Archivo de la etiqueta: Derechos Humanos

Resolución del Congreso sobre el caso Aminatu

Finalmente ayer el Congreso de los Diputados de España aprobo ayer una resolución sobre el caso de Aminatu Haidar, ya se intento el pasado dia 07 sin conseguir el consenso nesario y ayer dia 15 se aprobo por la mayoria, sin votos en contra, y con la abstencion del Partido Popular.

La Proposición no de ley aprobada ayer, dice:

El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

1.- Que redoble todas las gestiones políticas y diplomáticas que sean necesarias, al máximo nivel, para permitir el retorno de la Sra. Aminetu Haidar a su hogar, junto a su familia.

2.- Solicitar la mediación activa del Secretario General de Naciones Unidas, de su Enviado Personal para el Sahara Occidental, Sr. Christopher Ross y de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Sra. Pillay en relación con las obligaciones internacionales del Reino de Marruecos en el Territorio del Sahara Occidental, entre ellas, el retorno de la Señora Haidar, así como la ampliación del mandato de la MINURSO para incluir la observación de la situación de los Derechos Humanos.

3.- Seguir defendiendo los derechos a la libre circulación y residencia de la Sra. Aminetou Haidar.

4.- Solicitar del Reino de Marruecos que permita, sin más dilación, el retorno inmediato de la Señora Haidar al Sahara Occidental –conforme a lo señalado en el artículo 12-4 del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos de Naciones Unidas- y le sean restituidos su documentación y pasaporte marroquíes, confiscados en el aeropuerto de El Aaiún y que respete su dignidad y su derecho a regresar junto a los suyos.

5.- Seguir defendiendo las resoluciones aprobadas por el Congreso de los Diputados en el sentido de que el estatuto definitivo del Sahara Occidental respete la legalidad internacional y sea el resultado del libre ejercicio del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación mediante referendum de acuerdo con la carta de NacionesUnidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad.

 Rosa Diez y Gaspar Llamazares en los pasillos del Congreso

Crónica del viaje al Sáhara de Rosa Diez, diputada de UPyD.

La diputada Rosa Díez, junto a los hijos de Aminatu Haidar. Foto: EL MUNDO.

No conocía personalmente a Aminatu Haidar aunque, por supuesto, sabía quien era. Toda mi vida he estado muy cerca de la causa saharaui que siempre he considerado como nuestra, la de los demócratas en general y, particularmente, la de los españoles. Los saharauis son nuestros compatriotas. Me gustaría recordar, sobre todo para los más jóvenes, que Sáhara era una provincia española que dejamos al final de la dictadura española, al firmar un acuerdo con Marruecos y Mauritania. Abandonamos la suerte, por tanto, de todos aquellos hombres y mujeres que eran compatriotas nuestros. A partir de ahí, nosotros hemos ido construyendo nuestra propia democracia y ahora somos un país europeo. Ellos no han podido. Lo que tenía una justificación, entre muchas comillas, porque no teníamos democracia y los ciudadanos no podíamos evitar que ocurriera, no tiene justificación ahora ni la ha tenido a lo largo de estos treinta y tantos años en los que hemos pasado de abanderar la solución para un conflicto, que no sólo es político sino también humanitario, al silencio de los últimos años. Un silencio que es cómplice con Marruecos, con los victimarios y absolutamente ajeno al sufrimiento del pueblo saharaui. Por eso, siempre he estado junto a esa causa que es la mía y es la nuestra.

Quise ir a ver a Aminatu Haidar desde que llegó a Lanzarote, pero una gripe que me tuvo en la cama evitó que fuera antes. El primer día que me levanté, tras dar una conferencia en Madrid, cogí un avión para ir a verla. Mientras hablaba con ella, me empezó a contar lo preocupada que estaba por sus hijos, por sus amigos y por la presión que estaba ejerciendo sobre ellos el Gobierno de Marruecos. Al ver la necesidad que ella tenía de ampararlos, se me ocurrió ir a verlos y, de algún modo, darles esa protección a través de la visibilidad, de atraer la atención sobre ellos. Entonces le dije: “¿Qué te parecería que vaya a verles?”. A ella se le iluminó la cara, me agarró la mano y me dijo: “Sería estupendo”. Pero, inmediatamente, añadió: “No te van a dejar, va a ser imposible. Te van a causar problemas, te van a detener”. Yo le dije qué cómo me iban a detener, que soy una diputada española y que lo más que me podía pasar era que no me dejaran entrar. Sin embargo, ella seguía repitiendo que me iba a traer problemas. Y comprendí su reacción, que es la de alguien que vive en el miedo permanente, en una dictadura, el miedo justificado de alguien que conoce el poder represor al que puede ser sometido y que teme, con causa, por todo ello. Desde ese entendimiento, le dije que no se preocupara, que sólo me dijera si ella quería que lo hiciera. Del resto, ya nos ocupábamos nosotros y su gente. Y Aminatu dijo sí, con el rostro nuevamente iluminado.

Aminatu transmite fortaleza y calma, es la sensación que siempre transmiten las grandes mujeres -he conocido algunas así en el País Vasco-. Mujeres que están por encima, que saben lo que tienen que hacer y piensan en los demás, en quienes se van a beneficiar de su lucha. La debilidad física que se puede percibir a primera vista en Aminetu se copmpensa con esa fuerza interior que transmite. Y luego ella es tan amable, tan educada, tan dulce y gozoa, que decimos allí. Ayer, por ejemplo, que hablé con ella un par de veces por la tarde desde El Aaiún, cada vez que terminábamos la conversación me despedía a mí cariñosamente y siempre, en cada una de ellas, me daba besos fuertes y saludos para las dos personas que me han acompañado en el viaje: Maica, mi jefa de prensa, y Jesús Prieto, otro diputado de UPyD. Siempre se acordaba. Y son esos detalles los que te dan la dimensión humana de las personas.

Camino a El Aaiún

“Su reacción e es la de alguien que vive en una dictadura, en el miedo permanente y justificado”


Comenzamos a organizar el viaje a El Aaiún. Entonces no lo sabía con certeza, pero todo lo que ha ocurrido ha demostrado lo importante que era ir. Para empezar, el mismo miércoles, llamé a mi marido desde Lanzarote para que me mandara el pasaporte a Madrid y anulé un viaje a Málaga el viernes para recoger un premio de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Ya en Madrid, el jueves, intentamos comprar las reservas de nuestros billetes para el viernes pero, o bien se nos caían las de ida o bien las de vuelta… Comprarlas se estaba convirtiendo en una tarea imposible, pero no pensamos nada raro hasta que el sábado nos volvió a ocurrir lo mismo. Las entradas aparecían reservadas y luego desaparecían misteriosamente. La agencia cerraba, las reservas desparecían de la pantalla… Así hasta la madrugada del sábado en que, finalmente, conseguimos los billetes. Con todo ese proceso, me di cuenta de que Marruecos no necesita estar presionando constantemente a las compañías que vuelan al Sáhara, la gente se pone la venda antes de tener la herida. Es más que evidente que se autocensuran. No quieren tener problemas.

Cuando salimos de Lanzarote, me dijeron que Aminatu quería escribir unas líneas a sus hijos para que se las llevara. A partir de ahí todo su entorno me dicen: “No te van a dejar entrar. Ni siquiera vas a coger el vuelo. Ya verás como se caen las plazas”. Primero íbamos con la incertidumbre. Luego nos decían que no íbamos a poder pasar la frontera. Pasito a pasito, fuimos haciendo el camino. Al llegar a El Aaiún, los policías estaban diseminados como setas. Unos de paisano, otros de uniformes. Todos muy evidentes. Nos pusimos en la cola, nos preguntaron quiénes éramos y si éramos periodistas, a lo que contestamos que no. Y al fin, lo conseguimos: ¡Pasamos!

Lo primero que hicimos fue llamar al padre de los hijos de Aminatu Haidar, Hayat y Mohamed, de 15 y 13 años, para ir a verlos. Sólo puedo describir el momento en que nos encontramos al fin como emocionante. Sentí cómo se me encogía el corazón y, al mismo tiempo, mucha alegría. Les dije que aunque estaba segura de que ellos ya lo sabían, su madre es una mujer estupenda que está haciendo algo increíble y que las cosas que ella hace son para que ellos no las tengan que hacer de mayores, para que sean libres y tengan sus derechos. Les pedí que no lo olvidaran nunca y, lo más importante, les recordé que no están solos, que les queremos. Que les queremos mucho y a su madre también. Era lo que su madre me había pedido. También me pidió que les besara y les abrazara. Es curioso porque los niños, lo único que me pidieron fue que besará a su Mamá cuando la volviera a ver.

Hayat, la niña, es alta y muy guapa. Dicen que es muy parecida a Aminatu, y es cierto, es muy entera, fuerte y con convicciones. Ella cogió la carta y la leía dulce pero firmemente junto a su hermano Mohamed, que además de más pequeño es más sensible y débil de carácter. No podía evitar echarse a llorar. Luego, cuando lo hablaba con Aminatu, ella me dijo que él era el más tierno, más sensiblero. Por su parte, el padre está soportando muchas presiones y, probablemente, por haberme recibido sufrirá alguna más.

Rosa Díez, antes de partir al Sáhara. FOTO:EL MUNDO

Visitantes ingratos

Mientras estábamos allí aparecieron varios tipos vestidos de negro que no habían sido invitados. La casa estaba llena de familiares y esta gente extraña llamaba la atención. Decían que eran periodistas marroquíes; un periodista francés dijo que eran del Gobierno. Les dije que no iba a atenderles porque aquella era una visita humanitaria, no política, y cuando me puse mis zapatillas para irme, la familia de Aminatu dijo que no, que yo era la invitada y que quienes se tenía que ir eran ellos. Aún así, permanecieron en la puerta, con sus cámaras, intentando grabar y hacer fotos.

Tras nuestra visita a la familia de Aminatu, me dirigí a casa de mi amiga la activista saharaui Djimi El Ghalia, vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. Allí, estábamos charlando y tomando unos frutos secos, cuando llegó una vecina, aparentemente a coger agua de una fuente. Mi amiga y ella compartieron unas sonrisas y algunas palabras. En realidad, aquella mujer venía a avisar: La policía estaba de camino. “Son nuestras señas”, me dijo mi amiga. Así es como se ayuda un pueblo absolutamente vigilado todo el tiempo. No un día, sino todos los días de su vida y sin haber hecho nada malo, más que reivindicar el respeto a sus derechos. Al cabo de un rato, efectivamente, era la policía. Me pedían que saliera para echarme. Unos doce policías estaban esperándome. “Usted no tiene permiso para visitar a esta familia”, me espetaron. “¿Permiso de quién?”, pregunté yo. “Pues del Gobierno, hay una oficina encargada de dar esos permisos”, fue la respuesta. Yo ya me sabía la historia, pero empecé a hacerle la reflexión. “¿Cómo una oficina para dar permisos para que veas a tus amigos? ¿Esto no es Marruecos? Yo he estado en Casablanca, en Marraquech y nadie me ha pedido permiso para ir a ver a mis amigos, lo he hecho con libertad”. Mientras yo decía esto, el policía, cada vez más impaciente, sólo repetía. “Permiso, aquí hace falta permiso… No empecemos, no empecemos. Permiso o marcharse”. Diálogo imposible, pues.

Les dije que aunque estaba segura de que ellos ya lo sabían, su madre es una mujer estupenda que está haciendo algo increíble


Entramos nos calzamos otra vez y nos marchamos. No se trataba de causarles problemas complementarios a nuestros amigos. Para entrar en casa de los saharauis si eres extranjero tienes que pedir permiso al gobierno marroquí, al mismo con el que España está firmando un convenio de cooperación reforzada como si se tratara de un país europeo, de un estado democrático. Y no lo es. De allí salimos a la carretera, los tres, a buscar un taxi. Nos seguían policías, una vez más, algunos de paisano, otros de uniforme, la mayoría escondiéndose en las sombras, pues ya había atardecido. Los transeúntes nos advertían, sin pararse: “tened cuidado con el de la moto, con el del turbante…”. Aquello era como una película mala de espías, sólo que realidad pura. Un pueblo entero protegiéndose. Allí ya cogimos un taxi y pusimos rumbo al hotel, con un convencimiento firme, habíamos hecho bien en ir. Hay que hacerlo, hay que dar testimonio y apoyo.

Una batalla pendiente

Ella está convencida de que esta batalla la tiene que ganar y yo estoy convencida de que no la podemos perder, así que como no perder la batalla es no perderla a ella o viceversa, la única manera de salvar su vida es salvar la batalla. Ningún país del mundo es capaz de sobrevivir por sí solo, ninguno. Si Estados Unidos y la Unión Europea ejercen la suficiente presión internacional, Marruecos cederá. Y ceder ahora significaría dejar a Aminatu regresar a su casa. Por supuesto, luego hay una situación política que se produce desde hace 34 años que hay que solucionar. La grandeza del gesto de Aminatu es haber conseguido mostrar la realidad, llamar la atención sobre el drama que viven los saharauis, un drama olvidado porque ya apenas sale en los medios, en los informativos… Ella ha hecho que todo el mundo mire de frente este problema a través de ella y de su sufrimiento.

No voy a ser capaz de olvidar esa rueda de prensa que dio el Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en la que echaba la bronca a Aminatu y no al reino de Marruecos


La actuación del gobierno español, al acoger a Aminatu Haidar de forma fraudulenta, en contra de su voluntad y del derecho internacional, si España no se hubiera prestrado a esto, ella no hubiera podido ser expulsada de El Aaiún. Nuestro gobierno demostró ahí una enorme irresponsabilidad y a partir de ahí han cometido muchos errores. Primero de carácter político, sí, pero también humanitario y ético. No voy a ser capaz de olvidar esa rueda de prensa que dio el Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en la que echaba la bronca a Aminatu y no al reino de Marruecos. Pasaron de estar de parte de ese país a, cuando arreció la presión internacional, quererse quedar en medio, como si ello fuera posible, como si ello fuera justo.

Cuando alguien se queda en medio entre la víctima y el victimario, en realidad está con el verdugo. Así de claro. Lo que debemos de hacer es presionar. Primero, a nuestro gobierno para que presione al gobierno de Marruecos y a la Unión Europea. Y para presionar, lo primero que tenemos que hacer es congelar el acuerdo bilateral entre el país alauita con la Unión Europea. Yo lo voy a pedir esta misma semana, que congelen su firma. Además, vamos a presentar una enmienda pidiendo que se bloquee esta firma hasta que no se solucione esta cuestión. Y segundo, que se saque de la agenda de la Presidencia una reunión bilateral que había prevista entre Marruecos y la Unión Europea para los días 7 y 8 de marzo en Granada. Y mientras no se resuelva esta cuestión, no tratemos a Marruecos como si fuera un país europeo, más porque no lo es. Lo que ha pasado con los saharauis estos 34 años es una vergüenza y el caso de Aminatu Haidar me parece la expresión de esa vergüenza, de la falta de dignidad de la comunidad democrática y de hasta qué punto Europa la hemos construido para promover estos negocios y no los derechos humanos y la democracia. Me parece una vergüenza y una enorme cobardía lo que hemos hecho y no hemos sido capaces de resolver. Pero a la vez, esta mujer muestra lo mejor del ser humano, su valentía. Pero ahora, lo primero, es ganar esta batalla, que Aminatu vuelva a casa.

Testimonio recogido por Paka Díaz.

Este post es copia del original publicado en EL MUNDO, del suplemento YO DONA y que se puede acceder en el siguiente enlace:  http://www.elmundo.es/yodona/2009/12/14/actualidad/1260803076.html

Rosa Díez, presidenta de UPyD, en el Aiun con los hijos de Aminatu.

‘Sufro por mi madre pero no puedo pedirle que deje la huelga’

Díez con Hayat (izda.) y Mohamed, los hijos de Aminatu Haidar, en El Aaiún. | Alberto Cuéllar

Luis Ángel Sanz | El Aaiún (Sáhara Occidental)

Los hijos de Aminatu Haidar han recibido la visita de Rosa Díez en El Aaiún, quien les ha entregado una carta escrita por su madre y ha transmitido su cariño y preocupación. “Pienso en vosotros en cada instante”, decía una de las frases de la misiva. Después, la parlamentaria fue expulsada de casa de una activista saharaui por policías marroquíes.

La diputada de UPyD ha logrado reunirse con Hayat y Mohamed, de 15 y 13 años, con los que ha mantenido una larga y cariñosa conversación sobre su madre, que el domingo cumplió 28 días de huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote.

Su estado de salud se está debilitando paulatinamente, según ha relatado a Efe el documentalista Pedro Barbadillo tras visitarla: “La he visto muy débil, muy debilitada, prácticamente no podía hablar, hablaba con un hilo de voz”.

La diputada, con la carta. | A. C.

El mensaje que Rosa Díez ha hecho llegar a la madre después del encuentro es que sus hijos “la quieren mucho”. De hecho, ha explicado que el niño está más afectado que la hija, que tiene un carácter más fuerte, “como el de la madre”.

En conversación posterior con ELMUNDO.es, la niña demostró la misma determinación que su madre.

“¿Pedirías a tu madre que deje la huelga de hambre y cediera?”, le preguntó uno de los tres periodistas que estuvieron con ella, entre ellos el de este diario.

“Sufro mucho por ella, continuamente, pero a la vez, no le puedo pedir que deje la huelga de hambre”, decía en un correcto francés con la carta en sus manos.

“Mi mamá es un ejemplo a seguir. Estamos muy orgullosos de ella y es muy difícil para mí responder a esa pregunta. Yo no se lo puedo pedir”.

En la sala donde Hayat hablaba con esa pasmosa seguridad, los familiares de Aminatu la escuchaban. Una sobrina de cinco años señaló la imagen de la carta y la nombró: “Aminatu”.

Después de este encuentro, la presidenta de UPyD fue a casa de la activista saharaui Djimi El Ghalia, vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. De allí fue expulsada por más de una decena de policías marroquíes, tras advertirle de que sólo se había autorizado su visita a los hijos de Aminatu Haidar “por razones humanitarias”, pero que no tenía permiso para estar en esta otra casa de una militante saharaui, según informa Europa Press.

“Han llamado a la puerta y han entrado diciendo que yo no tenía autorización para estar en la casa. Usted se tiene que marchar de aquí, se tiene que ir, traemos esa orden”, relató Rosa Díez.

Nos hemos marchado para no dar más problemas. Entonces han venido otros y nos han dicho que por razones humanitarias podía estar con los hijos pero no con la familia de Galia”, explicó Rosa Díez. “Ahora estamos por la calle buscando un taxi mientras estos hombres nos siguen a corta distancia”, concluyó.

‘Todos con Aminatu’

Rosa Díez llegó a la capital del Sáhara Occidental alrededor de las 14.00 horas del domingo procedente de Las Palmas. En el aeropuerto no tuvo problema para pasar el control de pasaportes tras varias comprobaciones de las autoridades marroquíes. Su objetivo era entregar una carta escrita por Haidar a sus hijos que la activista saharaui escribió en una tarjeta con su imagen dibujada y el lema “Libertad y justicia. Todos con Aminatu”.

En ella se podía leer: “A mis queridos Hayat y Mohamed y a mi querida sobrina Touta. Os quiero infinitamente y os echo mucho de menos. Cuidaos mucho. Vuestra mamá, que piensa a cada instante en vosotros. Os adoro hasta la locura. Aminatu”. Además, el objetivo de la diputada de UPyD también era ejercer como “observadora” y velar por que no les pase nada a Hayat y a Mohamed, de 15 y 13 años.

“Tengo un mensaje de madre a hijos, de una mujer que está preocupada y recuerda permanentemente a sus hijos y les quiere transmitir su cariño, su fuerza y su amor”, manifestó Rosa Díez a su llegada a El Aaiún, informa Efe.

“Creo que es importante que Marruecos sepa que la comunidad internacional también mira a los hijos de Aminatu, porque cuando les miras les proteges“, añadió la parlamentaria, que viaja acompañada por una pequeña delegación de su partido. Díez señaló que, como madre, entiende perfectamente que Haidar pretenda, ante todo, enviar cariño a sus hijos y transmitirles que lleva a cabo su protesta “para que ellos no tengan que hacer lo mismo en el futuro”. Por ello, la diputada reiteró que el programa de su visita es “familiar” y consistirá en “charlar con ellos, darles abrazos y besos y escucharles por si ellos quieren enviar un mensaje a su madre”, antes de regresar el lunes a España.

La carta que llevaba Rosa Díez se la dio en mano Haidar el pasado jueves, cuando la diputada fue a mostrarle su apoyo a la estación de autobuses del aeropuerto de Lanzarote. La activista saharaui le expresó, cogiéndola de las manos, la preocupación que sentía por la seguridad de su familia, a la que no se permite hablar con los medios y que tiene la casa cercada por la policía marroquí. Entonces Rosa Díez se ofreció para aportar su granito de arena, con un gesto diferente a la presión institucional y desplazarse hasta el Sáhara para encontrarse con su familia.

Haidar acogió la idea con “ojos esperanzadores”, según el relato de la política. Y le respondió: “Sería maravilloso, pero no te van a dejar entrar. Te pueden detener, ten cuidado, a lo mejor tienes problemas”. “No, no, por eso no te preocupes. Si a ti te parece bien, lo hablo con tu gente y voy“, decidió Rosa Díez.

Este post es copia del original pulbicado por EL MUNDO y que se puede obtener en el siguiente enlace:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/12/espana/1260645275.html

Un falso dilema

Declaración Universal de Derechos Humanos

Artículo 9. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Artículo 13. 1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Pretende el gobierno (y algunos periodistas afines) que el debate en el caso de Aminetu Haidar está entre quienes quieren que viva y quienes querríamos que la dejen morir de hambre.

Los primeros serían quienes quieren que un juez dicte la alimentación forzosa de la ciudadana saharaui que está ejerciendo su derecho a la libertad de expresión a través de una huelga de hambre.

Los segundos somos quienes exigimos absoluto respeto a las decisiones tomadas libre y racionalmente por Aminetu Haidar incluidas primero la de volver a su casa con su familia y después la de dejar de alimentarse en tanto en cuanto esté retenida contra su voluntad y contra la legalidad en Lanzarote.

En realidad, los primeros quieren que viva. Los segundos queremos que viva y pueda ejercer sus derechos humanos, incluidas la libertad, y la vida digna.

Por supuesto queremos que Aminetu Haidar viva, no nos imaginamos otro resultado. ¡Cómo íbamos a desear la muerte de alguien que muestra el coraje, la dignidad y la valentía que tiene Aminetu en una causa que también es la nuestra! Queremos que viva entre otras cosas porque nos creemos los derechos humanos y pensamos que éstos no están por debajo de un acuerdo de pesca, ni de un acuerdo para que Marruecos haga el trabajo sucio en la represión de la inmigración (parte del trabajo sucio, más bien), ni del hecho que Rabat sea nuestro aliado en el Magreb, ni del buen rollo, ni de evitar que se pringue el Jefe del Estado porque todavía no es el momento, ni de que Marruecos vaya a ser socio preferencial de la UE.

Los primeros, dándose por contentos con lo hecho por el gobierno (incluida, supongo, la aceptación ilegal de Aminetu Haidar en Lanzarote tras la deportación marroquí y los engaños a Aminetu para meterla en otro avión de ida y vuelta). El problema no es España, sino Marruecos, dicen. Bien podrían decir lo mismo en otros casos. “El problema no es España, sino Al Qaeda“, dirían en el caso de los secuestrados en Mauritania y el gobierno no movería un dedo; “El problema no es España, sino los piratas somalíes” habrían dicho en el caso Alakrana, cuya tripulación seguiría secuestrada o muerta.

Estoy seguro de que el gobierno no quiere que Aminetu muera en España (¡cuánto está dañando la imagen del gobierno la evidencia de su servilismo a la monarquía de Marruecos! Eso es lo grave ¡hasta ha tenido que salir a escena Rubalcaba a decir que IU dice barbaridades al contar lo que contesta el Jefe del Estado en una carta!), pero está demostrando que no moverá un dedo por la casa saharaui, que era mentira que las decisiones de la ONU y los derechos humanos fueran lo primero, que en política internacional los derechos humanos no son para el gobierno (como para el anterior) más que la excusa para criticar a los malos.

No quieren que muera en España, que sería un desastre para la imagen del gobierno, pero no moverían un dedo si fuera a morir en su país, la República Saharaui, como no harán ni una mueca en defensa del cumplimiento de las resoluciones de la ONU para el Sahara cuando se resuelva (para bien o para mal) el caso Aminetu. Porque «a veces surgen dificultades y debe prevalecer el interés general».

Este post es copia del original publicado el en blog de Hugo Martínez Abarca,Quien mucho abarca al que se puede acceder directamente desde este enlace: http://blogs.tercerainformacion.es/iiirepublica/archives/3242

Tres premios Nobel, artistas y sindicatos piden al rey su intermediacion

Tres Premios Nobel y cientos de personalidades del mundo de la cultura han pedido hoy al rey de España que utilice su “prestigio” e interceda ante el Monarca alauí para acabar con la “trágica agonía” de la activista saharaui Aminatu Haidar, coincidiendo con el vigésimo quinto día de su huelga de hambre.

Artistas_apoyo_Aminetu_HaidarTodos ellos se han agrupado en torno a una plataforma en apoyo a la activista saharaui que ha enviado una carta a Don Juan Carlos para que medie con Marruecos para lograr que Haidar pueda regresar, con sus hijos, a su casa en El Aaiún.

La carta la han suscrito los Premios Nobel Günter Grass, Darío Fo y José Saramago, además de numerosas personalidades del mundo, entre ellas Mario Vargas Llosa y Eduardo Galeano. También se han sumado a la iniciativa los cineastas Pedro Almodóvar, Fernando León de Aranoa y Julio Medem; los actores Pilar Bardem, Concha Velasco, Victoria Abril, Javier Bardem y Penélope Cruz; así como los músicos Jorge Drexler, Amaral, Miguel Ríos y Joaquín Sabina.

Almodóvar lee la carta al rey

En un acto celebrado esta tarde en el Círculo de Bellas Artes, que ha presentado el actor Juan Diego Botto, Pedro Almodóvar ha leído la misiva que la plataforma ha enviado al rey, tras comprobar que las gestiones políticas normales no han servido, hasta el momento, para lograr este propósito.

En ella, se insiste en que es “urgente” y “necesario” salvar la vida de esta mujer, hija de una española, conocida por su labor en defensa de los derechos humanos, que está “al límite de un desenlace dramático”. “Deseamos solicitar una intervención explícita de la Casa Real española ante el Monarca alauí”, reza el escrito, que añade que “no podemos permanecer silenciosos mientras Aminatu está a punto de morir”.

Ante esta situación, la plataforma de artistas pide al rey que utilice su “ascendente” ante el Monarca de Marruecos para preservar la vida de Aminatu. Recuerda que “su consunción por huelga de hambre pondría en serio peligro las relaciones entre dos países vecinos y supondría el descrédito de la monarquía alauí y de todo su régimen”.

“Habrá muerto la esperanza”

“Pero, sobre todo, si ella muere habrá muerto la esperanza”, advierte el escrito. Precisamente hoy se ha conocido, a través del coordinador general de IU, Cayo Lara, que el Gobierno no ha considerado “oportuna” la intervención del rey para resolver la situación de Aminatu Haidar.

Además de los artistas e intelectuales citados, la misiva ha sido suscrita también por otras personalidades del mundo de la cultura de Angola, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Francia, la India, Italia, Nicaragua, Puerto Rico, El Salvador y Portugal, entre otros países.

Este post es copia del original publicado por el diario digital PUBLICO y disponible en http://www.publico.es/espana/277054/tres/premios/nobel/piden/rey/medie/haidar/carta/toxo/fo/grass/saramago

El Secr.Gral. del PSOE del Congreso dice que NO ve muchos actores apoyando a Aminetu ???

El PSOE no ve a “tantos” actores apoyando a Haidar, de quien dice que no parece tener “muchas ganas de escuchar”

Madina cree que Marruecos debe “mostrar más sensibilidad y preocuparse más por su imagen” ante la opinión pública internacional

El secretario general del PSOE en el Congreso de los Diputados, Eduardo Madina, afirmó hoy que no ve a “tantos” actores que apoyen a la activista Aminatu Haidar, en huelga de hambre desde hace 25 días en el aeropuerto de Lanzarote, y apuntó que parece que Haidar no tiene “muchas ganas de escuchar”.

En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Madina manifestó que sólo ve a “algunos” actores apoyando a Haidar y que le da “igual” y no le preocupa si “algunos de ellos apoyaron a Zapatero”.

En este sentido, declaró que “las criticas de algunos actores” que giran alrededor de Aminatu Haidar, él “las relativizaría” porque, a su juicio, o “no son critica a Zapatero” o él no las enmarca dentro de una “critica a Zapatero” sino que, según Madina, “probablemente” habría que contextualizarlas en “las ganas de querer ayudar a Aminatu Haidar”. “Yo les pediría eso, que piensen bien cómo pueden ayudar mejor a Aminatu Haidar”, señaló.

Por otra parte, el dirigente socialista destacó que el Gobierno “redobla todos sus esfuerzos políticos y diplomáticos y lo hace especialmente con Marruecos, con la UE, y con Naciones Unidas, para solucionar este caso” por lo que, desde su punto de vista, no puede hacer “mucho más” ya que “ni ella –Haidar– parece que tenga muchas ganas de escuchar, ni Marruecos parece que hasta ahora haya tenido muchas ganas de dar lo mejor de si mismo”.

MARRUECOS: “PODÍA HABER HECHO MUCHAS MÁS COSAS”

Sobre las medidas adoptadas por el Gobierno marroquí para la resolución del conflicto, Madina opinó que “podía haber hecho muchas más cosas” pero que “tiene todavía la oportunidad” de hacerlas. Además, dijo que Marruecos “puede redoblar sus esfuerzos, puede mostrar más sensibilidad, puede preocuparse más por su imagen ante la opinión pública internacional”, contribuyendo a resolver una situación que, a su juicio, “se está enquistando”. “Desde esa óptica de sensibilidad seguro que a Marruecos le iría mucho mejor, desde una perspectiva de su propia imagen”, argumentó.

Preguntado sobre si el Gobierno se equivocó al permitir la entrada de la activista en España, insistió en que “no” porque, según el socialista, “desde una óptica humanitaria, España es un país que acoge y que se hace cargo de quienes llegan en condiciones como la de  Aminatu Haidar”. “Si no la hubiéramos dejado entrar también hubiera habido criticas, por no haberlo hecho desde una perspectiva humanitaria”, apostilló.

“COSPEDAL TIENE QUE REFLEXIONAR”

Dicho esto, recordó que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, con las críticas que hizo ayer sobre la política exterior del Ejecutivo español, tuvo “su minuto de gloria, que da para toda una semana de definición de lo que el PP es y lo que el PP propone”. “Cospedal tiene que reflexionar y tiene que darle la vuelta a las cosas que dice porque corre el riesgo de convertirse en absolutamente irrelevante todo aquello que diga”, enfatizó.

Tras recordar que su grupo parlamentario ha presentado “un texto que tiene marcado carácter humanitario” ante la Cámara Baja sobre la situación del Sáhara Occidental, añadió que algunos grupos parlamentarios han solicitado al PSOE que incorpore “una cierta doctrina que la Cámara tiene ya muy asentada en su Comisión de Exteriores, donde ha habido amplias unanimidades” y que el grupo socialista “está estudiando incorporarla o no”.

“Vamos a ver si somos capaces desde esa óptica de incorporar contenidos que sirvan para incorporar grupos. Si lo conseguimos, no será un éxito para el Gobierno ni para nadie, será un éxito para este país que ve como sus fuerzas políticas están juntas en un caso muy complejo, como el de Aminatu Haidar con unas circunstancias y unas derivadas importantes, geopolíticamente trascendentes e internacionalmente muy nítidas”, expresó.

Además, subrayó que espera que “el Frente Polisario siga viendo a España donde lo ha visto siempre” ya que, en su opinión, la posición política española respecto al Sáhara Occidental no ha cambiado, e hizo hincapié en que España puede seguir actuando como interlocutor con Marruecos

Este post es copia del original publicado por EUROPA PRESS en http://www.europapress.es/nacional/noticia-sahara-psoe-no-ve-tantos-actores-apoyando-haidar-quien-dice-no-parece-tener-muchas-ganas-escuchar-20091210133944.html

Marruecos usa a los musulmanes de España para atacar a Aminatu

Todo vale a la hora de atacar a Aminatou Haidar y, de paso, a Argelia y al Frente Polisario. Marruecos ha echado mano de un instrumento religioso en España y ha recurrido al islam para arremeter contra la activista saharaui en huelga de hambre en Lanzarote y los que, según Rabat, inspiran su reivindicación.

La Federación de Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) emitió, el martes por la noche, un comunicado en el que asegura que “el comportamiento de Aminatou Haidar” obedece “a motivos políticos y se sitúa en el marco de un compló orquestado por las autoridades argelinas y otras sectores hostiles a Marruecos”. El comunicado figuraba en la portada de la web de la agencia de prensa oficial marroquí (MAP).

La irrupción de la FEERI coincide con la ofensiva diplomática desencadenada por Rabat en España. Ayer el ministro de Justicia, el socialista Abdelwahed Radi, mantuvo una ronda de contactos en Madrid y e hizo una declaración ante la prensa. Aseguró que España y Marruecos son ambos “víctimas” del problema creado por Aminatou Haidar. Radi fue precedido por el presidente del Senado, Mohamed Cheikh Biadillah, y Nizar Baraka, ministro adjunto de Economía.

El comunicado de la FEERI arremete más contra Argelia que contra la propia Haidar. Denuncia las “maniobras beligerantes” de Argelia “que sólo sirven para crear un clima de tensión y de discordia en contradicción con el espíritu de buena vecindad en el que hace hincapié en islam”.

La FEERI es, junto con la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), una de las dos grandes asociaciones musulmanas de España. Juntas conforman la Comisión Islámica que es la interlocutora reconocida por el Estado para tratar cuestiones religiosas relacionadas con los musulmanes. En España hay 1,2 millones de musulmanes.

La UCIDE, que es mayoritaria, tiene la reputación de ser independiente mientras que la FEERI es vista como afín a Marruecos. Su presidente, Mohamed Ali, aboga abiertamente por la “descolonización” de Melilla y Ceuta. Por eso la asamblea de esta última ciudad le declaró por unanimidad -incluido con el respaldo del partido musulmán- persona “non grata” en Ceuta dónde reside.

La FEERI había evitado hasta ahora meterse directamente en política si se exceptúan algunas intervenciones puntuales en lugares pequeños empezando por la propia Ceuta dónde es muy crítica con la actuación del Ayuntamiento en manos del Partido Popular. El comunicado del martes ha dejado atónitos a académicos y funcionarios del Ministerio de Justicia que siguen de cerca el mundo religioso musulmán en España.

“Me extraña que la FEERI haya alcanzado ese grado de compromiso en un tema que le pilla lejos desde un punto de vista religioso”, afirma el antropólogo Jordi Moreras, experto en comunidades musulmanes. “Me pregunto si el empleo de este resorte religioso no enlaza con las veladas amenazas formuladas por algunos dirigentes marroquíes sobre las consecuencias que tendría para España una crisis con Marruecos”, añade.

La FEERI, concluye el comunicado, “desea que Argelia, país hermano y musulmán, examine el significado y el alcance de la iniciativa marroquí de autotomía para la región en conflicto y sepa apreciarla y contribuir positiva y constructivamente a la paz en el área”.

Otras asociaciones de inmigrantes marroquíes, la última la Unión de Marroquíes de Baleares, se han pronunciado mediante comunicados y resoluciones de sus asambleas contra Haidar y a favor de la “marroquinidad” del Sáhara Occidental.

Este post es copia del original publicado en la edicion digital de EL PAIS por IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 10/12/2009, se puede acceder al original en:

http://www.elpais.com/articulo/espana/Marruecos/utiliza/musulmanes/Espana/atacar/activista/Argelia/elpepuesp/20091210elpepinac_7/Tes

Haidar: ‘Volveré a El Aaiún viva o muerta’

La activista saharaui, que tenia prevista ayer una rueda de prensa, finalmentel no pudo comparecer por su estado de sald.

Sólo ha salido en dos ocasiones del habitáculo en el que descansa en el aeropuerto de Lanzarote para ir al baño. “Volveré a El Aaiún viva o muerte”, ha dicho a los periodistas. A continuación, ha regresado a descansar.

Quien sí ha hablado ha sido la Plataforma de Apoyo a Aminatu Haidar, que ha denunciado esta mañana la “incapacidad” del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para “desbloquear” la situación en la que se encuentra la activista saharaui. Asimismo, ha instado al Ejecutivo a que, “en lugar de presionar a Aminatu Haidar, vaya a la causa del conflicto y presione a Marruecos”.

Carmelo Ramírez, uno de los portavoces de la Plataforma, habló en rueda de prensa después de que se aplazara la comparecencia de Haidar prevista por la mañana, que se encuentra “indispuesta” y “en un estado realmente difícil”. Aunque se había previsto dirigirse a los medios de comunicación a lo largo de la tarde, cuando “sus condiciones físicas se lo permitan”, finalmente, tampoco ha podido ser.

Quien sí ha podido verla ha sido la líder de UPyD, Rosa Díez, quien ha encontrado a Haidar “débil, pero con una gran entereza interior”.

Mientras tanto, Ramírez ha denunciado que Marruecos está haciéndole un “chantaje” a España y a la comunidad internacional. “Y ante un chantaje no se puede responder arrodillados y de forma sumisa, como está haciendo el Gobierno español”.

“El problema de fondo no es la incapacidad del presidente del Gobierno”, ha añadido, “sino que no quiere resolver el problema en virtud de unos supuestos intereses que no sabemos cuáles son, pero que violan los derechos humanos”.

“Cada vez nos queda menos tiempo para buscar una solución satisfactoria”, ha advertido Ramírez, que ha recalcado que la “única solución satisfactoria, si queremos salvar la vida de Aminatu Haidar”, pasará por encontrar “una fórmula que permita” su regreso al Sáhara Occidental.

El activista se ha referido también a la celebración, mañana, del Día Internacional de los Derechos Humanos. “No se puede hablar de la bondad del respeto a los derechos humanos y aceptar el sarcasmo de esta situación”, ha manifestado.

Este post es copia del original de Olga R. Sanmartín enviada especial a Lanzarote por el diario El Mundo y publicado en su edicion digital, a la que se puede acceder en el siguiente enlace:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/09/espana/1260383548.html

Iniciativas parlamentarias a favor de Aminatou Haidar

ERC, IU, ICV, CC y UPyD piden la comparecencia de Rubalcaba y Moratinos y acusan a España de “complicidad” con Marruecos

Cada hora que pasa se acumulan nuevas iniciativas parlamentarias a favor de la activista saharaui Aminatou Haidar . Éstas son firmadas por ERDC, Izquierda Unida, ICV, Coalición Canaria y UPyD de Rosa Díez. El portavoz de ERC, Joan Ridao, solicita la comparecencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que informe de la situación jurídica de Haidar, que se encuentra en Lanzarote “sin pasaporte ni voluntad de permanecer en el Estado español”.

Este mismo grupo ha presentado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a “emprender” ante Marruecos las acciones necesarias para conseguir la liberación de siete saharauis detenidos desde el pasado 8 de octubre. ERC, además, solicita que el Gobierno cuando ostente la presidencia de la Unión Europea, a partir de 1 de enero de 2010, reclame el fin de la violación de los derechos humanos por parte de Marruecos en el Sáhara Occidental.

Desde Coalición Canaria se exige la presencia del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para que explique la situación de la activista saharaui “retenida en contra de su voluntad” . Gaspar Llamazares desde Izquierda Unida presenta una batería de preguntas en torno a las “irregularidades y vulneración de derechos” que rodean este caso. Llamazares pregunta si ha habido “coordinación entre Marruecos y España” para no dejarla volver al Sáhara pero sí haber permitido que estuviera en territorio español a pesar de que Marruecos le ha requisado el pasaporte.

“La complicidad” con Marruecos también ha sido denunciada por Rosa Díez de UPyD. “El Gobierno ha convertido Lanzarote en un Guantánamo jurídico”, acusa Díez.

Este post es copia del original publicado en la edicion digital del diario EL PAIS  por ANABEL DÍEZ – Madrid – 17/11/2009, se puede acceder al original en el enlace: http://www.elpais.com/articulo/espana/Oleada/iniciativas/parlamentarias/favor/saharaui/Aminatou/Haidar/elpepuesp/20091117elpepunac_33/Tes

Las razones de Aminatu Haidar

Ante las tergiversaciones, que sólo llevan a la desinformación, que se están haciendo desde varios medios y por algunos creadores de opinión sobre las razones de Aminetu Haidar para estar en huelga de hambre y su postura ante las propuestas del Gobierno español, la Plataforma de Apoyo a Aminetu Haidar facilita la exposición literal que la activista por los Derechos Humanos hizo a Agustín Santos, Jefe de Gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

REUNIÓN DE AMINETU HAIDAR CON LA DELEGACIÓN DEL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES PRESIDIDA POR DON AGUSTÍN SANTOS. JEFE DEL GABINETE DE SEÑOR MORATINOS

( Transcripción de la traducción simultánea de Larosi Haidar de la intervención en  árabe de Aminetu Haidar )

Ante todo le doy las gracias al Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno español de, por lo menos después de 15 días, haber venido a ver de cerca mi situación humanitaria.

Respecto a mi situación que es ante todo inhumana, una situación en la cual se están violando todas las convenciones internacionales, sobre todo aquellas firmadas por el propio Marruecos, sobre todo el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos…

No vine a España por mi propia voluntad. Vine obligada a viajar, después de una detención abusiva que duró 24 horas en el Sahara Occidental. Después de que se tomó la decisión abusiva de expulsarme de manera ilegal de mi tierra, estuve protestando durante más de una hora ante el comandante del avión. Le hice saber que él sería el responsable de lo que estaba aconteciendo y que sería cómplice de todo lo que estaba ocurriendo, le dije que no tenía pasaporte y que todos los policías que estaba viendo detrás de mí, eran los que habían confiscado mi pasaporte; que era una defensora de derechos humanos saharaui, que llegué ayer de las Islas Canarias y que me obligaron a viajar dejando a mis hijos en el Aaiún.

El comandante del avión me dijo que él no podía portar en el avión a una persona que no tenía pasaporte. El responsable de la policía marroquí le dijo que era portadora de una residencia española. Le respondí que aún así yo no podía viajar a España sin pasaporte y, sobre todo, en contra de mi voluntad.

El comandante llevó a cabo unas cuantas llamadas telefónicas y respondió que él no podía llevarme en el avión. Una vez más habló con él el responsable de seguridad marroquí y le dijo:

“a usted únicamente le importa esto, el billete de avión”. Le enseñó un billete de avión que tenía. “Y ésta es una orden de la cual está al tanto el ministro de exteriores español”.

Después de un momento, el comandante del avión recibió una llamada telefónica y se dirigió a mí y me preguntó mi nombre. Le dije mi nombre. Cuando se lo dije, el comandante hablando con la persona en el teléfono –que yo desconocía quien era- le dijo que sí, se llama Haidar. Dejó de hablar y después de dos o tres minutos recibió otra llamada, se veía claramente que su cara había cambiado. Se dirigió al jefe de seguridad marroquí y le dijo “bueno, podemos dejarlo”.

En ese momento, le hice saber que él mismo, al igual que la compañía aérea y al igual que España serían las responsables de todo lo que fuera a ocurrir.

Cuando llegué al aeropuerto de Lanzarote…yo no sabía cuando iban a llevarme, ni siquiera el destino a donde iban a llevarme…cuando despegó el avión fue cuando el comandante dijo que el destino sería Lanzarote.

Estaba en una situación de estado psicológico totalmente bajo, con depresión, era la primera vez que iba a Lanzarote. Todos mis teléfonos y tarjetas telefónicas habían sido confiscados por la policía marroquí. Entonces, para mí, eso era un secuestro. Cuando llegué al aeropuerto de Lanzarote estuve totalmente segura de ello y protesté en el avión y no quise bajar. Todos los pasajeros bajaron menos yo.

Entonces, vino la policía para bajarme, para convencerme de que iban a hablar conmigo ya que yo portaba una residencia española. Les dije, estando en el avión, que yo no podía bajar porque no tenía pasaporte y había dejado a mis hijos detrás y venido contra mi voluntad. Me convencieron de que podría volver esa misma tarde. Pero cuando fui a la oficina de la policía, les dije que yo estaba en una situación ilegal y que, por lo tanto, no iba a salir de la zona de tránsito. El responsable de la policía me prometió, entonces, que volvería a El Aaiún a las 6, por lo que me senté con los pasajeros que viajaban al Aaiún. Entonces, el responsable me dijo, en ese momento que, en todo caso, como estaba en una situación ilegal y no tenía pasaporte, que él había recibido órdenes de que no podía ir al Aaiún. Fue entonces cuando tomé la decisión de quedarme aquí. Y lo que realmente me reforzó fue el apoyo de toda la sociedad civil española con mi causa, que ha estado aquí viniendo y apoyándome.

Estaba en una situación psicológica muy peligrosa, incluso he estado llorando, sobre todo pensando en mis hijos. Me aseguré en ese momento de que había habido un acuerdo entre el gobierno español y marroquí, que había una total complicidad en el asunto. Mediante los medios de comunicación di un aviso al gobierno español para que resolviera el asunto o que si no entraría en huelga de hambre abierta.

En lo que a mi respecta, nunca he creído que España es el enemigo. Sin embargo, estoy viendo que está jugando este mismo juego. He sido secuestrada, detenida, torturada, alejada de mis hijos por el gobierno de Marruecos, sin embargo, eso nunca me ha dolido tanto como lo que está haciendo España que es un país democrático, un Estado de derecho, y nunca pensé que llegaría a actuar de esta manera.

Realmente nunca me ha gustado ese silencio de la administración del gobierno español respecto a las violaciones de derechos humanos, de aquellos saharauis que se puede decir que aún dependen del gobierno de España, y nunca pensé que España llegaría a presentarse para hacer este tipo de trabajos que realmente tocan a la legalidad internacional. Ha habido un acuerdo con el gobierno de Marruecos.

Cuando entré en la huelga de hambre, ni siquiera se les ocurrió mandarme un representante local para que hable conmigo y vea mi problema. De la misma manera que el gobierno español ignoró a los saharauis en el año 75, actualmente también España está ignorando a una activista de derechos humanos saharaui. Y lo hace exactamente el mismo día, el mismo día negro para los saharauis que es el del acuerdo tripartito de Madrid, el 14 de noviembre. No quiero ocultar que siento indignación por parte del gobierno español, y no solo por mí, sino por todos los saharauis y los militantes de derechos humanos.

Estas soluciones que ha traído el gobierno español…quiero decir que yo no he creado esta situación de crisis… si no que son el gobierno español y marroquí los responsables de todo lo que está ocurriendo. Yo tengo una sola solicitud y es que se me devuelva a mi tierra, el Sahara Occidental, donde están mi tierra y mis hijos, con o sin pasaporte. Es vuestro problema.

Le doy las gracias al gobierno español por ofrecerme la nacionalidad española o el estatus de asilada política. Sin embargo, para mí, la nacionalidad no es una oferta por parte del gobierno español sino más bien mi derecho, un derecho como saharaui. Mi madre es española y gran parte de mis familiares son españoles. Yo nunca pensé solicitar la nacionalidad española, ni la americana ni la italiana, ésta es mi postura política personal. Estoy bajo ocupación marroquí y milito, como el resto del pueblo saharaui, para poder llegar a nuestra autodeterminación.

Marruecos no me ha dado mi pasaporte como una oferta, sino que está obligado porque es un país ocupante y, según la Cuarta Convención de Ginebra, está obligado a dar todos los derechos políticos y civiles a los ciudadanos bajo su ocupación. Yo nunca he solicitado otro pasaporte. Nunca voy a solicitar otro pasaporte porque tengo ya uno que está en vigor y el número es R559514, que no expira hasta el 2 de mayo de 2010 y puedo prorrogarlo otros cinco años, después vendría la renovación. Con esto se ve claramente que Marruecos está violando sus propias leyes pues yo no puedo tener dos pasaportes. Yo no he perdido mi pasaporte para que haga una declaración de pérdida, está confiscado por parte del gobierno marroquí.

No estoy exigiendo de España que juegue el juego de Marruecos. Marruecos es realmente quien debe de pensar mucho en esta decisión. Lo que exijo al gobierno de España es que simplemente me devuelva a mi tierra. El asunto del pasaporte y la documentación es una guerra, es mi guerra con Marruecos. Pues he estado casi 15 años pidiendo un pasaporte, hasta el año 2005, y nunca le pedí al gobierno español que interviniera en aquello. Y el único que intervino fue el gobierno americano y fue quien realmente obligó al gobierno marroquí a que me diera pasaporte.

En definitiva, estas son opciones que rechazo totalmente. Lo único que le pido al gobierno español es que me devuelva a mi tierra.

[Intervención de Agustín Campos ofreciendo las opciones de nacionalidad española y de asilo político……..]

No es necesario explicarme las dos opciones, es una pérdida de tiempo y de energía para mí. No quiero conocer las ventajas y los inconvenientes porque nunca voy a aceptar ni el asilo político ni la nacionalidad española.

[Agustín Santos ofrece el pasaporte español…]

Ante todo le doy las gracias por esta opción que, para mí, más bien la considero un derecho. Desgraciadamente, la nacionalidad española no ha podido defender a comités, asociaciones, parlamentarios españoles que han sido expulsados del Aaiún en los aviones de vuelta a España y realmente España no ha podido protegerlos. Tampoco protegió a Yarba que es un saharaui español en silla de ruedas que fue tratado duramente en el aeropuerto del Aaiún, después en el de Casablanca y finalmente se le expulsó a Barcelona.

Si la tarjeta de residencia española ha sido una especie de condena para mí, que Marruecos ha utilizado para hacerme ésto, imagínese cuando yo tenga la nacionalidad española lo que harán. Ya no podría pisar El Aaiún. Yo le doy una explicación política. Marruecos esta ahora pensando, llevando a cabo un proyecto basado en hacer, desplazar los refugiados saharauis a países terceros, todos los saharauis que estén en contra de la ocupación marroquí van a ser tratados de la misma manera, es decir, serán expulsados, se les dará la nacionalidad española y se quedarán fuera del país. No estoy pidiendo a España que me proteja de lo que me pueda hacer Marruecos de tortura y detención, que Marruecos haga ese trabajo sucio, que Marruecos me detenga.

Cuando volví a El Aaiún, el día 13, según sabe mi abogada Inés Miranda, y lo sabe Boi-tia y Marselha Gonsalves, sabía que cuando volvía habían dos posibilidades: o ser detenida o que se me confiscaran los documentos. Y esto no es algo inventado sino que parte de una realidad en las zonas ocupadas. Pues ya habían sido detenidos otros 7 activistas de derechos humanos el día 8 de octubre, que van a comparecer ante un tribunal militar y es posible que incluso se les condene a pena de muerte. Además de otros 8 activistas a los cuales se les fue confiscada toda la documentación, entre ellos, Sultanya Khaya, que además de su documentación marroquí también se le confiscó su residencia española.

Cuando yo volví a El Aaiún habían sólo esas dos posibilidades. Sin embargo, la posibilidad de la expulsión a España nunca se me había pasado por la cabeza. La expulsión como tal, no es que sea algo nuevo, siempre ha habido expulsiones de saharauis de la zona ocupada al interior de Marruecos, se les prohibía volver al Sahara. También fue expulsado otro activista a la zona que está entre el sur del Sahara y Mauritania. Pero la expulsión hacia España que es un país democrático y un país de derechos humanos nunca había ocurrido.

Desgraciadamente, hoy en día, me estoy viendo obligada a enfrentarme al gobierno español como autoridad y no a enfrentarme al gobierno marroquí. Marruecos, si tiene alguna causa contra mí, que me lleve ante los tribunales y que sea lo que tenga que ser. Pero debido a las presiones internacionales, y gracias también a los distintos galardones que se me ha dado en el extranjero, [Marruecos] pensó en otra cosa, en tirarle el balón a España. Marruecos sabe realmente quien es Aminetu Haidar pero España no conoce a Aminetu Haidar.

Mi mensaje al señor Moratinos y, mediante él, a todo el gobierno de España, es que Aminetu Haidar ha sacrificado su juventud y su vida por la dignidad y hoy estoy viendo que mi dignidad y la del pueblo saharaui están siendo pisoteadas y el gobierno español es el responsable de lo que pueda ocurrir en esta huelga de hambre porque yo estoy decidida a ir hasta el final. Pues mi dignidad está por encima de mis hijos y por encima de todos, así que no tengo nada más que ofrecer.

29 noviembre 2009 Aeropuerto de Lanzarote

Aminetu y el asiento de Rosa Parks

Duele ver a Aminetu padeciendo una huelga de hambre por la libertad y la autodeterminación. Un principio que lleva a la necesidad y el derecho legítimo de cada persona a ejercer libremente sus propias decisiones: volver a su casa, con su familia.
Quiero hacerme eco de un pequeño artículo de los cineastas Paul Laverty y Ken Loach sumamente interesante y que reproduzco aquí.
El 1 de diciembre de 1955, en Montgomery, Alabama, Rosa Parks se negó a obedecer a un conductor de autobús que le dijo que cediera su asiento a un pasajero blanco. El 13 de noviembre de 2009, Aminetu Haidar se negó a cumplimentar su tarjeta de embarque como le ordenaron las autoridades de El Aaiún (ciudad en la que vive), en el Sáhara occidental controlado por Marruecos.
Ahora observamos, cada vez más horrorizados, la difícil situación de Aminetu Haidar, madre de dos niños pequeños, que continúa su huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote. Haidar, que ha trabajado toda su vida para defender los derechos humanos del pueblo saharaui, fue expulsada por las autoridades marroquíes del Sáhara Occidental porque rellenó su tarjeta de embarque (al regresar de recoger un premio de derechos humanos en EE UU) con las palabras “Sáhara Occidental” en lugar de “Marruecos”.
Las autoridades dijeron que con ello había renunciado a su nacionalidad marroquí, confiscaron su pasaporte y la metieron en un vuelo a Lanzarote, sin documentos y contra su voluntad, todo lo cual infringe el Artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que dice que “Nadie se verá arbitrariamente privado del derecho a entrar en su propio país”.
En el centro de esta disputa se encuentra la negativa de Marruecos a conceder al pueblo saharaui el derecho a un referéndum de autodeterminación tras renunciar España a su colonia en 1975. Naciones Unidas y la comunidad internacional no reconocen de jure la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental pero, al mismo tiempo, guardan silencio mientras cientos de miles de saharauis languidecen en campos de refugiados en el desierto desde hace más de 34 años.

En las ultimas semanas, la opresión marroquí contra los activistas de los derechos humanos se ha incrementado tras el discurso del rey Mohamed VI, de una vulgaridad digna de George Bush, en el que dijo: “O una persona es marroquí, o no lo es. Uno es patriota o traidor. No hay término medio”.
Haidar y sus colegas detenidos en Marruecos son partidarios de una solución no violenta a este problema histórico. Ya es hora de que la comunidad internacional, y especialmente España, cuyo silencio durante años ha sido una vergüenza, presionen a Marruecos para que permita un referéndum democrático o, una vez más, veremos cómo los derechos minerales (unos enormes depósitos de fosfato) y los intereses económicos pueden sobre los derechos humanos.
Quizá sea iluso pensar que la tarjeta de embarque de Haidar pueda ser el equivalente al asiento que Rosa Parks no quiso ceder. Pero vivimos llenos de esperanza y enviamos nuestra solidaridad a esta extraordinaria mujer que, a pesar de estar desaparecida cuatro años y haber sido torturada por las autoridades marroquíes, aún tiene el valor de resistir. Qué tragedia sería para la resistencia no violenta, y para la posibilidad de una solución pacífica, que la dejemos morir. Instamos al Gobierno español a que garantice el regreso seguro e inmediato de Aminetu a su patria.
El original de esta publicacion se puede ver en:
http://www.lapicesparalapaz.com/2009/12/aminetu-y-el-asiento-de-rosa-parks.html
y en
http://www.elpais.com/articulo/espana/Aminetu/asiento/Rosa/Parks/elpepuesp/20091202elpepinac_4/Tes#EnlaceComentarios

Aminetu Haidar ´SI DA SOLUCIONES para resolver el conflicto

El Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, miente nuevamente en sus últimas declaraciones al afirmar que “quienes están asesorando a la activista saharaui le están impidiendo lograr su objetivo de volver a El Aaiún”, ya que tal y como ha declarado la propia Aminetu Haidar: “Nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré, yo soy siempre independiente”.

La activista saharaui de los derechos humanos Aminetu Haidar a continuación ha declarado que: “Son mis convicciones y mi conciencia quienes me dictan lo que tengo que hacer”. Y apunta que “lo que está haciendo ahora el Gobierno español es, en vez de presionar a Marruecos, presionarme a mí”.

Hacemos nuestras sus palabras en las que denuncia que las declaraciones del Ministro Moratinos son “una maniobra de parte del Gobierno español para dilatar el camino claro de lo que es una violación clara de los Derechos Humanos, del Derecho Internacional, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y, sobre todo, del artículo 12.4. Además, es una violación clara de la Ley española”. El artículo 12.4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), firmado tanto por España como por Marruecos, establece que “nadie podrá ser arbitrariamente privado del derecho a entrar en su propio país”. Por tanto, exigimos a las autoridades españolas y marroquíes, responsables de la situación actual de huelga de hambre en la que se encuentra Aminetu Haidar, que le permitan el regreso inmediato y sin condiciones a El Aaiún (Sáhara Occidental).
La connivencia del Gobierno de España y el Reino de Marruecos debe cesar. Todo tiene su origen en la ocupación marroquí del Sáhara Occidental y en la permanente postura de los gobiernos españoles de claudicar y no aceptar su responsabilidad para liderar el proceso de autodeterminación de la ex colonia española.
El Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero debe exigir al de Marruecos el fin de la represión en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, la liberación de los 7 activistas saharauis de derechos humanos detenidos el pasado 8 de octubre y pendientes de juicio por parte de un tribunal militar marroquí, la apertura de la frontera del Sáhara Occidental por la que no pueden circular libremente los ciudadanos y ciudadanas saharauis así como las delegaciones españolas de observadores del cumplimiento de los derechos humanos.
El Presidente Zapatero, ya que Moratinos ha fracasado, debe demandar urgentemente del gobierno marroquí que, tal y como ha planteado la propia Aminetu Haidar le devuelvan el pasaporte que le quitaron en el Aeropuerto de El Aaiún (Sáhara Occidental) y le permitan regresar a casa con sus hijos.
El Presidente Zapatero, si la autoridad marroquí de ocupación se niega a colaborar en esta dirección, debe permitir el regreso a El Aaiún de Aminetu Haidar sin pasaporte, ya que así fue como llegó al Aeropuerto de Lanzarote y el gobierno español se lo permitió. Aminetu Haidar llegó a territorio español a la fuerza, contra su voluntad, expulsada de su propio país por parte del gobierno marroquí ocupante del Sáhara Occidental.
Es la hora de que un gobierno de la España democrática deje de ser cómplice de un régimen autoritario como es el de Mohamed VI de Marruecos. Sentimos vergüenza que nuestra política exterior, con respecto al conflicto del Sáhara Occidental, siga haciéndose en Rabat y no en Madrid. Ha llegado el tiempo de denunciar y rechazar los chantajes permanentes del Reino de Marruecos. De decir basta.
** Con relación a las declaraciones del Defensor del Pueblo, Enrique Mújica, en las que manifestó que el Gobierno “está haciendo lo que debe hacer” y que “los intereses generales de España no se pueden subordinar a nada, ni a querencias ni a exigencias individuales o colectivas, por muy legítimas que sean”, queremos recordarle al Sr. Mújica que él es el defensor del pueblo y no del gobierno de turno ni del estado. Que son miles de ciudadanas y ciudadanos españoles, representantes de partidos, sindicatos, asociaciones, instituciones, medios de comunicación,… los que se han manifestado a favor de la demanda tan justa que hace Aminetu Haidar. Es decir, lo que él debe defender: el pueblo.
Sr. Mújica, los intereses generales de España en este caso y los particulares son los mismos, a saber: el cumplimiento de la legalidad internacional, la defensa a ultranza de los derechos humanos, y la devolución de la palabra al pueblo saharaui, que a través de Aminetu Haidar proclama de una manera pacífica y no violenta, que definitivamente se haga justicia.
*** Por último, con relación a las declaraciones efectuadas por el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, en las que decía que el asunto de Aminetu Haidar “está siendo secuestrado por un sector político”, nos gustaría saber si refleja la opinión oficial del Partido Popular. No obstante, queremos informarle que el movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui goza de una salud envidiable con respecto a su independencia en la toma de decisiones, y en concreto sobre nuestro apoyo incondicional a las demandas de Aminetu Haidar. Autonomía en nuestras decisiones ya que este movimiento de solidaridad está compuesto por mujeres y hombres de todas las ideologías y arco político, incluyendo al que Ud. está adscrito.
Sr. Arístegui, su defensa a ultranza de los intereses marroquíes y su rechazo a todo lo que signifique solidaridad con el pueblo saharaui está justificando plenamente la distinción que le hizo, en el mes de octubre de 2008, el propio Mohamed VI concediéndole el “Wisam Alauí”, que es el más alto galardón que otorga la monarquía marroquí. Pero no lo haga a costa del pueblo saharaui, de Aminetu Haidar, que solo reclaman justicia, legalidad, derechos humanos.
Nuestro reconocimiento público a todas las personas, asociaciones, partidos, sindicatos, entidades, ONG´s, representantes institucionales, del ámbito de la cultura y de la universidad, medios de comunicación y demás sectores sociales que han mostrado hasta la fecha su solidaridad con Aminetu Haidar, así como su rechazo y repulsa por las acciones de los gobiernos español y marroquí. Y emplazarles a que continúen su movilización hasta conseguir la vuelta de Aminetu a El Aaiún (Sáhara Occidental).
Esta Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sahara) continuará impulsando para esta semana movilizaciones y acciones que sirvan para constatar que la opinión pública española está con el pueblo saharaui, y obliguen a los gobiernos español y marroquí a devolver a Aminetu Haidar a su casa, en el Sáhara Occidental.

Madrid, a 01 de diciembre de 2009

Declaracion de Aminetu Haidar, y situacion actual.


DECLARACIÓN DE AMINETU HAIDAR. (declaración enviada en video a las agencias EFE y Europa Press). Ante las declaraciones efectuadas hoy por el Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en las que ha dicho que quienes asesoran a Aminetu Haidar están impidiendo lograr su objetivo de volver a El Aaiun, Aminetu Haidar hace la siguiente declaración:

“Quiero solamente transmitir un mensaje claro al Señor Moratinos: que yo, Aminetu Haidar, nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré, yo soy siempre independiente.

Son mis convicciones y mi conciencia quienes me dictan lo que tengo que hacer, ni la Plataforma, ni el Frente Polisario, ni Marruecos, ni Estados Unidos, ni Moratinos, ni nadie.

Soy muy consciente de lo que estoy haciendo, de esta batalla. Y punto.

Es una maniobra de parte del Gobierno español para dilatar el camino claro de lo que es una violación clara de los Derechos Humanos, del Derecho Internacional, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y, sobre todo, del artículo 12. Además, es una violación clara de la Ley española.

Entonces, la Plataforma está aquí apoyándome, como todo el mundo a nivel de España e internacionalmente, y no para presionarme.

Lo que está haciendo ahora el Gobierno español es, en vez de presionar a Marruecos, presionarme a mí. Está presionando a la Plataforma y al Frente Polisario, está haciendo chantaje a todo un pueblo, al Pueblo Saharaui”.

Aeropuerto de Lanzarote, 30 de noviembre de 2009 .

Moratinos “perplejo” ante la integridad moral y política de Haidar

DESDE EL ATLANTICO. CARLOS RUIZ MIGUEL. 30.11.09
El ministro Moratinos está “perplejo” porque Aminatu Haidar ha antepuesto su integridad moral y política a su integridad física. El hecho es que Moratinos ha fracasado.. Una vez más. Y su fracaso empieza a quemar a Rodríguez Zapatero.. Y que nadie lo dude: si Moratinos no dimite, será destituido porque si no el caso Haidar se puede llevar por delante al mismísimo Rodríguez. Moratinos está “perplejo” pero Rodríguez Zapatero debiera estar más bien preocupado.

I. RECORDEMOS LOS HECHOS UNA VEZ MÁS

Los hechos son los siguientes:
1º. Aminatu Haidar volaba de Lanzarote a El Aaiún la capital del Sahara Occidental, su país, territorio no autónomo ocupado por Marruecos. Marruecos le impidió entrar en su país violando así sus derechos humanos, concretamente, el artículo 12 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos que libremente firmó y ratificó. Marruecos la expulsó a España adonde viajó desprovista de pasaporte.
2º. Una vez en España, Aminatu Haidar mostró su deseo de volar de nuevo a El Aaiún, la capital de su país. El Gobierno de Rodríguez Zapatero la impide salir de España rumbo al Sahara Occidental violando así sus derechos humanos, concretamente, el artículo 12 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos que libremente firmó y ratificó.
Aminatu Haidar protesta en Lanzarote contra la violación de sus derechos que ha sido causada, única y exclusivamente, por España al no dejarle salir rumbo a su país, el Sahara Occidental.
La huelga de hambre lo que pretende es, pura y simplemente, que el Gobierno Español, cumpliendo la legalidad internacional, le deje subirse a un avión con rumbo al Sahara Occidental. Sólo eso.

II. LAS “OFERTAS” DE MORATINOS: DESESPERADOS INTENTOS DE CORROMPER LA CAUSA DE HAIDAR

Pero el Gobierno está haciendo todo lo posible para eludir el cumplimiento del derecho de Haidar a salir de España con rumbo a su país, el Sahara Occidental. Moratinos ya no sabe qué hacer para impedir que esta frágil mujer embarque.
Primero le “ofreció” que fuera al consulado marroquí de Las Palmas para obtener un nuevo pasaporte..
Haidar se negó. Ella tenía un pasaporte válido y se lo quitaron. Quien se lo quitó (las autoridades marroquíes de ocupación) debe devolvérselo.
Después le “ofreció” obtener el estatuto de refugiada política en España. Pero ella rechazó esta “generosa” oferta porque ese estatuto, por definición, le impediría volver a viajar a su país. Y ella sólo quiere eso: viajar a su tierra.
Finalmente, el ministro aprovechando el debilitamiento grave de la salud de Haidar, por primera vez en 14 días, habló directamente con ella (¿por qué no quiso hablar directamente con ella antes?), y le hizo su nueva y “flamante” oferta: obtener la nacionalidad española.
Pero ella lo rechazó de nuevo. Aquí he argumentado que esta “oferta” de Moratinos a Aminatu Haidar era una trampa. Ella lo ha dicho mejor que nadie: no quiere ser extranjera en su propia tierra.

III. LO QUE DEJA “PERPLEJO” A MORATINOS

Al ministro Moratinos le resulta difícilmente comprensible que una mujer indefensa, Aminatu Haidar:
1º. Anteponga su integridad moral y política a su integridad física.
2º. No esté dispuesta a renunciar a lo que es su derecho. Ni a cambio de treinta monedas ni a cambio de nada.
3º. Afirme claramente que el Sahara Occidental es un pueblo diferente del marroquí, que tiene derecho a ser reconocido y existir.
Sí, le resulta difícil de entender. Para entenderlo convendría evocar una frase de la liturgia hispano-visigótica: sancta sanctis. O sea, “lo santo para los santos”. Que en el lenguaje vulgar se traduce por refranes tipo “no se hizo la miel para la boca del asno”.

IV. MORATINOS HUYE HACIA ADELANTE CON UNA NUEVA MENTIRA

Para intentar convencer a Haidar, el emisario personal de Moratinos ha dicho:
Agustín Santos, director del gabinete de Miguel Ángel Moratinos, (…) enviado de Moratinos señaló, por último, que España no reconoce los acuerdos de Madrid de 1975, mediante los cuales cedió el Sáhara a Marruecos y Mauritania

El refrán español dice que “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. Veamos lo que dijo ese individuo, Agustín Santos, el 17 de julio de 2005, cuando era Asesor Ejecutivo para asuntos parlamentarios del Ministerio de Exteriores:
Por su parte, Agustín Santos, Asesor Ejecutivo para Asuntos Parlamentarios del MAE, en carta de 17 de Junio 2005 a los Portavoces del “Intergrupo Sahara” del Principado de Asturias en relación con la visita que se hizo a El Aaiún aludía a “Las autoridades marroquíes, como potencia administradora del Sahara Occidental”.

Nada que no estuviera en la misma línea de lo que decía su jefe, Moratinos en 2005 para avalar el expolio por Marruecos y la UE del banco pesquero del Sahara Occidental:
El Ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé, en el mes de junio de 2005 (en las vísperas de la firma del acuerdo de pesca UE-Marruecos) ha dicho hasta tres veces (en el Senado el 22 de junio, en el programa La mirada crítica de Tele 5 el 27 del mismo mes, el día 29 de junio en el Congreso; además insistió en la misma idea el 7 de agosto en Arcila) que los Acuerdos de Madrid (último acto político del franquismo, por cierto), “dieron a Marruecos su calidad de potencia administradora reconocida por Naciones Unidas”.
Agustín Santos y Moratinos, por tanto, o mintieron entonces o mienten ahora. Tertium non datur.

V. EL PRESIDENTE RODRÍGUEZ DICE QUE ESPERA SOLUCIONAR LA SITUACIÓN: PUES QUE VAYA A VISITAR A MOHAMED VI.

El caso Haidar está quemando al Gobierno y en especial a Moratinos. Este último lo tiene más difícil que nadie, porque su apellido se presta al eslogan fácil (¿se imaginan manifestaciones al grito de “Mo-ra-tinos, a-se-sino”?). El presidente Rodríguez, ayer, en un programa de la Sexta ha dicho que:
espera encontrar una solución, gracias a la mediación de su Ejecutivo, a la “difícil situación” en la que se encuentra la activista Aminatu Haidar, en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote
Si es verdad que espera encontrar una solución lo tiene fácil.
Que deje embarcar a Haidar en un avión con destino al Sahara Occidental.
Si alega que una vez allí Marruecos la rechazaría se le podría decir que eso ya no es nuestro problema. Pero si quiere contribuir a la solución completa del caso lo tiene fácil.
Recordemos.
Octubre de 2001. El gobierno de Aznar se niega a apoyar la propuesta de “autonomía” para el Sahara en la Asamblea General de la ONU y Mohamed VI retira a su embajador de España.
Diciembre de 2001. Contra el criterio del presidente Aznar, el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, viaja a Rabat acompañado de Trinidad Jiménez para entrevistarse con Mohamed VI para “solucionar el problema”.
En 2001, Rodríguez no era presidente y emprendió viaje a Rabat.
Ahora que es presidente, lo tiene más fácil. Su pasado testimonia contra él: si DE VERDAD quiere solucionar el conflicto debe viajar a Rabat. Ya.

——————————–

LA PLATAFORMA DE APOYO A AMINETU HAIDAR DENUNCIA UNA CAMPAÑA DE DESINFORMACION

La Plataforma de Apoyo a Aminetu Haidar denuncia la campaña de desinformación que se está produciendo en contra de Aminetu Haidar, tendente a desvirtuar su huelga de hambre y la consistencia de sus argumentos.

Dentro de esta desinformación se ha producido hoy una declaración del ministro de Asuntos Exteriores que ha afirmado que quienes la asesoran “están impidiendo” lograr su objetivo de volver a El Aaiún.

La Plataforma nació con el objetivo de dar apoyo humano y asistencial a Aminetu Haidar.

La Plataforma no asesora a Aminetu Haidar. Ella es la única que toma decisiones, tal y como ha dejado claro en la declaración que ha realizado hoy en respuesta al ministro de Asuntos Exteriores.

La Plataforma agradece las continuas muestras de solidaridad que se reciben desde todo el mundo y anima a las asociaciones y organizaciones defensoras de los DD.HH a seguir actuando para que esta mujer, que se ha convertido en un símbolo mundial de los DD.HH y de la Paz, vuelva a su tierra con su familia y su pueblo.

PLATAFORMA DE APOYO A AMINETU HAIDAR. Aeropuerto de Lanzarote, 30 de noviembre de 2009.

Aminetu continúa recibiendo apoyo. Visitas del senador Pere Muñoz y de Joan Tardá (ERC)

De izquierda  a derecha: Elmami Amar Salem, Vicepresidente de la ONG de Aminetu Haidar; Joan Tarda; Willie Toledo; Agustín Santos, Jefe del Gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores,
y el Senador Pere Muñoz conversan en el Aeropuerto de Lanzarote

La abogada de Haidar acusa a Exteriores de ‘intentar culpar’ a la activista de su situación
ARRECIFE (LANZAROTE), 30 de noviembre de 2009 (EUROPA PRESS). Inés Miranda, la abogada de Aminatou Haidar, subrayó hoy que “no existe ninguna obstinación por parte de la activista saharaui en ninguna postura, sino que está ejerciendo un derecho”, y afirmó que “ese intento que está efectuando el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación hoy de trasladar la culpa a Haidar de una situación en la que le ha puesto el Gobierno de España y de Marruecos no tiene ninguna justificación e insulta la inteligencia y la dignidad de cualquier ser humano”.
En rueda de prensa en el aeropuerto de Arrecife, en Lanzarote, la letrada trasladó las palabras de la defensora de los derechos humanos en su décimo quinto día en huelga de hambre sobre que “España no tiene por qué convertirse en el portavoz de Marruecos”.
“Habrá que preguntarle al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación [Miguel Ángel Moratinos] si España tiene como principio básico la violación de los derechos humanos dentro de su territorio, porque las condiciones que ha ofrecido no resuelven la situación en la que el Gobierno de España a colocado a Haidar”, reiteró Miranda.
En este sentido, hizo especial hincapié en que “lo que tenía que haber hecho el Gobierno de España era no permitir y ofrecer la cooperación necesaria a Marruecos ante la violación de derechos humanos y la legalidad internacional por parte del Gobierno de Marruecos y que la propia delegación de Exteriores reconoció en la reunión de ayer”.
De este modo, insistió en que Haidar “sólo pide que la devuelvan a su casa y que España cumpla la legalidad internacional y su propia legislación interna”.