Archivo de la categoría: Derechos Humanos

Aminatu Haidar gana la primera edición del Premio Jovellanos

Oviedo, 12 feb 2010 (EFE).- La activista saharaui Aminatu Haidar ha sido galardonada con la primera edición del premio internacional Jovellanos «Resistencia y Libertad», que convocan los gobiernos de Asturias y Baleares, por la tenacidad con la que ha sabido dar testimonio «de los principios que amparan el ejercicio de la libertad».

El jurado, presidido por el Premio Nobel de Literatura José Saramago, ha destacado el valor con el que Haidar, que protagonizó una huelga de hambre en el Aeropuerto de Lanzarote para exigir su regreso al Sáhara tras serle retirado su pasaporte marroquí, resistió «las presiones contra su legítima voluntad personal».

El galardón está dotado con 40.000 euros y del jurado, además de Saramago y de la escritora estadounidense Barbara Prost Solomon que han participado por videoconferencia en la reunión del tribunal, formaba parte también el ex director de la Unesco y presidente de la Fundación para una Cultura de la Paz, Federico Mayor Zaragoza.

Para otro de los miembros del jurado, el fiscal y comisionado de la ONU Carlos Castresana, el premio distingue «el gesto de valentía» de Haidar por su decisión de ejercer «un derecho que corresponde a todo ser humano aún sabiendo que implica un sacrificio».

Por su parte, el ex presidente del Principado y descendiente de Gaspar Melchor de Jovellanos, Pedro de Silva, ha incidido que el objetivo del jurado ha sido reconocer el mérito de aquellas personas «que cuando están ejerciendo un derecho, se plantan y no se mueven de ahí».

«A partir de ahí pasan cosas, surgen presiones e incluso pueden llegar a morirse, pero optan por no moverse en el ejercicio de sus derechos con independencia de la causa que les lleve a su actitud y se convierten en heroicos aún sin querer serlo», ha añadido.

Para De Silva, en esa «expresión última de libertad» existe un «ejemplaridad» que, en ocasiones, puede no ser entendida por el conjunto de la opinión pública, pero que supone una defensa «de la libertad de todos».

A la lectura del fallo del jurado, que ha concedido el premio por unanimidad, han asistido además los consejeros de Cultura y Educación de los gobiernos de Asturias y Baleares, Mercedes Álvarez y Bartolomeu Linàs, respectivamente, así como el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces,

Areces ha recordado que el premio, que será entregado el próximo 5 de abril en Mallorca, fue instituido para reconocer los valores cívicos de las personas que, en cualquier parte del mundo, demuestren su compromiso en defensa de los derechos humanos como homenaje al ilustrado gijonés Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811).

Jovellanos fue apresado en Gijón en 1801 bajo el reinado de Carlos IV por su oposición a las ideas totalitarias y desterrado a Mallorca, donde permaneció primero prisionero por espacio de un año en la cartuja de Valldemossa y posteriormente, hasta 1808, en el castillo de Bellver, en Mallorca, sin conocer de qué se le acusaba.

Presos políticos saharauis inician huelga de hambre

Los presos políticos saharauis Ali Salem Tamek, Brahim Dahan, Ahmed Nasiri, Iahadih Tarruzi, Saleh Lebuihi y Rachid Sgaier, integrantes del Grupo de los 7 junto con Dagja Lachgar recientemente liberada declaran que iniciarán una huelga de hambre por un período de 48 horas a partir del jueves día 4 de febrero de 2010, en la prisión local de Salé (Marruecos), en protesta ante la denigrante situación y los malos tratos de que son víctimas por parte de la administración de esta prisión, en coordinación directa con la delegación de la dirección general de prisiones y la reinserción y con los servicios de inteligencia marroquíes. Desde el momento de su detención el 8 de octubre de 2009 las fuerzas de seguridad marroquíes procedieron a su aislamiento del mundo exterior, desatendiéndolos con indiferencia a pesar del deterioro de su salud y confinándolos en celdas de castigo, siendo además privados de la lectura de prensa, de escuchar y ver noticias por radio y televisión y también de la visitas directas y del contacto por teléfono con sus familiares y abogados sin olvidar la negativa a proporcionarles la medicación que necesitan, ya que algunos de ellos sufren de patologías crónicas, como asma, artritis, alergias etc.

Los familiares de los seis presos políticos saharauis, han confirmado que la administración penitenciaria continúa el acoso contra sus hijos, privándoles de las mínimas condiciones humanitarias, a causa de su posición política sobre la cuestión del Sahara Occidental, y por sus actividades, en el campo de los derechos humanos, lo que llevó al deterioro del estado de salud, tanto físico como psíquico de la detenida política Dugya Lachgar, que fue liberada con carácter provisional hace 4 días de ésta misma prisión; actualmente está situación contribuye al empeoramiento del estado de salud de estos presos políticos saharauis, ante el estancamiento por parte de la administración penitenciaria, que persiste en su castigo contra ellos, y los mantiene encarcelados sin justificación legal.

Esta es la primera vez desde su detención en octubre pasado, que los 6 presos políticos saharauis, realizan este tipo de huelga de hambre de advertencia en esta prisión, cuya administración sigue negándose a atender las justas y legítimas peticiones de los detenidos y sus familias, que además viajan cientos de kilómetros para visitarles exponiéndose a numerosas vicisitudes.


*Fuente: CODESA, Despacho ejecutivo de la agrupación de los defensores saharauis de los Derechos Humanos. El Aaiún / Sáhara Occidental: 01de Febrero de 2010

Segun el Viceconsul marroqui, LA TORTURA ES UNA EVOLUCION ¡¡¡.

La Plataforma de Apoyo Político al Pueblo Saharaui acudió el día 11 de noviembre de 2009 a la casa árabe a la mesa redonda «Magreb, mar y fronteras», organizada con ocasión de la presentación de tres libros sobre la materia.

De esta intervención política lo más interesante que se extrae es la opinión de Mustapha El Hor, coordinador junto a Claude Faye, de Actas del coloquio sobre España, Marruecos y la mar, y vicecónsul de Marruecos.

La postura de este diplomático se resume en una negación de cualquier tipo de injusticia cometida sobre el pueblo saharaui. Afirma que los que desean un estado saharaui son un «grupúsculo, una oligarquía», que la cárcel negra de El Aaiun no existe, que «Marruecos ha hecho en el Sáhara lo que los españoles no han hecho en un siglo»…etc.

Cuando se le enseñaron imágenes de saharauis torturados hizo su declaración más alarmante.

A la pregunta de si en Marruecos se tortura respondió: «Así se solucionan las cosas. La evolución se consigue de esta manera».

Según la Convención de Viena de 1963 sobre Relaciones Consulares, -que entró en vigor el 19 de Marzo de 1967-, en su artículo 5, dedicado a la Funciones Consulares, y apartado a) establece que un vicecónsul es el encargado de «proteger en el Estado receptor los intereses del Estado que envía y de sus nacionales, sean personas naturales o jurídicas, dentro de los límites permitidos por el derecho internacional». Se podría entonces deducir que las declaraciones de Mustapha El Hor son declaraciones oficiales del Estado de Marruecos

Este post es copia del original publicado en http://www.plataformasahara.com/

Grave situacion de los 7 presos politicos saharauis

Se agrava la situación de los 7 presos políticos saharauis, detenidos en la cárcel marroquí de Sale, desde el pasado mes de octubre por visitar los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf ???, algo que hacemos todos los españoles que bajamos con las caravanas de solidaridad desde hace años ¿ visitar a familiares y amigos en un campamento de refugiados politicos (donde la ONU esta desde el 91), es un delito ? …parece que en Marruecos si que es delito, claro que Marruecos no es una democracia .. y al igual que en todas las dictaduras se detiene y tortura a quien osa pensar y actuar en libertad.

Para leer el informe de Amnistía Internacional pincha  aquí.

Os recomiendo leer hasta el articulo final de este post «Yo tambien soy traidor» , de Bachir Ahmed Omar, …y sacar cada uno sus conclusiones.

Activistas politicos saharauis presos
Activistas politicos saharauis presos

*Fuente: CODESA
Continúan detenidos los siete activistas saharauis Ali Salem Tamek (37 años), Brahim Dahan (45 años), Degcha Lachgar (50 años), Ahmed Nasiri (39 años), Yahdih Etarruzi (29 años), Saleh Lebuihi (37 años) y Rashid Sgair (37 años) a la espera de su comparecencia ante un tribunal militar de Rabat, Marruecos, después de haber finalizado el juez de instrucción del mismo su informe final sobre los resultados de los interrogatorios preliminares a los que fueron sometidos los presos de conciencia en medio de un minucioso dispositivo de estrecha vigilancia por parte del aparato de inteligencia marroquí.

Desde que oficialmente ingresaron en situación de prisión preventiva el 16 de octubre de 2009 en la citada cárcel, los presos de conciencia saharauis son víctimas de un feroz ataque lanzado por el estado marroquí contra ellos y contra los defensores saharauis de los derechos humanos. Los activistas han sido aislados del mundo exterior deliberadamente por parte de la comisaría general del departamento de prisiones y reinserción, siendo ubicados en celdas tan pequeñas que no exceden los 4 metros cuadrados de superficie y que normalmente son destinadas para castigar a los presos, en un ala especial aislada del resto de la de prisión, a la vez también se le practicó la detención y castigo a Degcha Lachgar confinándola en una estrecha celda desprovista de los mínimos requisitos humanitarios en el ala para mujeres de dicha cárcel.

Estos presos políticos están siendo objeto de una intensa y minuciosa vigilancia basada en la observación de sus celdas, siendo acosados y sometidos a inspecciones permanentemente, privándoles además del contacto con sus familiares y sus abogados, tanto por teléfono, como por correspondencia y también de la visitas directas, incluso se les priva de la toma de medicamentos para sus patologías y de alimentos que les son perentoriamente necesarios, lo que en la actualidad está causando el agravamiento de su salud y lesiones por diversas patologías crónicas que padecen, entre otras cosas, debido a la humedad al frío y la falta de medios de limpieza, habiéndoseles negado incluso el poder tomar una ducha de agua caliente, lo cual está garantizado por las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos de la ley 23 / 98 que rige en las cárceles de Marruecos.

Sobre esta base los presos de conciencia saharauis están siendo objeto severos castigos, supervisados por la delegación general para la administración de prisiones y la reinserción y en coordinación directa con los servicios de inteligencia de Marruecos, destinados a sembrar el terror entre ellos e intimidarlos, mediante prácticas vejatorias que son degradantes para la dignidad humana. Por otra parte se les amenaza con la comparecencia ante el tribunal militar con falsos cargos, que podrían tener graves consecuencias traducidos en duras e injustas sentencias.

Después de transcurridos 4 meses y 15 días de su detención los presos políticos sufren en un pabellón desprovisto de las mínimas condiciones humanas, y donde la administración penitenciaria de esta prisión continúa torturándoles física y psicológicamente sin tener en cuenta su estado de salud, ni las patologías crónicas y graves que sufre cada detenido en particular y que son las siguientes:

Degcha Lachgar, con número de presa 50016 fue víctima de secuestro y tortura durante 10 años. Actualmente está encerrada en una pequeña celda, expuesta a un acoso constante por parte de algunos funcionarios de la prisión y también de algunas presas comunes, según lo informado por su familia. Sufre de serios problemas psíquicos, difíciles de evaluar desde su ingreso en prisión, sobre todo, después de que se ha negado a tomar alimento ni siquiera el que le traen sus familiares. Degcha grita continuamente por el estrés y las prácticas y tratos vergonzosos y degradantes a los que se enfrenta, sin ningún tratamiento médico o la atención de un psiquiatra como consta en el artículo 25 de las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos en el control de la salud física y mental de estos, lo que puede causar fatales consecuencias, si continua en la cárcel, en especial en la situación de esta prisión.

Ali Salem Tamek con número de detenido Nº 50010. Ha recibido numerosos premios internacionales, tanto en España como en Argelia, por su labor en pro de los derechos humanos, ha sido detenido en varias ocasiones por motivos políticos pasando por 6 cárceles marroquíes diferentes, realizando y participando en decenas de huelgas de hambre en las prisiones locales de Inzegán, Salé y Ait Mel.lul en Marruecos y en La Cárcel Negra de El Aaiún, Sahara Occidental. Sufre de asma y alergia, padece del estómago, de hemorroides y reumatismo, y de problemas en el tracto urinario.

Brahim Dahan con número de detenido Nº 50014. Recibió el premio Sueco “Per Anger” en el año 2009. En el año 1987 fue víctima de un secuestro forzoso y desaparición que duró alrededor de 4 años. También fue detenido por motivos políticos en 2005 por participar en las primeras manifestaciones de la Intifada de ese año. Padece del estómago, de problemas en el pecho, de dolores de cabeza y de reumatismo.

Ahmed Nasiri con número de detenido N º 50015 expreso político secuestrado en varias ocasiones, aquejado de fuertes dolores de cabeza y reumatismo.

Yahdih Etarruzi con número de detenido Nº 50012. Ex preso político, realizó numerosas huelgas de hambre en La Cárcel Negra de El Aaiún, Sahara Occidental. Sufre de patologías cardíacas, de estómago, dolor de cabeza y también de los huesos y articulaciones.

Saleh Lebuihi con número de detenido Nº 50011. Está aquejado de dolores de cabeza y de intenso dolor en las articulaciones debido al reumatismo a causa de la excesiva humedad.

Rashid Sgair con número de detenido 50013 fue sometido a tortura y malos tratos en varias ocasiones por parte de la policía marroquí en Dajla, Sáhara Occidental. Sugre patologías cardiacas, reumatismo y dolores de espalda.

El Aaiún / Sáhara Occidental: Enero 23 de Enero 2010

Despacho ejecutivo de la agrupación de los defensores saharauis de los Derechos Humanos. CODESA
—————————————–

YO TAMBIÉN SOY TRAIDOR

Cualquier persona de buena voluntad, no puede quedar impasible ante las injusticias cometidas contra sus semejantes. Por eso hoy me siento muy triste e indignado. Siete personas, seis hombres y una mujer, se encuentran encarcelados en la cárcel de Salé-Rabat esperando ser condenados por un tribunal militar marroquí por “atentado contra la integridad territorial”, “traición a la patria” y “colaboración con el enemigo”. Debo puntualizar que todos ellos son saharauis y que los condenan por haber ido de visita a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf.

Cuando hablamos del régimen marroquí, tenemos que olvidarnos de hacer análisis con mentalidad occidental. Debemos partir de la base que el rey gobierna ese país como si estuviese en la edad media. Es soberano absoluto de todo lo que acontece en ese territorio.

En Marruecos tienes la categoría de ciudadano mientras te consideres súbdito del rey, de lo contrario, tu suerte siempre será adversa. Por eso no debemos extrañarnos de los acontecimientos que están ocurriendo y que ocurrirán en el vecino país. Sobre todo cuando nos referimos a los saharauis, que ni fueron, ni son, ni serán nunca súbditos del faraón de Rabat.

La integridad territorial que tanto defiende el régimen no tiene ningún valor para el pueblo saharaui. Es más, la obviamos porque no somos marroquies. Si lo que ellos pretenden es que reconozcamos que el Sahara Occidental, nuestro país, es parte de Marruecos van por el camino equivocado. Aunque los voceros del régimen defienden la marroquinidad del Sahara, mienten. Ni la misma comunidad internacional reconoce la soberanía marroquí sobre el territorio y hay cientos de documentos que lo certifican. Las resoluciones de la ONU hablan de territorio no autónomo pendiente de descolonización. Queda claro que la última palabra la tiene el pueblo saharaui, es solo él quien debe decidir su futuro. Ya el Tribunal Internacional lo certificó en 1975, el Sahara Occidental nunca formó parte del reino de Marruecos ni del conjunto mauritano, por lo que nada impide el derecho de autodeterminación de ese pueblo. Y lo más importante es que los saharauis sabemos que en la historia de nuestro pueblo nuestros antepasados nunca rindieron pleitesía a los sultanes de Marruecos. Es lo mismo que decir que nunca fueron vasallos de las diferentes dinastías marroquies, por lo que siguiendo su propia  lógica, si no eres súbdito, no eres marroquí.

Dice el gobierno de Marruecos que los siete detenidos en Rabat son traidores a la patria. Los saharauis no nos sentimos marroquíes porque no lo somos. No es nuestro país y lo decimos claramente. Es verdad que amamos profundamente a nuestra patria, el Sahara Occidental. Hemos aceptado realizar todos los sacrificios para lograr vivir en libertad. Por eso acusamos a Marruecos de lo que hace diariamente. Lo acusamos de ocupar nuestro territorio, de construir un muro de más de 2600 kilómetros que divide nuestro país, de perseguir y torturar a nuestros ciudadanos, de encarcelar impunemente a nuestra juventud, de reprimir cualquier acto de protesta, de indocumentar a los activistas pro derechos humanos, de expoliar nuestras riquezas, de trasladar colonos hacia nuestras ciudades, de expulsar a saharauis de renombre internacional, de prohibir la visita de delegaciones internacionales, de no permitir el trabajo de los periodistas no afines al régimen. Son muchas las ilegalidades cometidas por Marruecos en nuestro país y como saharauis amantes de nuestro país y de la libertad, estamos obligados a denunciarlas. Los conceptos utilizados por los marroquíes se contraponen a los nuestros. Mientras los detenidos en Rabat, son considerados traidores por el ocupante, para los saharauis son verdaderos hijos de su pueblo que no han dudado en poner en riesgo su vida para defender los derechos de su pueblo.

En cuanto a la acusación de colaboración con el enemigo, podemos tomarla como una broma pesada, si no fuera un asunto tan serio. Debemos recordar que los siete acusados venían de los campamentos de Tinduf, donde viven los saharauis que tuvieron la suerte de no ser exterminados por las hordas marroquíes en los años setenta del siglo pasado y sus descendientes.

Durante su estancia en los campamentos tuvieron la oportunidad de visitar a diferentes familiares a los que no veían desde hacia años. También pudieron constatar cual era la situación de los ciudadanos saharauis que viven en la inmensidad del desierto, con penurias, pero con la dignidad intacta. Visitaron todos los campamentos donde fueron recibidos como verdaderos héroes y pudieron informar de la situación real de los saharauis en los territorios ocupados. Por supuesto que hablaron de las violaciones que sufren los saharauis por parte del ocupante marroquí, de las cárceles, de las torturas, de todos los males que produce la ocupación. Solo comunicaron a sus compatriotas la realidad que se vive el las ciudades saharauis donde impera la fuerza del invasor.

Soy saharaui y amo profundamente a mi país, el Sahara Occidental. No reconozco al Sahara como parte de Marruecos. Digo públicamente que no soy marroquí y acuso a Marruecos de ser un invasor y violador de los derechos humanos de mi pueblo. Viajo a los campamentos y hablo con  mis familiares y amigos. Siempre he considerado que era mi deber como ciudadano saharaui y nunca me he sentido traidor, al contrario, estoy orgulloso de hacerlo. Si eso es un delito, pido que me añadan a la lista de los siete detenidos en Rabat.

Somos miles los” traidores”.

Bachir Ahmed Omar

Eduardo Galeano por la liberacion de 7 presos saharauis

LLAMAMIENTO DE EDUARDO GALEANO PARA LA LIBERACIÓN DE LOS SIETE
DEFENSORES SAHARAUIS DE DERECHOS HUMANOS ENCARCELADOS EN LA  PRISIÓN MILITAR DE SALE (MARRUECOS)Eduardo Galeano

Hay quienes dicen que la justicia militar se parece a la justicia tanto como la música militar se parece a la música.

Quién sabe. En todo caso, esto es indudablemente cierto para la justicia militar del reino de Marruecos.

Los abajo firmantes exhortamos a una movilización universal en defensa de siete patriotas saharauis, defensores de derechos humanos, que están corriendo el peligro de ser condenados a muerte por un tribunal militar de Marruecos:

  1. Degja Lachgar (Vocal de la Asociación Saharaui de Victimas de Derechos Humanos)
  2. Ali Salem Tamek (Vicepresidente del Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos)
  3. Brahim Dahan (Presidente de la Asociación de Victimas de Violaciones Graves de DDHH)
  4. Rachid Sghair (Vocal del Comité contra la Tortura en la ciudad de Dajla)
  5. Nassiri Hamadi (Presidente del Comité de Defensa de Derechos Humanos en la ciudad de Smara)
  6. Yahdih Tarruzi (Miembro del Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos)
  7. Saleh Lubaihi (Miembro del Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos)Se les imputan delitos que ofenden la inteligencia, pero ellos han cometido el crimen de creer que su patria saharaui, robada por Marruecos, tiene el derecho de ser patria, y que sus ciudadanos tienen el derecho de ser quienes son.

Fdo. Eduardo Galeano

    Las firmas podeis realizarlas en el siguiente enlace: http://www.afapredesa.org/www/english/form2/galeano.html

    Y el contenido del llamamiento es el siguiente:

     Peticion de libertad para el pueblo saharaui y para todos los pacifistas saharauis

    El pasado dia 15 de octubre, 7 defensores saharawis de derechos humanos fueron trasladados a la carcel militar de Salé después de que el tribunal de apelaciones de Casablanca se declarase incompetente para juzgarles por falsas acusaciones de traición y conspiración con el enemigo. Los siete saharauis habían permanecido incomunicados desde el día de su secuestro por parte de las autoridades marroquíes y sometidas a interrogatorio y malos tratos.

    El 18 de octubre, las autoridades penitenciarias de la cárcel militar de Salé entraron en las celdas de los 7 activistas saharauis y les quitaron todas sus pertenencias (ropa, mantas…) dejándoles si cabe en una situación de mas desamparo. Esta conducta viene a añadirse a las intimidaciones, hostigamientos y vejaciones que han sufrido desde su secuestro a su vuelta de los campamentos de refugiados.

    Según informaciones llegadas a la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA) el estado de salud de Digya Lechgar y sus compañeros se agrava debido a la falta de atención médica y a su situación, en si misma grave por las secuelas de los años de cárcel y de desaparición forzada que han padecido en el pasado.

    El 21 de diciembre de 2009, Dagya Lechgar esta un estado de su salud físico y psíquico muy grave según las ultimas informaciones recogidas por AFAPREDESA.

    Si con esto no fuera suficiente, los familiares de los 7 secuestrados también están sufriendo la represión y el abuso de las autoridades de ocupación marroquíes como es el caso de Salka Dahane, hermana de Brahim Dahane y madre de 8 niños, que el 23 de octubre, fue detenida bajo el pretexto de llevar con ella la cantidad de 500 dirhams (equivalentes a 50 €) en el momento en que iba a visitar a su hermano Brahim Dahane, Y posteriormente condenada a 2 meses de prisión, pena que se rebajó a un mes tras la apelación.

    Le rogamos haga cuanto tenga en su poder para remediar esta preocupante situacion

El juez Garzon investiga genocidio marroqui contra saharauis

El Juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón viajará hasta Argelia para tomar declaración a varios testigos saharauis cuyos testimonios imputarían a 32 altos cargos de Mohamed VI, Rey de Marruecos. Se les acusa de crímenes de guerra y genocidio contra líderes saharauis entre los años 1976 y 1987.Juez Garzon

Baltasar Garzón ya presentó una querella ante la Audiencia Nacional por esta misma causa en el año 2007, (articulo de PLUBLICO.Es) y (articulo de EL PAIS ) en aquella ocasión le fue denegada. Ahora, Garzón ha contactado directamente con las autoridades argelinas, a las que ha pedido permiso para viajar al país africano junto con una comisión judicial en los próximos días. No cabe duda de que el viaje de Garzón no sentará nada bien a Marruecos, y más teniendo en cuenta el delicado momento por el que atraviesan las relaciones internacionales y el país africano a raíz del caso «Aminatu Haidar».

 En el auto de diligencias previas (Pdf con el Auto del Juez para descargar), Garzón justifica esta solicitud en las dificultades y el coste de un eventual desplazamiento de los testigos requeridos y solicita por tanto ayuda judicial a las autoridades de Argelia.

 En los campos de refugiados de Tinduf (Argelia), Garzón tomará declaración a un total de trece testigos cuyas declaraciones imputarán a más de una treintena de altos cargos del monarca marroquí Mohamed VI, entre ellos el ex ministro de Interior de Marruecos, mano derecha del anterior Rey, Hassam II, fallecido en 1999. Al menos trece militares, altos cargos del gobierno de Mohamed VI estarían imputados en este caso. Se les acusa de crímenes de guerra y genocicido por la campaña de detenciones y posteriores desapariciones llevadas a cabo entre los años 1976 y 1987.

 Las asociaciones querellantes son cuatro: la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos saharauis, la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Pueblo saharaui, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui, y la Asoaciación pro Derechos Humanos de España.

 En estos interrogatorios se escucharán declaraciones estremecedoras acerca de las torturas y los secuestros infringidos contra los saharauis. Se podrá esuchar por ejemplo, como a los saharauis se les imponía el sello «SH» para identificarles, o como eran torturados de manera brutal siendo, por ejemplo, quemados con cigarros por todo su cuerpo.

 A estas 32 personas se les acusa de haber provocado la desaparición de numerosos líderes saharauis. De hecho, se calcula que a fecha de hoy permanecen desaparecidos cerca de 530 saharauis de los más de 40.000 que huyeron durante la represión en la llamada «Operación Golondrina» del año 1975.

 Cabe recordar que el Ministerio de Asuntos Exteriores Español denegó la primera petición del magistrado en 2007. Ahora, Garzón ha solicitado a Argelia cobertura, y se espera que en los próximos días viaje hasta el país africano junto a su comisión judicial, algo que sin duda no sentará nada bien a Marruecos.

Carta de agradecimiento de Aminatu.

Finalmente, acabó la batalla como esperábamos y atracó la nave de la solidaridad en territorio de la patria saharaui. Durante esta singladura, Aminetu no fue más que una persona solicitante de auxilio, alguien a quien manos traicioneras que ejecutaban órdenes injustas arrojaron al seno de lo desconocido, a un mar agitado de ingratitud, insidia y conspiración o, sencillamente, adonde los sentimientos humanos son rebajados al vivero de los peores instintos animales. Una mujer como yo, agotada por la tortura de las mazmorras secretas, por el sadismo de los verdugos y la insolencia de personas desagradecidas, no ha tenido otra vía para enfrentarse a la venganza ciega que no sea la de empujar con sus fuerzas reunidas, o más bien con lo que queda de ellas, para decir no; no a la continuidad de la represión de los inocentes, no a la confabulación contra los defensores de derechos humanos saharauis y su enjuiciamiento por un tribunal militar; no a que se les endose la acusación de “inteligencia con el enemigo”, no a que sean arrojados entre las paredes de una cárcel y que sufran un letal aislamiento del resto del mundo; no al abandono de presos políticos saharauis que mueren en silencio en las cárceles marroquíes a causa de graves enfermedades crónicas ¡No y basta ya! Son más de treinta años de una tragedia que convirtió los sueños de mi pueblo en pesadillas, pesadillas entre la diáspora y el paradero desconocido de cientos de desaparecidos.

Es verdad que las expresiones de mi cuerpo marchitado ondean dolencias, sin embargo cuando el avión, conmigo expulsada, aterrizó en el aeropuerto de Lanzarote, mi amor a la vida no me subyugó como para elegir otra senda que no fuese la senda de la dignidad y de la permanencia en la postura y en la fidelidad hacia todos aquellos que conservan el recuerdo de momentos que nos aunaron bajo la tortura, en las celdas o durante los juicios, momentos desbordantes de nobles significaciones humanas que inculcaron en nosotros los valores de generosidad, cordialidad y abnegación. Y son esos mismos momentos que, nada más comunicar mi entrada en huelga de hambre indefinida en el aeropuerto y se formó la plataforma de solidaridad con Aminetu Haidar para apoyar la batalla del retorno, los que han querido repetirse en imágenes cargadas de lo novedoso, de lo que dice que no hay fronteras capaces de frenar el inmenso flujo de emociones humanas sublimes y bellas que atraviesan países y continentes para dignificar, en Aminetu, al hombre; para dignificar en ella a la maternidad y a los principios y valores de un pueblo llamado pueblo saharaui. Cuán poderosos fueron esos momentos con sus signos y señales, con su calor de añoranza y de ternura materna, que aglutinaron las más hermosas imágenes con las que los diccionarios del mundo definieron el significado de la vida. Vosotros, que me alojasteis en mi refugio y me acogisteis en mi adversidad, me habéis dado las razones para la firmeza, fortalecisteis en mí la esperanza de la constancia y en ningún momento sentí que sufría sola. Me abristeis los horizontes de una nueva mirada hacia el significado de la humanidad, la humanidad enemistada con toda suerte de cerrazón y fanatismo y que no reconoce la relevancia de ninguna especificidad más que en su capacidad de beneficiar al patrimonio colectivo de los seres humanos; pues a pesar de la diversidad de culturas y de religiones, éstas siempre se podrán poner al servicio de la tolerancia, la armonía y la convivencia entre los pueblos. Y quien ojee el tamaño de la alarma mundial que habéis impuesto a un ritmo constante para lograr mi victoriosa vuelta sin condiciones a mi patria, el Sáhara Occidental, descubre que su fruto plasmado en una respuesta sin parangón es la prueba, una vez más, de que los pueblos que creen en la sublimación del ser humano y consagran los valores de justicia y derechos humanos son capaces de imponer sus alternativas.

Con ocasión del nuevo año 2010 y con mis mejores felicitaciones y mis más sinceros deseos de felicidad, buena salud y sosiego, me dirijo a todos vosotros uno a uno, a todo el equipo de solidarios de la Plataforma de Solidaridad, del Centro Robert Kennedy de Justicia y Derechos Humanos, de las Asociaciones de Amistad con el Pueblo Saharaui en Europa, Estados Unidos, África, Australia, América Latina y Asia; a las personalidades premiadas con el Premio Nobel de la Paz, a los abogados, médicos, artistas y cineastas; a los escritores, profesores y alumnos de las universidades; a las organizaciones internacionales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Front Line; a las instituciones internacionales como las Naciones Unidas, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, el Alto Comisionado para los Refugiados y el Parlamento Europeo; al Parlamento Español y al Parlamento Portugués, a los movimientos feministas, a los sindicatos y a los partidos políticos y Ayuntamientos españoles e italianos y de otros países; a los medios de comunicación españoles y argelinos y a todas las plumas libres en todo el mundo que lograron abrir una luz en el velo de oscuridad tejido por la grotesca propaganda del Majzén; a la comunidad saharaui y de manera especial a la comunidad saharaui de Lanzarote y al pueblo de Lanzarote; a todos vosotros y a quienes olvidé mencionar, por lo que me excuso, os felicito por el éxito de la épica batalla del retorno y os expreso mi agradecimiento y mi reconocimiento en mi propio nombre y en el de todo el pueblo saharaui que, hoy por hoy, se enorgullece por el aumento del círculo de sus defensores y la esperanza le acompaña para continuar ejerciendo más presión con el fin de liberar al grupo de los siete encarcelados en la ciudad marroquí de Salé y a todos los presos políticos saharauis de las demás cárceles marroquíes, así como para descubrir el paradero de los desaparecidos saharauis, mientras espera que se satisfaga su exigencia de disfrutar de su legítimo derecho a la autodeterminación mediante la celebración de un referéndum libre, justo y transparente.

Y por último, deseo con todo corazón que el nuevo año 2010 sea un año de paz y de respeto a los valores humanos así como el año del triunfo de la justicia internacional.

La defensora de derechos humanos Aminetu Haidar

El barrio de Aminatu sigue sitiado por la policia marroqui.

1261301390438saharadn.jpg

El barrio de la activista seguía ayer sitiado por las Fuerzas de Seguridad marroquíes. Algunos gestos de Rabat determinan que la causa saharaui está experimentando un fuerte impulso

Casa Piedra, el barrio de El Aaiún donde se encuentra la casa de Aminatou Haidar seguía ayer sitiado por la Policía marroquí, que mantenía cortadas todas las vías para acceder a su calle. Periodistas, conocidos de la familia, saharauis de a pie e, incluso, el médico de la activista, el doctor Domingo de Guzmán, que la acompañó desde Lanzarote, vieron cómo los agentes les cerraban el paso.

La propia Haidar tuvo que salir de su casa y caminar unos 50 metros apoyada en dos familiares y con mucha dificultad por su atrofia muscular para pedir a los policías que permitieran llegar a la casa al médico, a quien finalmente se le franqueó el paso. No así a los periodistas. Las entrevistas con la defensora de derechos humanos se han acabado por orden de la autoridad.

«El caso Haidar ha evidenciado las grandes violaciones de derechos humanos que se cometen en el Sáhara ocupado», explica en su casa Ahmed Sbai, presidente del Comité de Protección de los Presos Políticos Saharauis. «Después del retorno de Aminatou, se abrirá un pequeño espacio de libertad«, cree este activista. A su lado, Hassana Douichi, de otra asociación, asiente y relata que un hermano de Brahim Dahan, uno de los siete presos políticos encarcelados en la prisión de Salé, cerca de Rabat, por haber visitado los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, le comentó a su hermano que ahora «las cosas van a cambiar».

Gandhi saharaui

«La huella del caso Haidar ya se está notando, sobre todo en los jóvenes», afirma Douchi. Y pone un ejemplo: el de las dos chicas que el viernes fueron detenidas en Casa Piedra por repartir octavillas con el rostro de la Gandhi saharaui. «Cuando la Policía les presentó su declaración para que la firmaran, en sus datos personales, ponía que su nacionalidad era marroquí. Una de las chicas se negó a firmar aduciendo que su nacionalidad era la saharaui, mientras que la otra aseguró que no podía precisar cuál era su nacionalidad, dado que su pueblo no se había autodeterminado», explica Douichi. Estas dos jóvenes ya han sido liberadas.

La historiadora Claudia Barona coincide con los activistas en que «se ha abierto una puerta interesante». Esta experta en el Sáhara, autora del libro Hijos de la nube, considera que el regreso de Haidar dará paso a un «nuevo escenario protagonizado por la sociedad civil saharaui».

«Hasta 2005 (cuando empezó la Intifada saharaui), la población de los territorios ocupados había vivido bajo el silencio. La resistencia pacífica hizo entonces que se empezara a conocer la lucha de este pueblo», recalca Barona.

Un aspecto fundamental para explicar por qué la situación ha cambiado es el carácter pacífico de la lucha por la autodeterminación en el Sáhara Occidental: «Ya no estamos hablando de un enfrentamiento de Marruecos con el Ejército del Polisario, ni siquiera del Polisario en sí mismo, sino de la sociedad civil saharaui. Hay un pueblo que no está contento, como se vio anteayer (el día que volvió Haidar) en la calle», subraya Barona.

El pueblo saharaui, precisa, «tiene una tradición oral muy importante. Y si te fijas, la gente aquí tiene una enorme necesidad de ser escuchada, de que se respete su derecho a la libertad de expresión, su cultura y su autodeterminación».

«Veo un cambio. Creo que viene una nueva etapa de resistencia en el Sáhara. La vuelta de esta dama, su resistencia pacífica, su figura, han sido pasos para pasar del silencio a la palabra. Vea usted a esta señora pequeña, flaquita, y lo que logró hacer sólo con sus palabras», recalca esta estudiosa.

«Tienen miedo»

La «victoria» que, según los activistas saharauis, ha representado la vuelta Haidar ha hecho que «los marroquíes tengan miedo», se felicita Mohamed Mayara, del Comité Ejecutivo de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH).

«Tener a Haidar aquí ha dado ánimos a los saharauis. Ella ha roto las reglas que marcó el rey en su discurso del 6 de noviembre, en el que nos amenazó», considera este activista.

Mayara y su asociación han calculado el número de víctimas de la intervención policial del jueves, la noche de la llegada de Haidar a El Aaiún. Asegura que al menos 30 personas sufrieron algún maltrato, y que diez resultaron heridas, pero que estas cifras pueden ser mayores por «la dificultad de acceso a los heridos».

La Policía ha vetado todo conato de manifestación en El Aaiún. Sin embargo, ayer hubo una celebrada sin problemas. Unas doscientas personas se concentraron frente al Palacio de Congresos en apoyo de la marroquinidad del Sáhara. Con fotos del rey Mohamed VI y enarbolando banderas marroquíes, dieron vivas al rey y al «Sáhara marroquí». Unos hombres, vestidos de negro o en chándal filmaban a los periodistas extranjeros.

Haidar llego al Aaiún y comenzo la represión de marruecos ¡¡¡.

*ULTIMAS NOTICIAS DE EL AAIUN. Nada más aterrizar el avión de Aminetu las autoridades marroquíes comenzaron la represión contra los ciudadanos saharauis que esperaban la llegada de la activista. Algunos jóvenes fueron detenidos en los alrededores de la casa de la familia Haidar y su hermano Ahmed estuvo a punto de ser arrestado, aunque la intervención de la familia lo evitó.

Ahora que hemos ganado la batalla de Aminetu debemos seguir luchando por  todos  los presos politicos saharauis encarcelados.

Presos por el sahara

Haidar llega a El Aaiún y pasa sin problemas el control policial marroquí

ARRECIFE (LANZAROTE), 18 (EUROPA PRESS) La activista saharaui Aminetu Haidar ha llegado poco después de la medianoche al aeropuerto de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, y ha pasado sin ningún problema el control policial de las autoridades marroquíes, según informaron a Europa Press fuentes de la Plataforma de Apoyo a Aminetu.
El avión de la activista saharaui Aminetu Haidar despegó finalmente del aeropuerto de Lanzarote rumbo a El Aaiún a las 23.23 horas, tras 32 días de huelga de hambre en la isla y después de que hace 15 días se produjera un intento fallido de subirla en una aeronave con destino a su hogar en el Sáhara Occidental.
Haidar salió destino a El Aaiún sin pasaporte español o marroquí, sino únicamente con un salvoconducto del Gobierno español y el visto bueno de Marruecos para su entrada al país, aunque el Ejecutivo francés encabezado por Nicolás Sarkozy explicó en un comunicado que Mohamed VI garantizó la entrega de su pasaporte a Haidar a su vuelta.
La activista saharaui regresó a la capital del Sáhara Occidental acompañada por su hermana, Leila Haidar, y el doctor y director del Hospital de Lanzarote, Domingo de Guzmán, que ha seguido su caso desde el principio.

El Aaiún celebró la vuelta entre el miedo y la alegría

La familia guardó silencio hasta el final por miedo a perjudicarla

PUBLICO. TRINIDAD DEIROS – ENVIADA ESPECIAL A EL AAIÚN – 18/12/2009 La incredulidad dio paso anoche a la alegría en El Aaiún. En el interior del hogar de los Haidar, hasta 70 personas esperaban el regreso de Aminatou tomando zumo y té.
A la puerta, varios niños celebraban la noticia haciendo el signo de la victoria. Uno de ellos era Mohammed, el hijo de 13 años de la activista.
A falta de comunicación oficial, hizo falta que el hermano de Aminatou, Ahmed, confirmara la noticia tras hablar con su madre para que los compañeros de lucha de la activista saharaui creyeran en la buena noticia.
«Es una felicidad increíble para nosotros, sobre todo para mi madre y los hijos de mi hermana. Sólo la lucha de mi hermana ha logrado esta victoria», decía orgulloso.

El Ministerio del Interior marroquí prohibió a la prensa ir al aeropuerto

A última hora de ayer, la principal duda era confirmar si la activista sería conducida directamente a la casa que tiene su madre en la calle Bir Jdid, en el modesto barrio de Casa Piedras, o al hospital Hassan Bel Mehdi, donde otras veces ha sido curada tras sufrir palizas y torturas.

La celebración también se vio empañada por el miedo. La propia madre de Haidar pidió a la concurrencia que guardara silencio y que no saliera a la calle. La familia temió hasta el último momento que cualquier manifestación en su favor, o simplemente demasiado ruido en la calle, frustrara su tan deseada vuelta.

El miedo fue también el motivo invocado por la familia de Aminatou para no ir al aeropuerto a recibirla. Conscientes del poder de convocatoria de la activista, sus familiares querían evitar a toda costa cualquier disturbio. Por esa misma razón, los hijos de la activista la esperaban anoche en casa, vestidos con sus mejores galas.

Poco después de saberse la noticia, el representante del Ministerio del Interior marroquí comunicaba en El Aaiún a los periodistas que tenían absolutamente prohibido acceder al aeropuerto para informar de la llegada de Haidar. Varios coches de Policía impedían acercarse al lugar a la hora estimada del aterrizaje.

La noticia del regreso de Haidar se extendió rápidamente entre los activistas de derechos humanos que, como ella, desafían la alegalidad en la que trabajan. Marruecos no reconoce ni da permiso a sus asociaciones, así como la constante persecución judicial.

Quienes luchan por los derechos humanos en el Sáhara saben que la huelga de hambre de su compañera ha sacado su causa del olvido. Larbi Messaoud, secretario general del Colectivo de Defensa del Sáhara (CODESA), la asociación fundada por Aminatou, se felicitaba anoche porque «la lucha de Aminatou ha colocado nuestra pelea en lo más alto».

También Ghalia Djimi, amiga íntima de Haidar, expresaba su alegría de camino hacia la casa de Darya, la madre de Aminatou: «Yo sabía que esta vez iba a funcionar», se congratulaba esta mujer, que compartió una celda de apenas diez metros cuadrados con Aminatou, en los casi cuatro años que ambas estuvieron encarceladas en un centro secreto de detención en El Aaiún, sin juicio ni cargos, entre 1987 y 1991.

Aminetu: «Es una victoria para la causa saharaui». Vergüenza en el Parlamento Europeo

Aminetu ingresada en el hospital tras 32 dias en huelga de hambre

Tras 32 días en huelga de hambre, Aminatu Haidar ha sido hospitalizada por voluntad propia en el hospital Doctor José Molina Orozco de Arrecife. La activista se encuentra estable en la UCI del centro médico.

La hermana y las primas de Haidar, que se encuentran en Lanzarote, acudieron esta madrugada al centro hospitalario y lo abandonaron poco después ante la estabilización del estado de salud de la activista.

[pro-player width=’530′ height=’253′ type=’video’]http://www.dajla.org/wp-content/uploads/Aminatu-en-la-ambulancia.flv[/pro-player]

A pesar de su débil estado de salud, Haidar se muestra convencida de mantener la huelga de hambre incluso durante su estancia en el hospital, según ha explicado su abogada Inés Miranda, quien ha asegurado que la activista no será alimentada, sino que recibirá sólo tratamiento para los dolores estomacales y abdominales que padece.

En la puerta del hospital, la letrada que representa a Haidar, ha subrayado que «el tratamiento que está recibiendo es sólo para calmarle los dolores. Sigue con la huelga de hambre, no se la está nutriendo».

La activista fue trasladada en la medianoche del miércoles por una ambulancia medicalizada desde el aeropuerto de Lanzarote, poco después de que su salud comenzara a empeorar. Tras sufrir vómitos con sangre en al menos tres ocasiones y mareos en el habitáculo de la terminal en el que se instaló cuando llegó a Lanzarote, la activista ha accedido a acudir en el hospital, tras los consejos de su médico personal Domingo de Guzmán y su abogada Inés Miranda.

Los facultativos del hospital le han suministrado suero por via intravenosa para ayudarle a recuperar los líquidos que había perdido.

En las últimas 48 horas, Haidar se encontraba muy débil y apenas había ingerido agua.«Estaba grave y muy mal y no podía levantarse», ha explicado Isemo Mussa, quien, junto a los miembros de la Plataforma de Apoyo Aminatu Haidar, se han trasladado al hospital para conocer la situación de Haidar.

La activista saharaui llevaba 32 días en huelga de hambre, desde el pasado 16 de noviembre, justo dos días después de que acabara en el aeropuerto de Lanzarote tras haber sido expulsada por Marruecos.

‘Marruecos quiere mi muerte’

En sus últimas aparaciones, la activista de derechos humanos se encontraba cada vez más débil y en los últimos días Haidar ha empezado a tener

Este mismo jueves, la hermana de la activista saharaui había acudido a Lanzarote para visitarla en el aeropuerto de Lanzarote. Laila Haidar ha abandonado con lágrimas en los ojos el habitáculo en el que vive su hermana.

En una entrevista con el diario argelino ‘El Watan’, la defensora de los derechos humanos ha asegurado en una entrevista al diario argelino ‘El Watan’ que Marruecos quiere su muerte y denuncia la actitud de las potencias occidentales para las que «los intereses económicos son superiores a los ideales de derechos humanos».

Haidar aseguró que la «intransigencia» de las autoridades marroquíes y su rechazo a permitirle regresar a su ciudad de El Aaiún representan una prueba de que «Rabat quiere mi muerte, es eso lo que quiere, ésa es su gloria».

Este post es copia del original publicado por EL MUNDO en su edicion digital y que puede accederser en http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/17/espana/1261010493.html

Resolución del Congreso sobre el caso Aminatu

Finalmente ayer el Congreso de los Diputados de España aprobo ayer una resolución sobre el caso de Aminatu Haidar, ya se intento el pasado dia 07 sin conseguir el consenso nesario y ayer dia 15 se aprobo por la mayoria, sin votos en contra, y con la abstencion del Partido Popular.

La Proposición no de ley aprobada ayer, dice:

El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

1.- Que redoble todas las gestiones políticas y diplomáticas que sean necesarias, al máximo nivel, para permitir el retorno de la Sra. Aminetu Haidar a su hogar, junto a su familia.

2.- Solicitar la mediación activa del Secretario General de Naciones Unidas, de su Enviado Personal para el Sahara Occidental, Sr. Christopher Ross y de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Sra. Pillay en relación con las obligaciones internacionales del Reino de Marruecos en el Territorio del Sahara Occidental, entre ellas, el retorno de la Señora Haidar, así como la ampliación del mandato de la MINURSO para incluir la observación de la situación de los Derechos Humanos.

3.- Seguir defendiendo los derechos a la libre circulación y residencia de la Sra. Aminetou Haidar.

4.- Solicitar del Reino de Marruecos que permita, sin más dilación, el retorno inmediato de la Señora Haidar al Sahara Occidental –conforme a lo señalado en el artículo 12-4 del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos de Naciones Unidas- y le sean restituidos su documentación y pasaporte marroquíes, confiscados en el aeropuerto de El Aaiún y que respete su dignidad y su derecho a regresar junto a los suyos.

5.- Seguir defendiendo las resoluciones aprobadas por el Congreso de los Diputados en el sentido de que el estatuto definitivo del Sahara Occidental respete la legalidad internacional y sea el resultado del libre ejercicio del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación mediante referendum de acuerdo con la carta de NacionesUnidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad.

 Rosa Diez y Gaspar Llamazares en los pasillos del Congreso

Crónica del viaje al Sáhara de Rosa Diez, diputada de UPyD.

La diputada Rosa Díez, junto a los hijos de Aminatu Haidar. Foto: EL MUNDO.

No conocía personalmente a Aminatu Haidar aunque, por supuesto, sabía quien era. Toda mi vida he estado muy cerca de la causa saharaui que siempre he considerado como nuestra, la de los demócratas en general y, particularmente, la de los españoles. Los saharauis son nuestros compatriotas. Me gustaría recordar, sobre todo para los más jóvenes, que Sáhara era una provincia española que dejamos al final de la dictadura española, al firmar un acuerdo con Marruecos y Mauritania. Abandonamos la suerte, por tanto, de todos aquellos hombres y mujeres que eran compatriotas nuestros. A partir de ahí, nosotros hemos ido construyendo nuestra propia democracia y ahora somos un país europeo. Ellos no han podido. Lo que tenía una justificación, entre muchas comillas, porque no teníamos democracia y los ciudadanos no podíamos evitar que ocurriera, no tiene justificación ahora ni la ha tenido a lo largo de estos treinta y tantos años en los que hemos pasado de abanderar la solución para un conflicto, que no sólo es político sino también humanitario, al silencio de los últimos años. Un silencio que es cómplice con Marruecos, con los victimarios y absolutamente ajeno al sufrimiento del pueblo saharaui. Por eso, siempre he estado junto a esa causa que es la mía y es la nuestra.

Quise ir a ver a Aminatu Haidar desde que llegó a Lanzarote, pero una gripe que me tuvo en la cama evitó que fuera antes. El primer día que me levanté, tras dar una conferencia en Madrid, cogí un avión para ir a verla. Mientras hablaba con ella, me empezó a contar lo preocupada que estaba por sus hijos, por sus amigos y por la presión que estaba ejerciendo sobre ellos el Gobierno de Marruecos. Al ver la necesidad que ella tenía de ampararlos, se me ocurrió ir a verlos y, de algún modo, darles esa protección a través de la visibilidad, de atraer la atención sobre ellos. Entonces le dije: «¿Qué te parecería que vaya a verles?». A ella se le iluminó la cara, me agarró la mano y me dijo: «Sería estupendo». Pero, inmediatamente, añadió: «No te van a dejar, va a ser imposible. Te van a causar problemas, te van a detener». Yo le dije qué cómo me iban a detener, que soy una diputada española y que lo más que me podía pasar era que no me dejaran entrar. Sin embargo, ella seguía repitiendo que me iba a traer problemas. Y comprendí su reacción, que es la de alguien que vive en el miedo permanente, en una dictadura, el miedo justificado de alguien que conoce el poder represor al que puede ser sometido y que teme, con causa, por todo ello. Desde ese entendimiento, le dije que no se preocupara, que sólo me dijera si ella quería que lo hiciera. Del resto, ya nos ocupábamos nosotros y su gente. Y Aminatu dijo sí, con el rostro nuevamente iluminado.

Aminatu transmite fortaleza y calma, es la sensación que siempre transmiten las grandes mujeres -he conocido algunas así en el País Vasco-. Mujeres que están por encima, que saben lo que tienen que hacer y piensan en los demás, en quienes se van a beneficiar de su lucha. La debilidad física que se puede percibir a primera vista en Aminetu se copmpensa con esa fuerza interior que transmite. Y luego ella es tan amable, tan educada, tan dulce y gozoa, que decimos allí. Ayer, por ejemplo, que hablé con ella un par de veces por la tarde desde El Aaiún, cada vez que terminábamos la conversación me despedía a mí cariñosamente y siempre, en cada una de ellas, me daba besos fuertes y saludos para las dos personas que me han acompañado en el viaje: Maica, mi jefa de prensa, y Jesús Prieto, otro diputado de UPyD. Siempre se acordaba. Y son esos detalles los que te dan la dimensión humana de las personas.

Camino a El Aaiún

«Su reacción e es la de alguien que vive en una dictadura, en el miedo permanente y justificado»


Comenzamos a organizar el viaje a El Aaiún. Entonces no lo sabía con certeza, pero todo lo que ha ocurrido ha demostrado lo importante que era ir. Para empezar, el mismo miércoles, llamé a mi marido desde Lanzarote para que me mandara el pasaporte a Madrid y anulé un viaje a Málaga el viernes para recoger un premio de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Ya en Madrid, el jueves, intentamos comprar las reservas de nuestros billetes para el viernes pero, o bien se nos caían las de ida o bien las de vuelta… Comprarlas se estaba convirtiendo en una tarea imposible, pero no pensamos nada raro hasta que el sábado nos volvió a ocurrir lo mismo. Las entradas aparecían reservadas y luego desaparecían misteriosamente. La agencia cerraba, las reservas desparecían de la pantalla… Así hasta la madrugada del sábado en que, finalmente, conseguimos los billetes. Con todo ese proceso, me di cuenta de que Marruecos no necesita estar presionando constantemente a las compañías que vuelan al Sáhara, la gente se pone la venda antes de tener la herida. Es más que evidente que se autocensuran. No quieren tener problemas.

Cuando salimos de Lanzarote, me dijeron que Aminatu quería escribir unas líneas a sus hijos para que se las llevara. A partir de ahí todo su entorno me dicen: «No te van a dejar entrar. Ni siquiera vas a coger el vuelo. Ya verás como se caen las plazas». Primero íbamos con la incertidumbre. Luego nos decían que no íbamos a poder pasar la frontera. Pasito a pasito, fuimos haciendo el camino. Al llegar a El Aaiún, los policías estaban diseminados como setas. Unos de paisano, otros de uniformes. Todos muy evidentes. Nos pusimos en la cola, nos preguntaron quiénes éramos y si éramos periodistas, a lo que contestamos que no. Y al fin, lo conseguimos: ¡Pasamos!

Lo primero que hicimos fue llamar al padre de los hijos de Aminatu Haidar, Hayat y Mohamed, de 15 y 13 años, para ir a verlos. Sólo puedo describir el momento en que nos encontramos al fin como emocionante. Sentí cómo se me encogía el corazón y, al mismo tiempo, mucha alegría. Les dije que aunque estaba segura de que ellos ya lo sabían, su madre es una mujer estupenda que está haciendo algo increíble y que las cosas que ella hace son para que ellos no las tengan que hacer de mayores, para que sean libres y tengan sus derechos. Les pedí que no lo olvidaran nunca y, lo más importante, les recordé que no están solos, que les queremos. Que les queremos mucho y a su madre también. Era lo que su madre me había pedido. También me pidió que les besara y les abrazara. Es curioso porque los niños, lo único que me pidieron fue que besará a su Mamá cuando la volviera a ver.

Hayat, la niña, es alta y muy guapa. Dicen que es muy parecida a Aminatu, y es cierto, es muy entera, fuerte y con convicciones. Ella cogió la carta y la leía dulce pero firmemente junto a su hermano Mohamed, que además de más pequeño es más sensible y débil de carácter. No podía evitar echarse a llorar. Luego, cuando lo hablaba con Aminatu, ella me dijo que él era el más tierno, más sensiblero. Por su parte, el padre está soportando muchas presiones y, probablemente, por haberme recibido sufrirá alguna más.

Rosa Díez, antes de partir al Sáhara. FOTO:EL MUNDO

Visitantes ingratos

Mientras estábamos allí aparecieron varios tipos vestidos de negro que no habían sido invitados. La casa estaba llena de familiares y esta gente extraña llamaba la atención. Decían que eran periodistas marroquíes; un periodista francés dijo que eran del Gobierno. Les dije que no iba a atenderles porque aquella era una visita humanitaria, no política, y cuando me puse mis zapatillas para irme, la familia de Aminatu dijo que no, que yo era la invitada y que quienes se tenía que ir eran ellos. Aún así, permanecieron en la puerta, con sus cámaras, intentando grabar y hacer fotos.

Tras nuestra visita a la familia de Aminatu, me dirigí a casa de mi amiga la activista saharaui Djimi El Ghalia, vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. Allí, estábamos charlando y tomando unos frutos secos, cuando llegó una vecina, aparentemente a coger agua de una fuente. Mi amiga y ella compartieron unas sonrisas y algunas palabras. En realidad, aquella mujer venía a avisar: La policía estaba de camino. «Son nuestras señas», me dijo mi amiga. Así es como se ayuda un pueblo absolutamente vigilado todo el tiempo. No un día, sino todos los días de su vida y sin haber hecho nada malo, más que reivindicar el respeto a sus derechos. Al cabo de un rato, efectivamente, era la policía. Me pedían que saliera para echarme. Unos doce policías estaban esperándome. «Usted no tiene permiso para visitar a esta familia», me espetaron. «¿Permiso de quién?», pregunté yo. «Pues del Gobierno, hay una oficina encargada de dar esos permisos», fue la respuesta. Yo ya me sabía la historia, pero empecé a hacerle la reflexión. «¿Cómo una oficina para dar permisos para que veas a tus amigos? ¿Esto no es Marruecos? Yo he estado en Casablanca, en Marraquech y nadie me ha pedido permiso para ir a ver a mis amigos, lo he hecho con libertad». Mientras yo decía esto, el policía, cada vez más impaciente, sólo repetía. «Permiso, aquí hace falta permiso… No empecemos, no empecemos. Permiso o marcharse». Diálogo imposible, pues.

Les dije que aunque estaba segura de que ellos ya lo sabían, su madre es una mujer estupenda que está haciendo algo increíble


Entramos nos calzamos otra vez y nos marchamos. No se trataba de causarles problemas complementarios a nuestros amigos. Para entrar en casa de los saharauis si eres extranjero tienes que pedir permiso al gobierno marroquí, al mismo con el que España está firmando un convenio de cooperación reforzada como si se tratara de un país europeo, de un estado democrático. Y no lo es. De allí salimos a la carretera, los tres, a buscar un taxi. Nos seguían policías, una vez más, algunos de paisano, otros de uniforme, la mayoría escondiéndose en las sombras, pues ya había atardecido. Los transeúntes nos advertían, sin pararse: «tened cuidado con el de la moto, con el del turbante…». Aquello era como una película mala de espías, sólo que realidad pura. Un pueblo entero protegiéndose. Allí ya cogimos un taxi y pusimos rumbo al hotel, con un convencimiento firme, habíamos hecho bien en ir. Hay que hacerlo, hay que dar testimonio y apoyo.

Una batalla pendiente

Ella está convencida de que esta batalla la tiene que ganar y yo estoy convencida de que no la podemos perder, así que como no perder la batalla es no perderla a ella o viceversa, la única manera de salvar su vida es salvar la batalla. Ningún país del mundo es capaz de sobrevivir por sí solo, ninguno. Si Estados Unidos y la Unión Europea ejercen la suficiente presión internacional, Marruecos cederá. Y ceder ahora significaría dejar a Aminatu regresar a su casa. Por supuesto, luego hay una situación política que se produce desde hace 34 años que hay que solucionar. La grandeza del gesto de Aminatu es haber conseguido mostrar la realidad, llamar la atención sobre el drama que viven los saharauis, un drama olvidado porque ya apenas sale en los medios, en los informativos… Ella ha hecho que todo el mundo mire de frente este problema a través de ella y de su sufrimiento.

No voy a ser capaz de olvidar esa rueda de prensa que dio el Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en la que echaba la bronca a Aminatu y no al reino de Marruecos


La actuación del gobierno español, al acoger a Aminatu Haidar de forma fraudulenta, en contra de su voluntad y del derecho internacional, si España no se hubiera prestrado a esto, ella no hubiera podido ser expulsada de El Aaiún. Nuestro gobierno demostró ahí una enorme irresponsabilidad y a partir de ahí han cometido muchos errores. Primero de carácter político, sí, pero también humanitario y ético. No voy a ser capaz de olvidar esa rueda de prensa que dio el Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en la que echaba la bronca a Aminatu y no al reino de Marruecos. Pasaron de estar de parte de ese país a, cuando arreció la presión internacional, quererse quedar en medio, como si ello fuera posible, como si ello fuera justo.

Cuando alguien se queda en medio entre la víctima y el victimario, en realidad está con el verdugo. Así de claro. Lo que debemos de hacer es presionar. Primero, a nuestro gobierno para que presione al gobierno de Marruecos y a la Unión Europea. Y para presionar, lo primero que tenemos que hacer es congelar el acuerdo bilateral entre el país alauita con la Unión Europea. Yo lo voy a pedir esta misma semana, que congelen su firma. Además, vamos a presentar una enmienda pidiendo que se bloquee esta firma hasta que no se solucione esta cuestión. Y segundo, que se saque de la agenda de la Presidencia una reunión bilateral que había prevista entre Marruecos y la Unión Europea para los días 7 y 8 de marzo en Granada. Y mientras no se resuelva esta cuestión, no tratemos a Marruecos como si fuera un país europeo, más porque no lo es. Lo que ha pasado con los saharauis estos 34 años es una vergüenza y el caso de Aminatu Haidar me parece la expresión de esa vergüenza, de la falta de dignidad de la comunidad democrática y de hasta qué punto Europa la hemos construido para promover estos negocios y no los derechos humanos y la democracia. Me parece una vergüenza y una enorme cobardía lo que hemos hecho y no hemos sido capaces de resolver. Pero a la vez, esta mujer muestra lo mejor del ser humano, su valentía. Pero ahora, lo primero, es ganar esta batalla, que Aminatu vuelva a casa.

Testimonio recogido por Paka Díaz.

Este post es copia del original publicado en EL MUNDO, del suplemento YO DONA y que se puede acceder en el siguiente enlace:  http://www.elmundo.es/yodona/2009/12/14/actualidad/1260803076.html

Rosa Díez, presidenta de UPyD, en el Aiun con los hijos de Aminatu.

‘Sufro por mi madre pero no puedo pedirle que deje la huelga’

Díez con Hayat (izda.) y Mohamed, los hijos de Aminatu Haidar, en El Aaiún. | Alberto Cuéllar

Luis Ángel Sanz | El Aaiún (Sáhara Occidental)

Los hijos de Aminatu Haidar han recibido la visita de Rosa Díez en El Aaiún, quien les ha entregado una carta escrita por su madre y ha transmitido su cariño y preocupación. «Pienso en vosotros en cada instante», decía una de las frases de la misiva. Después, la parlamentaria fue expulsada de casa de una activista saharaui por policías marroquíes.

La diputada de UPyD ha logrado reunirse con Hayat y Mohamed, de 15 y 13 años, con los que ha mantenido una larga y cariñosa conversación sobre su madre, que el domingo cumplió 28 días de huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote.

Su estado de salud se está debilitando paulatinamente, según ha relatado a Efe el documentalista Pedro Barbadillo tras visitarla: «La he visto muy débil, muy debilitada, prácticamente no podía hablar, hablaba con un hilo de voz».

La diputada, con la carta. | A. C.

El mensaje que Rosa Díez ha hecho llegar a la madre después del encuentro es que sus hijos «la quieren mucho». De hecho, ha explicado que el niño está más afectado que la hija, que tiene un carácter más fuerte, «como el de la madre».

En conversación posterior con ELMUNDO.es, la niña demostró la misma determinación que su madre.

«¿Pedirías a tu madre que deje la huelga de hambre y cediera?», le preguntó uno de los tres periodistas que estuvieron con ella, entre ellos el de este diario.

«Sufro mucho por ella, continuamente, pero a la vez, no le puedo pedir que deje la huelga de hambre», decía en un correcto francés con la carta en sus manos.

«Mi mamá es un ejemplo a seguir. Estamos muy orgullosos de ella y es muy difícil para mí responder a esa pregunta. Yo no se lo puedo pedir».

En la sala donde Hayat hablaba con esa pasmosa seguridad, los familiares de Aminatu la escuchaban. Una sobrina de cinco años señaló la imagen de la carta y la nombró: «Aminatu».

Después de este encuentro, la presidenta de UPyD fue a casa de la activista saharaui Djimi El Ghalia, vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. De allí fue expulsada por más de una decena de policías marroquíes, tras advertirle de que sólo se había autorizado su visita a los hijos de Aminatu Haidar «por razones humanitarias», pero que no tenía permiso para estar en esta otra casa de una militante saharaui, según informa Europa Press.

«Han llamado a la puerta y han entrado diciendo que yo no tenía autorización para estar en la casa. Usted se tiene que marchar de aquí, se tiene que ir, traemos esa orden», relató Rosa Díez.

«Nos hemos marchado para no dar más problemas. Entonces han venido otros y nos han dicho que por razones humanitarias podía estar con los hijos pero no con la familia de Galia», explicó Rosa Díez. «Ahora estamos por la calle buscando un taxi mientras estos hombres nos siguen a corta distancia», concluyó.

‘Todos con Aminatu’

Rosa Díez llegó a la capital del Sáhara Occidental alrededor de las 14.00 horas del domingo procedente de Las Palmas. En el aeropuerto no tuvo problema para pasar el control de pasaportes tras varias comprobaciones de las autoridades marroquíes. Su objetivo era entregar una carta escrita por Haidar a sus hijos que la activista saharaui escribió en una tarjeta con su imagen dibujada y el lema «Libertad y justicia. Todos con Aminatu».

En ella se podía leer: «A mis queridos Hayat y Mohamed y a mi querida sobrina Touta. Os quiero infinitamente y os echo mucho de menos. Cuidaos mucho. Vuestra mamá, que piensa a cada instante en vosotros. Os adoro hasta la locura. Aminatu». Además, el objetivo de la diputada de UPyD también era ejercer como «observadora» y velar por que no les pase nada a Hayat y a Mohamed, de 15 y 13 años.

«Tengo un mensaje de madre a hijos, de una mujer que está preocupada y recuerda permanentemente a sus hijos y les quiere transmitir su cariño, su fuerza y su amor», manifestó Rosa Díez a su llegada a El Aaiún, informa Efe.

«Creo que es importante que Marruecos sepa que la comunidad internacional también mira a los hijos de Aminatu, porque cuando les miras les proteges«, añadió la parlamentaria, que viaja acompañada por una pequeña delegación de su partido. Díez señaló que, como madre, entiende perfectamente que Haidar pretenda, ante todo, enviar cariño a sus hijos y transmitirles que lleva a cabo su protesta «para que ellos no tengan que hacer lo mismo en el futuro». Por ello, la diputada reiteró que el programa de su visita es «familiar» y consistirá en «charlar con ellos, darles abrazos y besos y escucharles por si ellos quieren enviar un mensaje a su madre», antes de regresar el lunes a España.

La carta que llevaba Rosa Díez se la dio en mano Haidar el pasado jueves, cuando la diputada fue a mostrarle su apoyo a la estación de autobuses del aeropuerto de Lanzarote. La activista saharaui le expresó, cogiéndola de las manos, la preocupación que sentía por la seguridad de su familia, a la que no se permite hablar con los medios y que tiene la casa cercada por la policía marroquí. Entonces Rosa Díez se ofreció para aportar su granito de arena, con un gesto diferente a la presión institucional y desplazarse hasta el Sáhara para encontrarse con su familia.

Haidar acogió la idea con «ojos esperanzadores», según el relato de la política. Y le respondió: «Sería maravilloso, pero no te van a dejar entrar. Te pueden detener, ten cuidado, a lo mejor tienes problemas». «No, no, por eso no te preocupes. Si a ti te parece bien, lo hablo con tu gente y voy«, decidió Rosa Díez.

Este post es copia del original pulbicado por EL MUNDO y que se puede obtener en el siguiente enlace:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/12/espana/1260645275.html

Carta de los hijos de Aminatu

carta hijos 1«El Aaiún, 7 de diciembre de 2009-12-07
Llamada urgente a la conciencia de la Humanidad
En mi nombre, Hayat El Kassimi, hija de Aminetu Haidar y con 15 años de edad y en nombre de mi hermano Mohamed El Kassimi de 13 años, lanzo una llamada urgente a todos los niños del mundo entero para que nos apoyen y, al mismo tiempo, lanzo otra llamada a todas las madres para que apoyen a nuestra madre, una madre que sostienen a sus dos hijos y que se encuentra en huelga de hambre desde hace 22 días para que ella pueda volver a a nuestro lado y vivamos junto a forma estable.
Es doloroso para mí y mi hermano de recibir hoy la mala noticia de que nuestra querida madre ha tomado la decisión de dejar de tomar sus medicamentos, es peligroso para ella.
Ayuden a nuestra querida mamá, eviten la tragedia que va a repercutir negativamente sobre nuestra situación psíquica y psicológiamente.
¡Queremos que que vuelva nuestra mamá!carta hijos 2

Un falso dilema

Declaración Universal de Derechos Humanos

Artículo 9. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Artículo 13. 1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Pretende el gobierno (y algunos periodistas afines) que el debate en el caso de Aminetu Haidar está entre quienes quieren que viva y quienes querríamos que la dejen morir de hambre.

Los primeros serían quienes quieren que un juez dicte la alimentación forzosa de la ciudadana saharaui que está ejerciendo su derecho a la libertad de expresión a través de una huelga de hambre.

Los segundos somos quienes exigimos absoluto respeto a las decisiones tomadas libre y racionalmente por Aminetu Haidar incluidas primero la de volver a su casa con su familia y después la de dejar de alimentarse en tanto en cuanto esté retenida contra su voluntad y contra la legalidad en Lanzarote.

En realidad, los primeros quieren que viva. Los segundos queremos que viva y pueda ejercer sus derechos humanos, incluidas la libertad, y la vida digna.

Por supuesto queremos que Aminetu Haidar viva, no nos imaginamos otro resultado. ¡Cómo íbamos a desear la muerte de alguien que muestra el coraje, la dignidad y la valentía que tiene Aminetu en una causa que también es la nuestra! Queremos que viva entre otras cosas porque nos creemos los derechos humanos y pensamos que éstos no están por debajo de un acuerdo de pesca, ni de un acuerdo para que Marruecos haga el trabajo sucio en la represión de la inmigración (parte del trabajo sucio, más bien), ni del hecho que Rabat sea nuestro aliado en el Magreb, ni del buen rollo, ni de evitar que se pringue el Jefe del Estado porque todavía no es el momento, ni de que Marruecos vaya a ser socio preferencial de la UE.

Los primeros, dándose por contentos con lo hecho por el gobierno (incluida, supongo, la aceptación ilegal de Aminetu Haidar en Lanzarote tras la deportación marroquí y los engaños a Aminetu para meterla en otro avión de ida y vuelta). El problema no es España, sino Marruecos, dicen. Bien podrían decir lo mismo en otros casos. “El problema no es España, sino Al Qaeda“, dirían en el caso de los secuestrados en Mauritania y el gobierno no movería un dedo; “El problema no es España, sino los piratas somalíes” habrían dicho en el caso Alakrana, cuya tripulación seguiría secuestrada o muerta.

Estoy seguro de que el gobierno no quiere que Aminetu muera en España (¡cuánto está dañando la imagen del gobierno la evidencia de su servilismo a la monarquía de Marruecos! Eso es lo grave ¡hasta ha tenido que salir a escena Rubalcaba a decir que IU dice barbaridades al contar lo que contesta el Jefe del Estado en una carta!), pero está demostrando que no moverá un dedo por la casa saharaui, que era mentira que las decisiones de la ONU y los derechos humanos fueran lo primero, que en política internacional los derechos humanos no son para el gobierno (como para el anterior) más que la excusa para criticar a los malos.

No quieren que muera en España, que sería un desastre para la imagen del gobierno, pero no moverían un dedo si fuera a morir en su país, la República Saharaui, como no harán ni una mueca en defensa del cumplimiento de las resoluciones de la ONU para el Sahara cuando se resuelva (para bien o para mal) el caso Aminetu. Porque «a veces surgen dificultades y debe prevalecer el interés general».

Este post es copia del original publicado el en blog de Hugo Martínez Abarca,Quien mucho abarca al que se puede acceder directamente desde este enlace: http://blogs.tercerainformacion.es/iiirepublica/archives/3242

Tres premios Nobel, artistas y sindicatos piden al rey su intermediacion

Tres Premios Nobel y cientos de personalidades del mundo de la cultura han pedido hoy al rey de España que utilice su «prestigio» e interceda ante el Monarca alauí para acabar con la «trágica agonía» de la activista saharaui Aminatu Haidar, coincidiendo con el vigésimo quinto día de su huelga de hambre.

Artistas_apoyo_Aminetu_HaidarTodos ellos se han agrupado en torno a una plataforma en apoyo a la activista saharaui que ha enviado una carta a Don Juan Carlos para que medie con Marruecos para lograr que Haidar pueda regresar, con sus hijos, a su casa en El Aaiún.

La carta la han suscrito los Premios Nobel Günter Grass, Darío Fo y José Saramago, además de numerosas personalidades del mundo, entre ellas Mario Vargas Llosa y Eduardo Galeano. También se han sumado a la iniciativa los cineastas Pedro Almodóvar, Fernando León de Aranoa y Julio Medem; los actores Pilar Bardem, Concha Velasco, Victoria Abril, Javier Bardem y Penélope Cruz; así como los músicos Jorge Drexler, Amaral, Miguel Ríos y Joaquín Sabina.

Almodóvar lee la carta al rey

En un acto celebrado esta tarde en el Círculo de Bellas Artes, que ha presentado el actor Juan Diego Botto, Pedro Almodóvar ha leído la misiva que la plataforma ha enviado al rey, tras comprobar que las gestiones políticas normales no han servido, hasta el momento, para lograr este propósito.

En ella, se insiste en que es «urgente» y «necesario» salvar la vida de esta mujer, hija de una española, conocida por su labor en defensa de los derechos humanos, que está «al límite de un desenlace dramático». «Deseamos solicitar una intervención explícita de la Casa Real española ante el Monarca alauí», reza el escrito, que añade que «no podemos permanecer silenciosos mientras Aminatu está a punto de morir».

Ante esta situación, la plataforma de artistas pide al rey que utilice su «ascendente» ante el Monarca de Marruecos para preservar la vida de Aminatu. Recuerda que «su consunción por huelga de hambre pondría en serio peligro las relaciones entre dos países vecinos y supondría el descrédito de la monarquía alauí y de todo su régimen».

«Habrá muerto la esperanza»

«Pero, sobre todo, si ella muere habrá muerto la esperanza», advierte el escrito. Precisamente hoy se ha conocido, a través del coordinador general de IU, Cayo Lara, que el Gobierno no ha considerado «oportuna» la intervención del rey para resolver la situación de Aminatu Haidar.

Además de los artistas e intelectuales citados, la misiva ha sido suscrita también por otras personalidades del mundo de la cultura de Angola, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Francia, la India, Italia, Nicaragua, Puerto Rico, El Salvador y Portugal, entre otros países.

Este post es copia del original publicado por el diario digital PUBLICO y disponible en http://www.publico.es/espana/277054/tres/premios/nobel/piden/rey/medie/haidar/carta/toxo/fo/grass/saramago

El Secr.Gral. del PSOE del Congreso dice que NO ve muchos actores apoyando a Aminetu ???

El PSOE no ve a «tantos» actores apoyando a Haidar, de quien dice que no parece tener «muchas ganas de escuchar»

Madina cree que Marruecos debe «mostrar más sensibilidad y preocuparse más por su imagen» ante la opinión pública internacional

El secretario general del PSOE en el Congreso de los Diputados, Eduardo Madina, afirmó hoy que no ve a «tantos» actores que apoyen a la activista Aminatu Haidar, en huelga de hambre desde hace 25 días en el aeropuerto de Lanzarote, y apuntó que parece que Haidar no tiene «muchas ganas de escuchar».

En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Madina manifestó que sólo ve a «algunos» actores apoyando a Haidar y que le da «igual» y no le preocupa si «algunos de ellos apoyaron a Zapatero».

En este sentido, declaró que «las criticas de algunos actores» que giran alrededor de Aminatu Haidar, él «las relativizaría» porque, a su juicio, o «no son critica a Zapatero» o él no las enmarca dentro de una «critica a Zapatero» sino que, según Madina, «probablemente» habría que contextualizarlas en «las ganas de querer ayudar a Aminatu Haidar». «Yo les pediría eso, que piensen bien cómo pueden ayudar mejor a Aminatu Haidar», señaló.

Por otra parte, el dirigente socialista destacó que el Gobierno «redobla todos sus esfuerzos políticos y diplomáticos y lo hace especialmente con Marruecos, con la UE, y con Naciones Unidas, para solucionar este caso» por lo que, desde su punto de vista, no puede hacer «mucho más» ya que «ni ella –Haidar– parece que tenga muchas ganas de escuchar, ni Marruecos parece que hasta ahora haya tenido muchas ganas de dar lo mejor de si mismo».

MARRUECOS: «PODÍA HABER HECHO MUCHAS MÁS COSAS»

Sobre las medidas adoptadas por el Gobierno marroquí para la resolución del conflicto, Madina opinó que «podía haber hecho muchas más cosas» pero que «tiene todavía la oportunidad» de hacerlas. Además, dijo que Marruecos «puede redoblar sus esfuerzos, puede mostrar más sensibilidad, puede preocuparse más por su imagen ante la opinión pública internacional», contribuyendo a resolver una situación que, a su juicio, «se está enquistando». «Desde esa óptica de sensibilidad seguro que a Marruecos le iría mucho mejor, desde una perspectiva de su propia imagen», argumentó.

Preguntado sobre si el Gobierno se equivocó al permitir la entrada de la activista en España, insistió en que «no» porque, según el socialista, «desde una óptica humanitaria, España es un país que acoge y que se hace cargo de quienes llegan en condiciones como la de  Aminatu Haidar». «Si no la hubiéramos dejado entrar también hubiera habido criticas, por no haberlo hecho desde una perspectiva humanitaria», apostilló.

«COSPEDAL TIENE QUE REFLEXIONAR»

Dicho esto, recordó que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, con las críticas que hizo ayer sobre la política exterior del Ejecutivo español, tuvo «su minuto de gloria, que da para toda una semana de definición de lo que el PP es y lo que el PP propone». «Cospedal tiene que reflexionar y tiene que darle la vuelta a las cosas que dice porque corre el riesgo de convertirse en absolutamente irrelevante todo aquello que diga», enfatizó.

Tras recordar que su grupo parlamentario ha presentado «un texto que tiene marcado carácter humanitario» ante la Cámara Baja sobre la situación del Sáhara Occidental, añadió que algunos grupos parlamentarios han solicitado al PSOE que incorpore «una cierta doctrina que la Cámara tiene ya muy asentada en su Comisión de Exteriores, donde ha habido amplias unanimidades» y que el grupo socialista «está estudiando incorporarla o no».

«Vamos a ver si somos capaces desde esa óptica de incorporar contenidos que sirvan para incorporar grupos. Si lo conseguimos, no será un éxito para el Gobierno ni para nadie, será un éxito para este país que ve como sus fuerzas políticas están juntas en un caso muy complejo, como el de Aminatu Haidar con unas circunstancias y unas derivadas importantes, geopolíticamente trascendentes e internacionalmente muy nítidas», expresó.

Además, subrayó que espera que «el Frente Polisario siga viendo a España donde lo ha visto siempre» ya que, en su opinión, la posición política española respecto al Sáhara Occidental no ha cambiado, e hizo hincapié en que España puede seguir actuando como interlocutor con Marruecos

Este post es copia del original publicado por EUROPA PRESS en http://www.europapress.es/nacional/noticia-sahara-psoe-no-ve-tantos-actores-apoyando-haidar-quien-dice-no-parece-tener-muchas-ganas-escuchar-20091210133944.html

Marruecos usa a los musulmanes de España para atacar a Aminatu

Todo vale a la hora de atacar a Aminatou Haidar y, de paso, a Argelia y al Frente Polisario. Marruecos ha echado mano de un instrumento religioso en España y ha recurrido al islam para arremeter contra la activista saharaui en huelga de hambre en Lanzarote y los que, según Rabat, inspiran su reivindicación.

La Federación de Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) emitió, el martes por la noche, un comunicado en el que asegura que «el comportamiento de Aminatou Haidar» obedece «a motivos políticos y se sitúa en el marco de un compló orquestado por las autoridades argelinas y otras sectores hostiles a Marruecos». El comunicado figuraba en la portada de la web de la agencia de prensa oficial marroquí (MAP).

La irrupción de la FEERI coincide con la ofensiva diplomática desencadenada por Rabat en España. Ayer el ministro de Justicia, el socialista Abdelwahed Radi, mantuvo una ronda de contactos en Madrid y e hizo una declaración ante la prensa. Aseguró que España y Marruecos son ambos «víctimas» del problema creado por Aminatou Haidar. Radi fue precedido por el presidente del Senado, Mohamed Cheikh Biadillah, y Nizar Baraka, ministro adjunto de Economía.

El comunicado de la FEERI arremete más contra Argelia que contra la propia Haidar. Denuncia las «maniobras beligerantes» de Argelia «que sólo sirven para crear un clima de tensión y de discordia en contradicción con el espíritu de buena vecindad en el que hace hincapié en islam».

La FEERI es, junto con la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), una de las dos grandes asociaciones musulmanas de España. Juntas conforman la Comisión Islámica que es la interlocutora reconocida por el Estado para tratar cuestiones religiosas relacionadas con los musulmanes. En España hay 1,2 millones de musulmanes.

La UCIDE, que es mayoritaria, tiene la reputación de ser independiente mientras que la FEERI es vista como afín a Marruecos. Su presidente, Mohamed Ali, aboga abiertamente por la «descolonización» de Melilla y Ceuta. Por eso la asamblea de esta última ciudad le declaró por unanimidad -incluido con el respaldo del partido musulmán- persona «non grata» en Ceuta dónde reside.

La FEERI había evitado hasta ahora meterse directamente en política si se exceptúan algunas intervenciones puntuales en lugares pequeños empezando por la propia Ceuta dónde es muy crítica con la actuación del Ayuntamiento en manos del Partido Popular. El comunicado del martes ha dejado atónitos a académicos y funcionarios del Ministerio de Justicia que siguen de cerca el mundo religioso musulmán en España.

«Me extraña que la FEERI haya alcanzado ese grado de compromiso en un tema que le pilla lejos desde un punto de vista religioso», afirma el antropólogo Jordi Moreras, experto en comunidades musulmanes. «Me pregunto si el empleo de este resorte religioso no enlaza con las veladas amenazas formuladas por algunos dirigentes marroquíes sobre las consecuencias que tendría para España una crisis con Marruecos», añade.

La FEERI, concluye el comunicado, «desea que Argelia, país hermano y musulmán, examine el significado y el alcance de la iniciativa marroquí de autotomía para la región en conflicto y sepa apreciarla y contribuir positiva y constructivamente a la paz en el área».

Otras asociaciones de inmigrantes marroquíes, la última la Unión de Marroquíes de Baleares, se han pronunciado mediante comunicados y resoluciones de sus asambleas contra Haidar y a favor de la «marroquinidad» del Sáhara Occidental.

Este post es copia del original publicado en la edicion digital de EL PAIS por IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 10/12/2009, se puede acceder al original en:

http://www.elpais.com/articulo/espana/Marruecos/utiliza/musulmanes/Espana/atacar/activista/Argelia/elpepuesp/20091210elpepinac_7/Tes

Iniciativas parlamentarias a favor de Aminatou Haidar

ERC, IU, ICV, CC y UPyD piden la comparecencia de Rubalcaba y Moratinos y acusan a España de «complicidad» con Marruecos

Cada hora que pasa se acumulan nuevas iniciativas parlamentarias a favor de la activista saharaui Aminatou Haidar . Éstas son firmadas por ERDC, Izquierda Unida, ICV, Coalición Canaria y UPyD de Rosa Díez. El portavoz de ERC, Joan Ridao, solicita la comparecencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que informe de la situación jurídica de Haidar, que se encuentra en Lanzarote «sin pasaporte ni voluntad de permanecer en el Estado español».

Este mismo grupo ha presentado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a «emprender» ante Marruecos las acciones necesarias para conseguir la liberación de siete saharauis detenidos desde el pasado 8 de octubre. ERC, además, solicita que el Gobierno cuando ostente la presidencia de la Unión Europea, a partir de 1 de enero de 2010, reclame el fin de la violación de los derechos humanos por parte de Marruecos en el Sáhara Occidental.

Desde Coalición Canaria se exige la presencia del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para que explique la situación de la activista saharaui «retenida en contra de su voluntad» . Gaspar Llamazares desde Izquierda Unida presenta una batería de preguntas en torno a las «irregularidades y vulneración de derechos» que rodean este caso. Llamazares pregunta si ha habido «coordinación entre Marruecos y España» para no dejarla volver al Sáhara pero sí haber permitido que estuviera en territorio español a pesar de que Marruecos le ha requisado el pasaporte.

«La complicidad» con Marruecos también ha sido denunciada por Rosa Díez de UPyD. «El Gobierno ha convertido Lanzarote en un Guantánamo jurídico», acusa Díez.

Este post es copia del original publicado en la edicion digital del diario EL PAIS  por ANABEL DÍEZ – Madrid – 17/11/2009, se puede acceder al original en el enlace: http://www.elpais.com/articulo/espana/Oleada/iniciativas/parlamentarias/favor/saharaui/Aminatou/Haidar/elpepuesp/20091117elpepunac_33/Tes