posiciones políticas del conflicto. Su objetivo es aislar al pueblo saharaui en la zona y cortarle las ayudas.

-Ni González, ni Aznar, Ni Zapatero ni Rajoy han visitado el Sahara Occidental ni los campamentos de refugiados como presidentes. ¿Por qué cree usted que no lo hacen?

-España, expotencia administradora, debe asumir su responsabilidad ante unos ciudadanos que se hallan en condiciones difíciles. Se merecen que un presidente español venga a ver cómo viven y a decirles que pese al pasado siguen pensando en ellos. También, como potencia regional importante a España no le queda más remedio que desempeñar un papel en la solución del conflicto. Y para ello, ya que tiene visitas con la otra parte, Marruecos, debe tenerlas con nosotros.

– ¿Está usted convencido de que no hay nadie que desde dentro quiera ayudar para que se repita otro secuestro de cooperantes?

– No tenemos absolutamente ningún elemento que apunte a eso.

– Pero alguien sí lo hizo en la noche del pasado 22 de octubre, cuando secuestraron aquí a dos españoles y una italiana.

– Hubo una persona que colaboró desde dentro. Puede que su colaboración no fuera determinante, algo de información y logística, pero nada más.

El perfil de Mohamed

Mohamed Abdelaziz lleva más de 35 años liderando el Frente Polisario y siendo presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que España no reconoce como estado. Desde el sur de Argelia, donde vive junto a decenas de miles de refugiados que escaparon de la ocupación marroquí de la ex colonia española, sigue luchando a favor de la independencia de un territorio que parece olvidado por la que sigue siendo sobre el papel potencia administradora, España, y por el grueso de la comunidad internacional.

Fuente: ABC

Sobre el Sahara Occidental

Muchas personas me preguntan sobre el porque de nuestra actividad con los saharauis, muchas personas en España y en todo el mundo desconocen la realidad de este pueblo, quizas este post les ayude a comprendernos.

PD: A los mas interesados les recomiendo este enlace con toda la DOCU OFICIAL al respecto http://www.wshrw.org/indice-documentos/

Mapa del Sahara Occidental con los muros que la diciden

El Sahara Occidental, es un país del norte de África calificado como territorio no autónomo por las Naciones Unidas. Su extensión es de 266.000 kilómetros cuadrados y su población es de unos cientos de miles de personas. El territorio está actualmente dividido por un muro de más de 2.000 kilómetros plagado de millones de minas antipersonales que incluso invade Mauritania. La zona al oeste del muro constituye el territorio ocupado por Marruecos. La potencia ocupante explota las riquezas del territorio (pesca, fosfatos, arena, agricultura de invernadero). Las zonas al este de esa berma forman los territorios liberados por el pueblo saharaui. La población se halla repartida entre ambas zonas, los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (sudoeste de Argelia) y la diáspora en otros países, fundamentalmente Mauritania y España.

El Sahara Occidental es un territorio que limita con Marruecos al norte, con Argelia al este, con Mauritania al sur y al este y con España al oeste.

En 1975 fue invadido por Marruecos y Mauritania al amparo de un acuerdo internacional ilegal concertado por estos dos países con la potencia administradora del territorio, España, para negar al pueblo saharaui su derecho internacionalmente reconocido a la autodeterminación y a la independencia. Tras la retirada de España en 1976, Marruecos y Mauritania formalizaron una partición del territorio. En 1979, Mauritania se retiró del Sahara Occidental. En 1975 el pueblo saharaui, representado por el Frente Polisario, inició una guerra contra la ocupación para defender su derecho a la autodeterminación y a la independencia. En 1991, las Naciones Unidas aprobaron un Plan de Arreglo, acordado por las dos partes del conflicto, Marruecos y el Frente Polisario, para poner fin a la guerra y organizar un referéndum de autodeterminación para elegir entre la independencia o la integración en Marruecos. La monarquía marroquí ha obstaculizado hasta hoy la celebración de dicho referéndum.

Desde el momento de la invasión, el gobierno marroquí ha violado sistemáticamente los derechos humanos del pueblo saharaui en todos los planos. Civil y políticamente, no sólo ha negado el derecho a la autodeterminación y a la independencia del pueblo saharaui, sino que ha llevado a cabo una política de genocidio, desapariciones, torturas y encarcelamiento de todos aquellos que han defendido ese derecho. Económicamente, el gobierno marroquí ha realizado una política de saqueo de los recursos del territorio y de búsqueda de complicidades de inversores externos para asentar colonos que alteren la composición demográfica del territorio e impidan la autodeterminación e independencia del mismo. Culturalmente, el gobierno marroquí se ha dedicado a destruir las huellas de la historia saharaui anterior a la ocupación marroquí.

Jadeya, la niña que vino del Sahara

Pilar Cabezuelo es TAM en Metro de Madrid pero, además, colabora de manera muy activa a favor de los derecho de los saharauis. Hace unos años conoció a Jadeya, una niña saharaui que cambió su vida para siempre. No te pierdas esta historia.

Todo surgió de la manera más inesperada. Una amiga mía, que iba a acoger una niña durante dos meses en verano, sufrió un accidente días antes de la llegada de la pequeña. Así , me pidió que me hiciera cargo de ella y Manata pasó esos dos meses en mi casa para regresar con sus padres a los campamentos saharauis a finales de agosto.

La experiencia fue tan buena que al año siguiente decidí repetir y no he dejado de hacerlo hasta ahora. En estos últimos 15 años han pasado por mi casa un buen número de niñas con las que sigo manteniendo una inmejorable relación. Algunas de ellas ya son mayores y tienen hijos que vendrán a nuestro país en verano.

Una de estas niñas es Jadeya, que llegó en el verano del 97. Recuerdo que era muy pequeña, tenía 6 años, y venía del Campamento 27 de Febrero. Yo estaba en el aeropuerto de Barajas con la Asociación de amigos del pueblo saharaui ayudando a recoger a los niños y llevarlos con sus familias de acogida. El caso es que Jadeya me dio la mano y me dijo que se venía conmigo a mi casa. La verdad es que me hizo mucha gracia su determinación y no hubo problema en que pasara el verano con nosotros.

Cuando se le hicieron exámenes médicos, le encontraron una serie de patologías que hicieron necesario que se quedara  en España para realizar un tratamiento. Sin embargo, esto no fue posible hasta el año siguiente, con la autorización de sus padres y del representante del Polisario en Madrid, que gestionaron la acogida a través de la Oficina del Menor de la Comunidad de Madrid.

Así, Jadeya ha estado conmigo de manera continuada desde 1998 hasta 2008, año en que tuvo que regresar a los campamentos saharauis por un problema familiar. Allí permaneció dos años y medio, aunque en la actualidad está de nuevo con nosotros, retomando sus estudios. Supongo que, salvo que ella decida lo contrario, se quedará ya definitivamente en España, aunque sin perder la relación con su familia biológica de Tinduf.

Mi niña es muy buena estudiante y su meta es ser médico para poder ayudar a su pueblo, ya que es muy consciente de la ayuda que puede aportar con sus conocimientos a mejorar el estado actual de sus familiares.

Con Jadiya no hacemos distinciones, es una más de la familia. Se la quiere igual, se la riñe igual y se la exige igual. Tiene una personalidad fuerte, pero es muy resolutiva, su vida en estos últimos años le ha obligado a madurar mucho, es muy cariñosa y consciente de la suerte que ha tenido por vivir en nuestro país con una buena educación y tratamientos médicos. Sin duda, al final, recibimos de ella mucho más de lo que le damos.

En definitiva, la experiencia de la acogida temporal en verano es muy recomendable y enriquecedora porque a través de los ojos del niño se descubre otra manera de vivir. Lo que para nosotros es cotidiano como el agua, la luz eléctrica, la cama…etc. son cosas a descubrir para ellos. Estos pequeños te enseñan su cultura, algo que tenemos muy olvidado compartir en el primer mundo.

Cuando te planteas una acogida permanente hay que tener en cuenta que debe ser una decisión consensuada con la familia. Además , se debe ser consciente de que es por una enfermedad importante del niño (no se quedan en España por ninguna otra razón) y que cuando esta se subsane volverá con sus padres biológicos. Sobre el papel es fácil, pero llevarlo a cabo es muy duro porque los lazos afectivos que estableces con el niño hacen que el momento de su retorno se convierta en un drama. En cualquier caso, es una opción de máxima generosidad por parte de la familia acogedora.

En caso de que te estés planteando un posible acogimiento este verano, puedes solicitar información a cualquier asociación de amigos del pueblo saharaui que colabore con el programa Vacaciones en paz, que se lleva realizando desde hace casi treinta años. Los trámites son bastante sencillos, basta con querer acoger a un niño durante dos meses con el compromiso de hacerse cargo de su manutención y participar en la actividades programadas para todos los niños, como llevarles a exámenes médicos que precisen. Lo que hay que recordar siempre es que estos pequeños no pueden ser adoptados y que no se puede realizar ningún trámite en este sentido ya que proceden de familias bien estructuradas y son niños muy queridos en sus hogares.

Garantes de la huella española en Dajla

“Transmitiendo desde el Monte de las Mesas, en Tenerife”. Este mensaje, aderezado con música tradicional canaria, ha quedado grabado en la memoria del saharaui Sidahmeh Brahim Burhi.

Sidahmeh Brahim Burhi.

Sidahmeh lo escuchó cientos de veces. “Así empezaba Radio Nacional de España (RNE) sus emisiones, que llegaban hasta esta orilla desde 1963, a las 6.23 de la madrugada”. Este abogado de 60 años es secretario general de la Asociación Río de Oro, que trabaja para recuperar la cultura española en Dajla (Sáhara Occidental).

Recuerda que la ciudad se construyó en 1942; aunque los primeros españoles llegaron “en sus galeones” en 1884, bautizaron la ciudad como Villa Cisneros en honor al inquisidor cardenal, y edificaron el fuerte bajo las órdenes de Emilio Bonelli.

“En esa época se podían contar los españoles con los dedos de las manos”, dice Sidahmeh sentado en uno de los sofás de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, construida en los años 40 por los españoles en Dajla. Por el edificio, nos acompaña también Mohamed Fadel, de 46 años; más conocido como Pouh. Otro de los garantes de la memoria española en la ciudad y guardián del centro de culto desde hace décadas.

‘Saharaui y español’

Pouh contrajo la polio con 3 años y fue derivado por la Sección Femenina a Canarias, donde pasó parte de su infancia. De esas tierras le queda un grato recuerdo y un marcado acento. Regresó en 1981 a Dajla, donde su padre había sido cabo de la Policía Territorial. Pouh, que preside una asociación para minusválidos, lo tiene claro: “Soy saharaui y luego español; así es como me siento”.

“Queremos salvaguardar nuestros lazos con España; un pueblo no es nada si borran sus huellas, su pasado”, opina mientras se queja de que Marruecos no ha respetado la huella que dejó España en esta ciudad de su ex colonia.

Entre otras razones, porque en Dajla no quedaron protegidos los bienes del Estado español con un depositario como sí que sucedió en El Aaiún (capital administrativa del Sahara Occidental), sigue Pouh, que guarda aún en la Iglesia celosamente libros de la época y banderines de las tropas del Sahara Occidental.

El Acuerdo Tripartito dejó la ciudad en manos de Mauritania en 1976, luego pasó a Marruecos el 14 de agosto de 1979, entonces España perdió la propiedad”, apunta el guardián de la Iglesia. Un batallón de las filas marroquíes, continúa, se apoderó de Nuestra Señora del Carmen ese mismo año “y derrumbaron una parte del edificio”, en obras de restauración desde el pasado Ramadán “gracias a la ayuda del Vaticano y algunas asociaciones de cariz religioso”.

Sin embargo, la capilla resultó intacta, “sólo falta un Cristo grande que ahora está en Fuerteventura y tres campanas que creo que están en Gran Canaria”, se enorgullece Pouh mientras enseña las carcomidas cuartillas donde negro sobre blanco han quedado escritas las letras que se cantaron durante años en misa y que descansan junto a un niño Jesús (esculpido en barro) sobre las teclas del viejo órgano.

Ahora son pocos los que se acercan a esta Casa del Señor. Una vez al mes acuden los Padres destinados en El Aaiún a atender a la comunidad católica y protestante. “Puede que vengan 4 personas a misa como 20, como ninguna”.

En los pasillos lucen algunas fotos del año 53 en las que se levanta en medio de una casi virgen Dajla la pequeña Iglesia frente al fuerte de Bonelli. “La Unesco pidió que no lo tiraran, pero no dejaron ni una piedra y han destinado a ese espacio una plaza con un monumento de la Península de Dajla”, según Pouh.

Resiste el viejo cine

La primera ciudad, en 1942, se componía de la escuela, la mezquita, el mercado, algunas casas para comerciantes y los ‘frig’ (conjuntos de jaimas). Las casas siguen en pie cerca de la Iglesia y detrás del antiguo cine español, el Lumen (por Luján y Méndez, los socios que lo pusieron en marcha) en 1963, relata Sidahmeh.

El edificio donde vio ‘El último tren’ sigue en pie, pero ya no se sienta nadie en sus butacas. Entre las rejas de su puerta principal, se descubre su abandono y se intuyen aún algunos carteles de títulos árabes o franceses. “Cuando se fue España lo compró Mohamed Lamine, un notable de la época, que sigue siendo su propietario”.

En la ciudad, además, siguen en pie todavía el Hospital Militar (que sigue destinado a sus funciones), el antiguo Colegio La Paz (ahora escuela 14 de agosto), un instituto que ha pasado a llamarse Hassan II o el cuartel de la Legión. “Tiraron también �da fe Sidahmeh- la Casa del General, que se ha vuelto a levantar pero han hecho una mera imitación”; su padre trabajó allí como ordenanza.

En Dajla, que significa bahía, siguen luciendo también dos faros de la época, uno de los años 20 y otro de los años 70, testigos como Sidahmeh y Pouh de los tiempos en los que los españoles convivieron con los hombres del desierto.

Los Reyes Magos, la Legión y el Padre Tacoronte

Los viejos recuerdos de la época española de los saharauis Sidahmeh Brahim Burhi y Mohamed Fadel tienen aún incluso nombres. Sidahmeh se acuerda de los profesores José Antonio o Indalecio Hurtado. Y del Padre Tacoronte, “que se parecía a Jesucristo y que nos descubrió el cine mudo”. Tampoco olvidará nunca que hasta los años 60 no llegaron a Dajla los primeros Land Rover. “Mi padre compró uno por 270.000 pesetas; hasta entonces nos movíamos con camellos”. A este sexagenario también le vienen a la cabeza las chicas españolas “con sus rebecas y sus misales en las manos” camino de la Iglesia, y las Hermanas Pili y Mili, Fórmula V, Rocío Dúrcal o Lola Flores. Los desfiles de la Legión en el fuerte o los caramelos cayendo en sus manos en la Caravana de los Reyes Magos, en cambio, se grabaron en la memoria de Fadel.

Este post es copia del publicado por el diario EL MUNDO en http://www.elmundo.es/elmundo/2011/10/14/internacional/1318613741.html

El Sáhara, protagonista de Octubre Corto 2011

En la XIII edición del festival de Cine de Arnedo, que se celebra del 20 al 30 de octubre, el Sáhara tendrá su hueco con las proyecciones de películas que dan a conocer el problema del pueblo saharaui. Entre las proyecciones destaca el corto Descubriendo Dajla, producida en 2005 y dirigida por Nicolás Calvo y James Scot, que se podrá ver el domingo 23 de octubre y la película El Sáhara no se vende de Calderón y Arellano.

Además, habrá una exposición a partir del 19 de octubre en la C.C. Caja Rioja de fotografías del  Sáhara Occidental: Soñando con el reencuentro. A través de 60 fotografías de los campamentos de refugiados saharauis y las zonas del Sáhara Occidental ocupadas por Marruecos se muestra la realidad y cultura del pueblo saharaui.

Una oportunidad única para acercarse a la realidad que se vive en el Sáhara.
Para todos los que no podáis acudir a Arnedo en tales fechas, aquí os dejamos el vídeo del corto Descubriendo Dajla del que ya os hablamos en un post anterior.

VIDEO Descubriendo Dajla en Youtube

Propuestas de la acampada de Sol.

Propuestas aprobadas en la asamblea de la protesta de la Puerta del Sol en Madrid, haced un esfuerzo por leerlas, y si estais de acuerdo difundirlas ¡¡¡¡¡.


Estas son algunas de las medidas que, en cuanto ciudadanos, consideramos esenciales para la regeneración de nuestro sistema político y económico.

¡Opina sobre las mismas y propón las tuyas en el foro!

1. ELIMINACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS DE LA CLASE POLÍTICA:

–  Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.

– Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.

– Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad  de los delitos de corrupción.

– Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos.

– Reducción de los cargos de libre designación.

2. CONTRA EL DESEMPLEO:

– Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).

-Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil.

-Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de> contratación temporal.

-Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.

-Restablecimiento del subsidio de 426 €  para todos los parados de larga duración.

3. DERECHO A LA VIVIENDA:

-Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que  no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido

-Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos.

-Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.

4. SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD:

-Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas  y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos.

-Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera.

-Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.

-Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados.

-Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia.

-Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici.

-Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales mediación y tutelaje.

5. CONTROL DE LAS ENTIDADES BANCARIAS:

-Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital aentidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control.

-Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión.

-Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado.

-Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales.

-Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala

praxis bancaria.

6. FISCALIDAD:

-Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias.

-Eliminación de las SICAV.

-Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio.

-Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales.

-Promoción a nivel internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).

7. LIBERTADES CIUDADANAS Y DEMOCRACIA PARTICIPATIVA:

-No al control de Internet. Abolición de la Ley Sinde.

-Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación.

-Referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos.

-Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea.

-Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo.

-Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.

– Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.

8. REDUCCIÓN DEL GASTO MILITAR

9.-ELIMINAR EL SENADO.

NORUEGA, SUECIA, DINAMARCA, NO TIENEN SENADO, ALEMANIA SOLO 100 SENADORES y EE.UU. UN SENADOR POR CADA ESTADO.

LOS GRANDES TEÓRICOS DEL DERECHO INTERNACIONAL Y CONSTITUCIONAL OPINAN  QUE ES UNA CÁMARA INNECESARIA, PRESCINDIBLE Y QUE ESTÁ EN EXTINCIÓN,

¿ENTONCES POR QUÉ TENEMOS QUE MANTENER A 260 SENADORES?

DE ESTA FORMA AHORRAREMOS 3.500 MILLONES DE EUROS CADA AÑO.

> > ELIMINAR LA PENSIÓN VITALICIA DE TODOS LOS DIPUTADOS, SENADORES Y DEMÁS

10.- “PADRES DE LA PATRIA”.

-ELIMINAR A TODOS los diplomáticos excepto un embajador y un cónsul en cada país. No es posible que gastemos en esto más que Alemania y el Reino Unido).

Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO (transferencias a sindicatos, partidos políticos, fundaciones opacas y varios), se ahorrarían más de 45.000 millones de Euros y no haría falta tocar las pensiones ni los sueldos de los funcionarios, como tampoco haría falta recortar 6.000 millones de Euros en inversión pública.

CON LA MITAD DEL DINERO QUE EL ESTADO SE AHORRARÍA CON ESTAS MEDIDAS, SE ACABARÍA LA CRISIS EN ESPAÑA

-Por el cambio de la ley electoral, y por una democracia participativa de verdad, donde nuestra opinión, la de los ciudadanos, sea lo que gobierne, no una papeleta cada cuatro años y que hagan con ella lo que quieran sin dar cuentas ni explicaciones.

-Por el cambio de la ley electoral, y por una democracia participativa de verdad ¡Espabilemos de una vez! ¡No sigamos dormidos y aletargados!

SI ESTÁS DE ACUERDO, DIFÚNDELO.

No consiste en hacer lo que nos guste, sino en que nos guste lo que hacemos.

No es más feliz el que hace lo que quiere, que el que quiere lo que hace.

Las paginas donde se puede encontrar toda la informacion y actividades estan en:

http://madrid.tomalaplaza.net

El  manifiesto podeis leerlo en http://madrid.tomalaplaza.net/manifiesto-2/

y tambien se puede ver el video en http://www.flickr.com/photos/dnlb2/show/

9 y 10 Abril, Jaimas solidarias en la Playa de Zurriola de San Sebastian.

LA PLAYA DE ZURRIOLA ACOGERÁ EN GRANDES JAIMAS UNA FIESTA SOLIDARIA CON EL PUEBLO SAHARAUI QUE CONTARÁ CON EL APOYO DE SAN SEBASTIÁN 2016

LA PLAYA DE ZURRIOLA ACOGERÁ EN GRANDES JAIMAS UNA FIESTA SOLIDARIA CON EL PUEBLO SAHARAUI QUE CONTARÁ CON EL APOYO DE SAN SEBASTIÁN 2016

San Sebastián convierte la arena de sus playas en una prolongación del hábitat del Pueblo Saharaui en el exilio. La playa de Zurriola acogerá este fin de semana, Jaimas con ocasión del Festival de Cine y Derechos Humanos a celebrar en el Teatro Victoria Eugenia.

La joven playa de Zurriola se convertirá en el espacio de acogida solidaria del pueblo saharaui durante los días 9 y 10 de abril dentro del proyecto “Entre arenas” que unirá a San Sebastián con la ciudad hermana de la Daira de Bojador, tanto la situada en la costa en territorio ocupado, como la levantada en medio del desierto.

Se trata de un pequeño adelanto de lo que será este proyecto en 2016 y que forma parte de la Candidatura de San Sebastián a Capital Europea de la Cultura.

Las Jaimas saharauis de la Hospitalidad, la Solidaridad, los Derechos Humanos y la Cooperación internacional, acercarán la cultura y las reivindicaciones del pueblo saharaui a través del té, la gastronomía, la escritura árabe, pintura de manos con henna, música, exposiciones, proyecciones y charlas con activistas.

Las Jaimas y la arena de la playa de Zurriola se convierten por unos días en una extensión de los campamentos donde vive la población refugiada saharaui en el exilio del desierto de Tinduf. En el marco del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, concretamente el sábado 9 y el domingo 10 de abril, el Sahara Occidental estará presente en la arena de la playa junto al Kursaal.

De esta manera simbólica se construirá un puente cultural por encima del Atlántico, conectando los Faros de San Sebastián y La Daira de Bojador, ciudad con la que San Sebastián está hermanada. Queremos hacer presente y visible la justa causa del Sáhara Occidental en toda Europa.

Como “Semillero de paz”, San Sebastián, ciudad que opta a la Capitalidad Europea de la Cultura en el 2016, junto a los Semilleros del Pueblo Saharaui, Strasbourg, Gernika, Santuario de Aranzazu y Tuzla en Bosnia, trabaja por la “Cultura para la Convivencia”, entendida como una herramienta transformadora sobre la que se sustenta la paz, el desarrollo pleno de los Derechos Humanos y la educación en valores democráticos.

Además del Ayuntamiento de San Sebastián, a través de la Casa de la Paz y los Derechos Humanos, en la organización de este evento colaboran el Fisahara (Festival de Cine del Sáhara), la Asociación de Amig@s de la RASD, Euskal Fondoa, la Delegación del Frente Polisario en Euskadi, la Coordinadora Estatal de Asociaciones de Solidaridad con el Sáhara. Las Jaimas se podrán visitar el sábado por la tarde y todo el domingo.

A San Sebastian se transportará la esencia de este pueblo confinado al duro exilio del desierto. Y para ello, se contará con la ayuda de la Asociación Colectivo Saharaui en Gipuzkoa, que está formada por ciudadanos saharauis que viven en el País Vasco y que han puesto todo su empeño y pasión para que durante estos dos días conozcamos mejor su cultura y disfrutemos de ella.

Las Jaimas que se instalarán en La Zurriola se han distribuido de tal manera que en la dedicada a la Hospitalidad, Cultura y Tradiciones del pueblo saharaui se podrán degustar productos típicos como los dátiles, el kéfir de leche o el kuskus. También se ha organizado un taller de escritura árabe y quienes se acerquen podrán lucir la pintura en mano con henna. Todo ello, amenizado con música saharaui.

Por otro lado, en la Jaima de la reivindicación de los Derechos Humanos se ofrecerán dos charlas y se proyectarán tres cortometrajes a lo largo del fin de semana: “Hammada. El pulso del desierto” de Isabel Rueda , “Laila” de Silvia Munt y “Garrasia Saharatik” de Unai Aranzadi y producida por Mundubat.

El hermanamiento, que desde hace más de 20 años une a La Daira de Bojador en el Sáhara Occidental y San Sebastián, estará presente en una tercera Jaima. Así, se mostrarán imágenes del programa “Vacaciones en paz”, la ayuda humanitaria enviada desde la ciudad, los campamentos y el acuerdo firmado entre el Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián y el Fisahara en el año 2010.

Igualmente, en una Jaima típica del desierto, se servirá té al estilo tradicional y se podrá disfrutar de música en directo a cargo de la cantante y percusionista Najat Saleh y el guitarrista Mohammed Mulay.

Un fin de semana para conocer una cultura hermanada con San Sebastian y hacer visible nuestro apoyo a este pueblo que se enfrenta constantemente a la vulneración de los Derechos Humanos por parte de Marruecos, ante la indiferencia internacional.

Te esperamos, no faltes ¡¡¡¡¡¡