Zahra Ramdám, Asociación de Mujeres Saharauis en España

Bajo el título de: “Hay una gran diferencia entre la posición del gobierno y el gran movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui en la sociedad española”, la Revista “Letras Libres” acaba de publicar la siguiente entrevista en su apartado de Otras Voces:
Zahra Ramdán es la Presidenta de la Asociación de Mujeres Saharauis en España, entidad que difunde, mediante la voz de sus mujeres, la causa del pueblo saharaui, cuyo país, Sahara Occidental, está siendo ocupado ilegalmente –según el derecho internacional– por Marruecos desde 1975.
Aunque ningún país del mundo reconoce la soberanía del país ocupante sobre el territorio saharaui, la ocupación permanece sin que Naciones Unidas tome medidas concretas.
Os adjuntamos aqui esta entrevista que realizo  Feliciano Tisera para la revista “Letras Libres”.

Aunque ningún país del mundo reconoce la soberanía del país ocupante sobre el territorio saharaui, la ocupación permanece sin que Naciones Unidas tome medidas concretas.

¿Cuanto hace que esta aquí en España?

Yo estoy aquí hace 15 años, tengo dos hijas, ellas nacieron en los campamentos de refugiados saharauis. Son ya mayores, una ya está casada y la otra está terminando su carrera. Decidí instalarme en España por que mis hijas estaban estudiando aquí, y por cuestiones de salud.

¿Usted vivió toda la vida allí en los campamentos?

No, yo nací en Al Aiún, la capital del Sahara Occidental, en 1960. Por eso hablo perfectamente el castellano, porque lo primero que aprendí en la escuela era el castellano, en mi país. El Sahara Occidental era la provincia cincuenta y tres del estado español, y hasta 1975 fue una colonia española. Pero desgraciadamente, España nos defraudó, porque en vez de entregar el territorio a sus dueños, que son los saharauis, lo entregó por cuestiones económicas, y por cuestiones geopolíticas del mundo en esa época de la Guerra Fría… España firmó un acuerdo tripartito con dos países que invadieron y ocuparon por la fuerza mi país. Mauritania se retiró después de dos años de ocupación y de guerra, y Marruecos sigue ocupando ilegalmente nuestro país, y por eso luchamos contra esta ocupación ilegal.

¿Usted tenía la nacionalidad española antes de 1975, entonces?

Sí, los saharauis teníamos DNI. Yo era menor de edad cuando España salió del territorio. Hace unos años pude recuperar la nacionalidad española porque mi padre era funcionario de la administración española en el Sahara Occidental, y como tenía DNI español y teníamos libro de familia, pude recuperarla como hija de español.

¿En este momento los saharauis son apátridas o tienen nacionalidad marroquí?

Desgraciadamente, los que viven en la zona ocupada, como está administrada por Marruecos, tienen nacionalidad marroquí. Otros saharauis, como los refugiados, que viven en Argelia, tienen pasaporte argelino, pero no tienen nacionalidad, solamente pasaporte como título de viaje, como refugiados en Argelia. Todas las familias saharauis estamos divididas en este tema. En mi familia, por ejemplo, siendo hermanos de padre y madre, unos tenemos pasaportes argelinos, otros marroquíes, otros mauritanos y otros españoles. Imagínese.

¿Por qué ha creado la Asociación de Mujeres Saharauis en España?

Tenemos como principal función la difusión de la causa del pueblo saharaui a través del mensaje y la voz de sus mujeres, sobre todo porque las mujeres saharauis hemos podido romper con los estereotipos que hay en el mundo occidental acerca de las mujeres musulmanas y árabes. Las saharauis somos culturalmente diferentes a las mujeres de otros países y pueblos musulmanes y árabes, porque en la idiosincrasia de la sociedad saharaui la mujer ha sido siempre muy respetada, tanto es así que yo a mi edad –ya tengo cincuenta años– nunca he oído de un hombre que haya asesinado a una mujer. Esta lacra social que se vive aquí en España, nosotros no la tenemos. Tenemos un grave problema que es la ocupación por la fuerza de las armas de un país vecino como es Marruecos en nuestro país. Por eso, tras llegar a España fundé esta ONG, que agrupa a todas las mujeres del Sahara Occidental –tanto las provenientes de las zonas ocupadas, como de los campamentos de refugiados– que residen en toda la geografía española. La asociación la fundé yo pero ellas me apoyan, porque fui elegida en los diferentes congresos de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis, de la que también soy miembro de la ejecutiva.

¿Cuál es el país al que principalmente se dirigen los saharauis que se van de los territorios ocupados?

Principalmente España, por los lazos históricos y por la cercanía.

¿Cómo es la acogida de los españoles a los saharauis?

Usted habrá notado la gran diferencia que hay entre la posición del gobierno y el gran movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui en la sociedad española. Tan es así que hay más de 200 asociaciones de amistad con el pueblo saharaui, tanto a nivel local como regional, autonómico y estatal. La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui es la que organiza todas las campañas. Ahora hay una gran campaña de condena a la represión que ha desatado el régimen marroquí contra los activistas de derechos humanos. Son muchas las campañas; por ejemplo, “Vacaciones en Paz” es otra campaña en la que ayudamos a la coordinadora estatal para traer a los niños refugiados y que sean acogidos durante el verano por familias españolas. El movimiento de solidaridad es grandísimo, porque los españoles y españolas se sienten muy dolidos por lo que ha hecho España con el pueblo saharaui.

¿Esta solidaridad, qué beneficios le reporta al pueblo saharaui?

Los más necesitados ahora son los que están refugiados, que viven en tiendas de campaña, y gracias a la solidaridad internacional se ha podido luchar contra muchas enfermedades, llevar a cabo una enseñanza gratuita y una campaña de alfabetización brindada principalmente por mujeres y hombres saharauis para luchar contra el analfabetismo que heredamos. Después de más de cien años de colonialismo, pocas mujeres sabían leer y escribir: ahora la mayoría de nuestras mujeres ya saben, o sea que hemos podido, gracias a la solidaridad, que por lo menos la gente que está en los campamentos de refugiados pueda tener mejores condiciones de vida.

¿Han sido recibidos los representantes saharauis por el gobierno español?

Sí, el presidente Zapatero recibió en la sede central del PSOE al presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, cuando estuvo aquí hace dos o tres años en una conferencia internacional de solidaridad, no como presidente sino como secretario general de un movimiento de liberación reconocido internacionalmente como representante del pueblo saharaui [Abdelaziz es secretario general del Frente Polisario y el presidente en el exilio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD)]. Pero eso no ha significado ningún avance: desgraciadamente, la mano larga de Marruecos es muy fuerte, el lobby pro marroquí es muy fuerte aquí en España. Nuestro estado es miembro de la Unión Africana, somos reconocidos por más de 80 países, pero ninguno de la Unión Europea.

También hay iniciativas desde el mundo de la cultura, como el Festival de Cine del Sahara…

El festival de cine Fisahara es otra manifestación más que tiene el mundo intelectual y el mundo de la gente que se preocupa por otras cosas más allá que lo que les atañe directamente a ellos. Hace poco, la Unión de Actores entregó un premio a la célebre activista de derechos humanos Aminatu Haidar, y esto es reflejo de la gran solidaridad que hay en el mundo de la cultura.

¿Cuál es la posición que tiene Naciones Unidas a este respecto?

En la Asamblea General de Naciones Unidas, en la Comisión de Descolonización (Cuarta Comisión), se discute anualmente el tema del Sahara Occidental, ya que está inscrito como una cuestión de descolonización. Naciones Unidas apoya totalmente el legítimo derecho a la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental como ex colonia. Mientras el pueblo saharaui no ejerza su legítimo derecho a la autodeterminación a través de un referéndum, este problema seguirá latente.

¿Cómo es la situación actual en la que están viviendo?

Bastante preocupante. A principios de abril, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, presentó al Consejo de Seguridad el informe de su representante especial en este tema, el diplomático estadounidense Christopher Ross, donde pide que se prorrogue un año más el Mandato de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO). Y desgraciadamente estamos preocupados: el informe nos ha parecido muy tímido frente a la prolongada ocupación ilegal por Marruecos, y sobre todo porque no dijo nada sobre los derechos humanos, ahora que las autoridades de ocupación marroquíes están utilizando un nuevo método de represión contra los activistas de derechos humanos: utilizar a hordas de colonos marroquíes para agredirlos. En las ciudades ocupadas del Sahara Occidental se siguen violando los derechos humanos diariamente.

¿Cuándo ustedes se encuentran aquí con inmigrantes marroquíes, que opinan ellos de la situación generalmente?

Desgraciadamente, el pueblo marroquí está muy confuso, pues tiene una idea muy equivocada de lo que es el Sahara y de lo que es el problema de ocupación ilegal, por eso tenemos que explicarle que el Sahara nunca ha sido marroquí, que Marruecos lo ha invadido, que lo ocupa por la fuerza de las armas y que ellos mismo sufren las consecuencias de los dirigentes de su país cuando arriesgan sus vidas en el Atlántico y en el Mediterráneo porque no han podido vivir dignamente en su país. Porque el gobierno marroquí gasta su presupuesto nacional en la política de ocupación del Sahara mientras su pueblo esta sumido en la miseria y la ignorancia.

¿Cuáles son los principales intereses que tiene Marruecos en quedarse con el territorio del Sahara Occidental?

Sus riquezas naturales. Tiene uno de los bancos de pesca más ricos del mundo, casi 1.300 kilómetros de costa atlántica, muchos minerales como el fosfato, uranio y petróleo. Es un país potencialmente más rico que muchos países de la región.

¿Y por qué Marruecos tiene más interés que Argelia, Mauritania o España?

Porque Marruecos siempre ha soñado con el Gran Marruecos y siempre soñó que el Sahara le ha pertenecido. Pero eso ha sido categóricamente desmentido, tan es así que fueron hasta la instancia más alta a nivel internacional en lo jurídico, que es el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, y en su opinión del 15 de octubre de 1975, este tribunal rechaza categóricamente las pretensiones de Marruecos sobre el Sahara Occidental, diciendo que nunca ha sido parte del Reino de Marruecos.

Fuentes:

http://mujeresaharauis.blogspot.com/2010/04/entrevista-presidenta-de-amse.html

http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?title=zahra_ramdan_activista_saharaui&more=1&c=1&tb=1&pb=1&blog=16

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.