Respuesta de CODESA al informe marroqui de la OMDH

El Comité Ejecutivo de CODESA (Coordinadora de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos), responde al informe de la Organización Marroquí de Derechos Humanos (OMDH), publicado el 20 de marzo 2010.

El Aaiun, Sahara Occidental. 17 de abril 2010.

La junta ejecutiva de la CODESA ha seguido con gran preocupación la información sobre la visita realizada por la OMDH a los presos de conciencia saharauis detenidos en la prisión de Salé, Marruecos.

Después de la lectura atenta de la declaración OMDH publicada el 20 de marzo, y los contactos realizados con las familias de los prisioneros, CODESA concluye lo siguiente:

– Al encuentro con los defensores saharauis asistieron el subdirector de la prisión de Salé, Abdelaziz Twabet, además de los miembros OMDH, Amina Bouaayche, Elbakri Said y Znadi Mustafá.

Los presos de conciencia saharauis no se describen en el informe de la OMDH como defensores de los derechos humanos ni se mencionan sus nombres, dejándoles en el anonimato. Son simplemente descritos como “ciudadanos que viajaron a Argelia y que fueron acusados de espionaje con los extranjeros».

– El informe de la OMDH habla sobre la información de la mejora de las condiciones de los presos prisioneros y el reconocimiento de los presos.

Sin embargo, por razones que desconocemos, la OMDH ha ignorado algunas cuestiones importantes que citaremos a continuación.

  • Secuestro: Los 7 defensores saharauis de derechos humanos fueron secuestrados de inmediato desde el aeropuerto en coches de la policía tan pronto como bajaron del avión, lejos de la mirada de testigos, hacia un lugar no revelado sin informar a sus familias. Fue sólo después de la presión de las organizaciones los derechos humanos cuando un comunicado oficial admitió que fueron hechos prisioneros a manos de la policía marroquí.
  • Las condiciones del interrogatorio: El grupo de los siete defensores fueron llevados a un lugar no revelado, que más tarde se descubrió que era el centro de policía judicial en Casablanca, Marruecos,
  • Durante tres días que estuvieron secuestrados, se les sometió a interrogatorios constantes por parte de diferentes grupos de seguridad. Estuvieron con los ojos vendados y esposado en celdas individuales. Algunos de ellos fueron amenazados, insultados y humillados antes de que se les presentara ante el fiscal general del rey en Casablanca.
  • Tortura: El aislamiento y la continuación del interrogatorio de ocho días (más de lo habitual), ejerció una gran presión psicológica sobre el grupo, que finalmente condujo a problemas psicológicos que la única mujer del grupo comenzó a sufrir en su celda individual. Posteriormente las autoridades marroquíes tuvieron que ponerla en libertad provisionalmente
  • Malos tratos en la cárcel: Los siete defensores han sufrido varias medidas de castigo durante el período comprendido entre el 11 octubre y el 23 febrero de 2010. Por ejemplo, fueron encarcelados en celdas con presos comunes, las conocidas en dialecto marroquí como “El Kashou», celdas muy pequeñas aisladas y que carecen de ventilación y de la luz.
  • Agresión continuada: Antes, durante y después del secuestro de los defensores, hubo una amplia campaña mediática para condenarles y describiéndolos como “traidores”. Esto tuvo como consecuencia diferentes ataques contra ellos en la cárcel. Por ejemplo, Dagja Lachgar fue asaltada (golpeada e insultada) en diferentes ocasiones por presas comunes, lo que empeoró su estado psicológico y le impedía dormir, además de comenzar a sufrir alucinaciones.
  • Las familias de los defensores: los familiares de los defensores han sido maltratados cuando iban a visitarlos. Por ejemplo, Salka Dahane, hermana de Brahim Dahane, fue detenida el 23 de octubre de 2010 y sufrió abusos mientras visitaba a su hermano en la prisión de Salé.
  • El procedimiento: El proceso se ha visto retenido a fin de incluir acusaciones y conclusiones que los defensores negaron totalmente ante la corte.
  • La privación de recreo, periódicos y libros: Todo el grupo se vieron privados de su derecho diario al patio, al acceso a diarios y a libros por parte de la administración penitenciaria. Les confiscaron todos los periódicos y los libros que les llevaron sus familias.
  • El período posterior a 23 de febrero 2010: Este período se caracterizó por alguna reacción positiva de la administración penitenciaria hacia algunas de las demandas de los defensores, pero se les sigue negando el derecho a visitas abiertas todos los días, la atención médica, la recepción de las cartas enviadas por las organizaciones internacionales, y la investigación sobre la denuncia que presentaron sobre la agresión a la que habían sido sometidos en prisión por parte de tres empleados.

En resumen, es evidente que la OMDH quería centrarse en el período posterior al 23 de febrero, y han ignorado algunos abusos graves que han estado sufriendo los defensores saharauis de derechos humanos.

Teniendo en cuenta la posición de las organizaciones internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Frontline Defenders o la AMDH (l’Association Marocaine des Droits Humains; asociación independiente), que consideran al grupo de los siete defensores de derechos humanos como presos de conciencia, la Junta Ejecutiva de CODESA señala que la OMDH puede haber sido objeto de la presión de los medios y de las declaraciones oficiales de Marruecos a fin de no considerar a los defensores saharauis como presos de conciencia.

Traducción no oficial Poemario por un Sahara Libre, http://www.saharalibre.es/modules.php?name=News&file=article&sid=3905

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.