Marian Hassan de nuevo en Suecia

Imágenes integradas 1

Visita fugaz la de Mariem Hassan a Suecia donde ya había actuado en muy distintas circunstancias, tanto en el siglo pasado como a principios del presente.
Si entonces fue Estocolmo la plaza elegida para ofrecer sus conciertos en compañía de El Uali, Leyoad y también como solista, esta vez ha recalado en Gotemburgo y Malmö, las ciudades segunda y tercera en importancia demográfica del país. Y han sido dos conciertos y un taller muy gratificantes, en los que todo el mundo, público, organizadores, músicos y cantante han quedado satisfechos ante el nivel artístico alcanzado.
La primera cita fue en Malmö el 26 de abril, en el Moriskan, un precioso pabellón del año 1902, enclavado en el céntrico Folkets Park. Un club con un sonido y un ambiente perfectos en el que durante casi dos horas, con un breve intermedio, Mariem desgranó canciones de su reciente disco, “El Aaiún Egdat”, recuperó algunas de “Deseos” (“Sbar” y “Magat milkitna dulaa”) y “M.H. con Leyoad” (“Yasar geidu”) e incluso estrenó una nueva, “Recordando el pasado”, sobre el poema de Zaim Allal “Hayili madiya”.
El público se lo pasó en grande, bailando y saltando en los temas más alegres, “Addumua”, “Almalhfa” y “Almara”, respetando la solemnidad de los más épicos, “Gdeim Izik” y “Rahy El Aaiún egdat” y cómplice en los más íntimos como “Yalli mashi ani” y “Tarham ya Allah shuhada”. Encantado con el baile de Vadiya “Ragsat naama”, rememorando los aleteos majestuosos de las avestruces saharianas, y muy divertido con el “Juego del tebal”, un pícaro regalo de Mariem y Vadiya a los congregados.
Antes de tomar el avión de regreso para España, ya que fue imposible la conexión directa entre Malmö y Gotemburgo, hicimos escala en un centro cultural en el que la asociación Wästsahara organizó un pequeño coloquio aprovechando la presencia de Mariem en la ciudad.
De vuelta en la península escandinava, el sábado 4 de mayo, Mariem Hassan era cabeza de cartel del Clandestino Festival celebrado en uno de los más prestigiosos teatros de Gotemburgo, el Stora Teatern. Clandestino convocaba a músicos del mundo -con un especial toque latino- a mezclar sus ritmos con la electrónica del momento.
Mariem y su multikulti grupo (Sáhara, México, España) mantuvieron, sin embargo, su música centrada en el haul y los ritmos saharauis, triunfando plenamente en una hora intensa que se cerró con el sobrecogedor mawal que abre y cierra “Deseos”. Era la forma de festejar el 40 aniversario de la creación del Frente Polisario (10 de mayo de 1973) y su primera acción armada (20 de mayo de 1973), con el poema que recuerda la gesta en el Hasi de Janguet Quesat.
Sobre el concierto la prensa local ha destacado que “Su voz va directa al cuerpo. Mariem e una tremenda cantante y no importa si no entiendes el dialecto hassanía. El guitarrista contó de qué iban las canciones: sobre la ocupación marroquí del Sáhara, sobre los campos de refugiados saharauis, sobre la lucha del pueblo saharaui y sobre la primavera árabe. Algunas se balancean lentamente, como la dedicada a Ali Farka Touré, pero el sentimiento siempre está presente”
Al día siguiente, el domingo 5 de mayo tuvo lugar el acto más novedoso de la pequeña gira. Más de 20 músicos, la gran mayoría mujeres, la esperaban a ella y a su grupo deseosos de escudriñar los entresijos del haul, en un taller tan distendido como fructífero.
Habíamos dado talleres de danza y percusión, pero éste, junto al puerto de Gotemburgo, tenía acento propio: quince mujeres estaban decididas a aprender a cantar haul, al menos dos o tres canciones. Y el milagro se hizo, lo tenemos en internet, en el canal promonubenegra, con los vídeos colgados de la celebración final del taller como prueba sonora del trabajo realizado: “Sbar”, “Beilul” (Tirka), un “Bleida” escorado hacia los Balcanes y un “Gdeim Izik” con guitarras suecas.

También aquí se habló de las circunstancias políticas y sociales que atraviesa el pueblo saharauComo es habitual en todo lo que rodea a Mariem Hassan y su música, la emoción está siempre presente, a punto de desbordarse o abiertamente desparramada. Es el caso de una de las participantes en el taller. Ella asistió al concierto del 26 en Malmö. Allí supo que Mariem tocaba 8 días más tarde en Gotemburgo y para allá se fue. Y supo también del taller y, como música inquieta y curiosa, se apuntó para, al final de la sesión, con los ojos borrosos, confesar entusiasmada que ese había sido el día más importante de su vid

Esto me trae a la memoria la pregunta que un alto cargo de la RASD me hizo en el homenaje celebrado en diciembre de 2010 en el centro cultural Olof Palme de la wilaya de El Aaiún, que el Ministerio de Cultura dedicó a Mariem por su éxito internacional del disco “Shouka”. Extrañado, no se explicaba cómo Mariem Hassan podía gustar en esos países del mundo  cantando en hassanía unas canciones que nadie entiende. Ahí tiene la respuesta, sr. ministro, la sincera confesión de esa mujer sueca, que quizás no alcance la sublime belleza de la poesía hassaní, pero la emoción que Mariem transmite con su canto, la emoción, le llega ¡vaya que si le llega, sr. ministro!

Próxima cita en Portugal 17.5.2013. Festival Islámico de Mértola (Alemtejo) acompañada por el grupo portugués Quadrilha (inédito, evidentemente)

Los vídeos del taller:
Sbar Gutemburgo Workshop 1
http://youtu januvia 100 mg.be/dxJAOb_FzyQ
Beilul – Tirka Gutemburgo Workshop 2
http://youtu.be/mZ5D48-_ESg
Gdeim Izik Gutemburgo Workshop 3
http://youtu.be/3TXQ_e5uAx4
Gutemburgo Workshop 4
http://youtu.be/YKQalMKPyGM
Los vídeos de los conciertos:

Mawal en Malmö

http://youtu.be/DyNrOQfgzLQ

Yalli mashi ani en Malmö

http://youtu.be/53C-GdtRKcU

Sbar en Gotemburgo Stora Teatern

http://youtu.be/xpm6tuB8408

Deja un comentario