Marruecos y Polisario desbloquean la negociación sobre el Sáhara

Marruecos y el Frente Polisario anunciaron hoy su “compromiso de continuar las negociaciones lo antes posible” sobre el futuro estatus del Sáhara Occidental, desbloqueando así unos contactos paralizados desde hace 18 meses.

Varios saharauis con banderas del Polisario en una playa francesa. | AFP
Varios saharauis con banderas del Polisario en una playa francesa.

Así lo anunció a la prensa el enviado especial de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, tras las conversaciones informales que, a iniciativa suya, han mantenido desde el lunes en Dürnstein (Austria) las dos partes enfrentadas desde hace 35 años por la ex colonia española.

Ross recordó que el encuentro de estos días en Austria responde a la petición formulada por el Consejo de Seguridad de la ONU para reanudar los contactos y que se desarrollaron en un “ambiente de serio compromiso, franqueza y respeto mutuo”.

El diplomático estadounidense indicó que será él quien decida la fecha y el lugar de la próxima reunión, “tras consultarlo con las partes, aunque no precisó si se tratará de una nueva ronda informal o de una negociación propiamente dicha”.

Los contactos entre Marruecos y el Frente Polisario se encontraban estancados desde que la última sesión de negociaciones, hace año y medio, terminara sin resultados.

Marruecos defiende una autonomía bajo su control para el Sáhara Occidental, una región anexionada tras la retirada de España pero que la comunidad internacional no reconoce como territorio marroquí.

Por su parte, el Frente Polisario exige la convocatoria de un referéndum entre los habitantes del Sáhara Occidental que incluya la opción de la independencia. Ross aseguró que “se discutirán todas las partes del problema”.

Fuentes presentes en el encuentro indicaron que tanto el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taieb Fassi Fihri, como el jefe del equipo saharaui, Mahfouz Weld Biba, prometieron a Ross “ayudarle” en la búsqueda de una solución.

El anuncio de que las conversaciones serán retomadas es el primer éxito del mandato de Ross, que fue designado para el cargo el pasado enero por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Tras las críticas a su antecesor, considerado por el Polisario como claramente favorable a las posturas marroquíes, Ross ha declarado que su objetivo era una solución que “tuviese en cuenta el derecho de autodeterminación” de los saharauis.

El mediador internacional ha visitado ya en dos ocasiones la región y se ha propuesto mover a las partes para retomar el diálogo mediante una nueva fórmula de trabajo.

Fuentes de Naciones Unidas en Nueva York confirmaron que el encuentro en Austria responde a ese nuevo concepto: contactos informales y alejados de la prensa, que se espera faciliten un ambiente favorable para avanzar hacia negociaciones constructivas, y, finalmente, una solución definitiva al contencioso.

Según esa fuente, los dos días de encuentros en Austria han sido sólo conversaciones “preparatorias e informales” que marcan “una nueva forma de hacer las cosas”. Poco se sabe aún qué propuestas concretas podrán acceder a la mesa de negociaciones en esta estrategia.

Sin embargo, en los últimos meses ha resurgido el recuerdo del fallido Plan Baker: un Sahara autónomo durante cinco años antes de celebrar un referéndum que planteará a la población del territorio tres opciones: independencia, integración en Marruecos o autonomía dentro de este último país.

Noticia publicada en el periodico EL MUNDO en su edicion digital http://www.elmundo.es/elmundo/2009/08/11/internacional/1250019758.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.