Sahara Occidental, derrota de Sarkozy y pánico de Mohamed VI: hay motivos

El pánico de Mohamed VS se llama Jean-Marc Ayrault y es el nuevo Primer Ministro francés.

La derrota de Sarkozy constituye un golpe durísimo para los proyectos de Mohamed VI. Como ha ocurrido en ocasiones anteriores cuando se ha visto en situaciones de riesgo extremo, Mohamed VI ha salido corriendo a París para intentar «encauzar» una situación que puede ser muy negativa para su monarquía despótica pseudo-constitucional y su política expansionista y desestabilizadora en el norte de África. Todo esto, por cierto, constituye una nueva lección para el gobierno español.

I. PÁNICO EN RABAT, VIAJE A PARÍS
Es un hecho que Mohamed VI, por sí mismo, no tiene ningún peso internacional. La monarquía marroquí bajo Mohamed VI sólo puede en las relaciones internacionales y aun en las internas marroquíes lo que París le permite poder.

Lo anterior se ha constatado ya, al menos, en dos ocasiones.

El 30 de enero de 2011, en plena efervescencia de las revueltas árabes en el norte de África, Mohamed VI viajó en secreto a París para entrevistarse con su socio y cómplice, Sarkozy. Alguno intentó quitar importancia a aquel viaje, fruto del pánico, diciendo que era un viaje de «vacaciones», pero la realidad fue muy otra como quedó claramente reflejado en este blog (Alarma en Marruecos: Mohamed VI no se fue de vacaciones a París, 31-I-2011).

El 11 de mayo de 2012, a los pocos días del shock sufrido por el majzen con la derrota del presidente tutelado por Rachida Dati, Mohamed VI emprendió un nuevo viaje («privado», por supuesto) a París. Esta vez el pánico en Rabat se ha desatado ante el ascenso al poder de François Hollande, cuya posición en el norte de África se teme en Rabat que sea más equilibrada. El pánico era tanto mayor cuanto que las fuentes de la inteligencia del majzen en el entorno de Hollande (¿Valls, Belkacem, Aubry, otra?) informaron a Rabat del propósito de Hollande de designar como primer ministro a Jean-Marc Ayrault.

II. EL PÁNICO DE MOHAMED VI TIENE UN NOMBRE, JEAN-MARC AYRAULT, NUEVO PRIMER MINISTRO DE FRANCIA

La infiltración de la inteligencia marroquí en Francia ha alcanzado tal nivel que ha provocado la alarma de los centros de inteligencia y de poder que ven, con asombro, que en vez de ser como hasta hace poco Rabat un «neoprotectorado» de Rabat, la relación franco-marroquí está mutando hasta el punto de convertir (vía corrupción «tous azimouts») a Francia en un elemento subordinado al majzen por la vía del chantaje.

El golpe que para los intereses del majzen ha supuesto la derrota de Sarkozy (el cómplice de Mohamed VI en cuantas operaciones de desestabilización se han desencadenado en el norte de África), puede quedar aún más agravado después de las legislativas francesas de junio.

El hecho es que alguien en Rabat informó del propósito de Hollande de designar a Jean-Marc Ayrault como primer ministro. ¿Y cuál es el problema? El «problema» para el majzen es que Ayrault no apoya las posiciones expansionistas del majzen en el asunto del Sahara Occidental. Así quedó de manifiesto en un documento de importancia excepcional, una carta firmada por Ayrault el 31 de marzo de 2011 haciendo constar su posición sobre el conflicto del Sahara Occidental.

III. LA CARTA DE JEAN-MARC AYRAULT DE 31 DE MARZO DE 2011

Ayrault, diputado de la Asamblea Nacional francesa y alcalde de Nantes, firmó una carta el día 31 de marzo de 2011, con membrete de la Asamblea Nacional, cuya copia obra en mi poder, y que tiene referencia JMA/JJK/YD nº 3430.

Por su extraordinaria importancia me permito traducir y reproducir en sus fragmentos más importantes. Los destacados en negritas son míos:

Los socialistas en sus declaraciones públicas, desde la ocupación del territorio por Marruecos, se atienen a una posición que privilegia el respeto del Derecho Internacional y del derecho de autodeterminación de los pueblos colonizados. A saber, en lo que respecta al Sahara Occidental:

1. «Debe ser hecho todo para permitir a los saharauis expresar libremente su voluntad bajo el control de las organizaciones internacionales» (19 de noviembre de 1975).
2. El PS apoya «los esfuerzos realizados por el secretario general de la ONU (…) para organizar un referéndum de autodeterminación en condiciones que garanticen su validez (…). No es planteable apartarse de este plan. Sólo un arreglo justo y conforme al Derecho Internacional (…) puede abrir la vía de la paz (…)» (16 de octubre de 1991).
3. «Es absolutamente necesario que se restaure una dinámica de diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario (…) y que sean aplicadas las resoluciones del Consejo de Seguridad que se imponen a las dos partes en el conflicto» (14 de junio de 2005).

Este conflicto internacional versa sobre la expresión del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos. Afecta a países y pueblos amigos. Por este doble motivo requiere un atento seguimiento por parte de la representación nacional francesa y una disponibilidad.

A la vista de esa carta queda claro por qué el ministro de exteriores marroquí, el islamista Saadeddin Uzmani, viajó el 10 de mayo a Francia a entrevistarse sobre el Sahara Occidental con el todavía ministro de Exteriores Alain Juppé y por qué el día siguiente viajó a París en un viaje «privado» Mohamed VI.

IV. LA POLÍTICA EXTERIOR ESPAÑOLA, EN EVIDENCIA

Todo lo ocurrido tras las elecciones francesas ha dejado en evidencia la política exterior que ha emprendido el gobierno Rajoy contradiciendo sus promesas electorales:
1º. La primera visita de Hollande fue a Alemania… no a Marruecos.
2º. Fue Mohamed VI quien viajó a Francia … no Hollande a Marruecos.
¿Aprenderá algo de Francia el gabinete de Rajoy?

NOTA:

Según la publicación electrónica marroquí «Bladi», Sarkozy se irá a vivir a Marrakech con Carla Bruni.
Comprensible.

Este post es copia del publicado por Carlos Ruíz Miguel, 16 de mayo de 2012 a las 15:59

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.