Christopher Ross y su visita al Sahara, luz y esperanza.

CHRISTOPHER ROSS PISA FUERTE EN EL SAHARA OCCIDENTAL

Christopher Ross, enviado especial del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental finalizó ayer, sábado 3 de noviembre, su visita oficial por Marruecos y Sahara Occidental, para desplazarse seguidamente a Argelia; esta visita está poniendo de manifiesto un cambio de política con respecto a la tradición de los enviados especiales.

Tras su llegada al Sahara Occidental mantuvo encuentros históricos, en la sede de la Minurso, con los comités de defensa de derechos humanos, donde se integran los presos políticos, exdesaparecidos, familiares de desaparecidos y presos, y defensores de derechos humanos, que luchan por la libertad del pueblo saharaui, siendo la resistencia contra el ocupante. Estos comités fueron: ASVDH, CODAPSO, CODESA, CSPRON, La coordinación Gdeim Izik y representantes de Dajla, Smara y Bojador, así como con el Presidente de la Confederación Sindical de Trabajadores Saharauis, entre otros.

Es la primera vez, desde la creación de la Minurso que, un Enviado Especial se reúne con los Comités (proscritos y perseguidos por el régimen ocupante), dirigentes de la resistencia que están en el punto de mira de la represión marroquí por ser las organizaciones de derechos humanos que luchan contra la ocupación.

Mientras se celebraban esta reuniones de alto nivel, donde se ha informado al Sr. Ross de la grave situación de genocidio histórico que vive el pueblo saharaui, las fuerzas de ocupación ejercían una brutal represión en las calles de las principales ciudades del Sahara Occidental, contra la población civil desarmada y pacífica, que acogía la visita esperanza en un cambio de la situación que vive a diario. Estas ciudades tomadas por la fuerza, en un despliegue de intimidación, han provocado numerosos heridos durante los días que ha durado su visita al Sahara Occidental ocupado.

El Enviado Especial igualmente ha realizado viajes históricos en el Sahara Occidental, considerándolo una unidad territorial, como lo tiene establecido la Comunidad Internacional y el ordenamiento jurídico de aplicación al territorio, desplazándose por medios aéreos propios de la Minurso, desde El Aaiun (territorios ocupados) a Tifariti (territorios liberados por el Frente Polisario), así como a la ciudad de Mahbas (territorios ocupados), este último, enclave estratégico, próximo al muro y la frontera del Sahara con Marruecos. Estos desplazamientos por el territorio son el ejercicio de la potestad reconocida por las Naciones Unidas y es un claro desprecio de las posiciones de fuerza marroquíes.

Desde que Marruecos conoció el viaje de Christopher Ross al Sahara Occidental se intensificó, aún más si cabe, el despliegue policial de todo tipo de fuerzas que operan en el territorio para reprimir a la población saharaui. Así ha sucedido con los recientes viaje del Relator Especial contra la tortura de Naciones Unidas y de la Fundación Kennedy de Washington, precursores del viaje del Sr. Ross.

Según información de territorios ocupados, la policía ha utilizado las ambulancias para trasladar a las fuerzas de ocupación, lo que supone una violación flagrante de los convenios suscritos por Marruecos, ya que existe una prohibición expresa de utilizar los servicios médicos para la represión de la población.

El vicepresidente de Codapso, Hmad Hammad también relató a esta Fundación que en la oración del viernes, los ulemas predican contra la visita del señor Christopher Ross e incita a los asistentes a arremeter contra los saharauis. Los saharauis que se encontraban en las mezquitas de Maatala, Zemala y Casa Piedra, ante esta violencia verbal, abandonaron la oración. Como señaló el Sr. Hammad: “esta peligrosa escalada de deriva religiosa, que el régimen marroquí intenta arrastrar a la escena política del conflicto y con el que incita a sus colonos al enfrentamiento con la población saharaui”.

Entre los cientos de saharauis que estos días han sufrido la represión y tortura del régimen marroquí, se encuentra la defensora de derechos humanos Aminetu Haidar, presente en una de las reuniones con Christopher Ross, fue agredida por la policía marroquí la tarde del día 1, en las manifestaciones de El Aaiun. Según declaró la propia Aminetu: “Me han pegado con porras, me han tirado al suelo, me han acercado un cuchillo a los riñones… “; “la policía decía matad a la traidora”. “Los que me han agredido eran policías de uniforme. He sacado fotos y un video de policías destrozando mi coche. El mensaje de la ciudad a Ross es que estamos dispuestos a todo por la libertad…”.

Las fuerzas de ocupación y los colonos marroquíes ejercen una nueva forma de tortura, grabando con la punta de cuchillos, sobre la piel del saharaui, la bandera marroquí con la estrella, provocando gran sufrimiento en un acto humillante e injustificable que debe ser deplorado y perseguido.

Dentro de la amplia lista de heridos, se encuentra el ciudadano español Brahim Slaimani Brahim, nacido el 26 de enero de 1977, en El Aaiun y con número de pasaporte AAD175348, el cual, tras la paliza recibida por la brutalidad policial, se vio forzado a salir del territorio, llegando a Las Palmas, donde está siendo tratado de las lesiones que parece. A su llegada al aeropuerto de Las Palmas declaró: “fui agredido por ocho policías marroquíes. Iba con mi hermana a la Avenida de Smara que estaba llena de policía y ejército. De repente se acercaron dos policías secreta. Empezaron a pegar a mi hermana y me acerqué a rescatarla. Echamos a correr y fui seguido por varios policías hasta que caí y empezaron a pegarme patadas en la cabeza; perdí la vista de un ojo. También estoy herido en un dedo, tengo el tabique nasal partido, dolor de espalda y todo el cuerpo. En El Aaiun no hay hospital. Me acerqué hasta allí y estaba lleno de policías y el médico, sin hacerle siquiera una radiografía quería ponerme una inyección en la tripa, por lo que abandoné el hospital…”

Según fuentes de los territorios ocupados, la lista provisional de heridos es:

  • ABDESSALAM LOUMADI,
  • ALI MRAIZIG,
  • ALI SALEM TAMEK,
  • ALUAT SIDI MOHAMED,
  • AMINETTU HAIDAR
  • ATARFAWI METTU,
  • AZIZA ABBAH,
  • BRAHIM ZEGHMAN,
  • BRAHIM ZUGMAN,
  • CHOUIKHA ERRAMI,
  • DADÍSMO LHOUIBLAT,
  • DAGNA DAIDA,
  • DMAHA HAMIDAT,
  • EL ARBI MESAUD,
  • EL MAMI AMAR SALEM,
  • EMBARKA ALINA BAALI,
  • EMBOIRKAT ABDELKRIM,
  • FADAH AGHLAMENHUM,
  • GATO TARFAOUI,
  • HAMMAD EL HAMED,
  • HAMUDI IGHEILED,
  • HASANA DUIHI,
  • HASENA ABBA,
  • JADIYETU MINT BALLA,
  • KHATARI KHNAIBILA,
  • LAAROUSI TAGLABOUT,
  • LAROSI AHMED SALEM TAGLABUT,
  • LEMNEISER HASAN,
  • LIMAM AROUILI,
  • LOUD BOUGACHA,
  • MINA BAALI,
  • MOHAMED SALEM LAKHAL,
  • MORO MED DADACH,
  • MRABIH MAELAININ,
  • NASER BELALEM,
  • SALEK BAIYA,
  • SHABBA ERRAMI,
  • SIDI HUEIBLAT,
  • SUKEINA YAYA,
  • TAHER ALYAZID…

Desde esta Fundación, denunciamos al régimen marroquí por su política de terror sistemática y organizada contra la población civil saharaui, ejerciendo, desde hace años y poniéndose de manifiesto por los últimos acontecimientos, una violencia extrema contra los nacionales saharauis que se resisten a ser anegados en una población marroquí. Esta población, que ha puesto su destino y su futuro en manos de la Comunidad Internacional y que ha sido traicionado durante años, ve en Cristopher Ross, como máximo representante de Naciones Unidas para el territorio y en el viaje realizado estos días, un paso hacia el respeto de sus derechos como pueblo; por lo que denunciamos que la Minurso no tenga competencias en derechos humanos, en el control y represión de las graves violaciones que comete Marruecos en el territorio contra la población saharaui, que en virtud de la Carta de Naciones Unidas y de la numerosos resoluciones del Consejo de Seguridad, corresponde al país y potencia colonizadora, España, la protección de la población y exige a Marruecos el respeto de los derechos humanos y el derecho de autodeterminación. No haciéndolo ni España ni Marruecos, la Minurso debe constituirse en garante de la población indefensa, a merced de Marruecos, dentro del territorio ocupado, con la connivencia de la potencia administradora y colonial que es España.

En virtud de esta situación de desprecio de los derechos humanos que el régimen ocupante lleva a cabo, debe enmarcarse el viaje del Sr. Ross, sus actividades, desplazamientos y actuaciones, en la obligación que tiene Naciones Unidas de reafirmar su posición de garante y vigilante para el cumplimiento del derecho internacional.

Desde esta Fundación, mostramos nuestra solidaridad y reconocimiento a las víctimas y heridos por las fuerzas de ocupación, así como a los Comités de defensa de derechos humanos saharauis, que vienen soportando durante años las duras condenas y las torturas del régimen marroquí. También mostrar nuestro reconocimiento a los saharauis que, con riesgo de su propia integridad y seguridad, abren el territorio para que sea conocido por la Comunidad Internacional los graves hechos que se producen a diario en el Sahara Occidental.

Fuentes: Comités de defensa de derechos humanos, Equipo Mediático, Poemario por un Sahara libre, R.I. Maizirat, Resistencia Saharaui

 

Este post es copia del publicado en http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article43750

Deja un comentario